Ciudadano Hearst

AP 400701022

Foto: AP images

Con solo 25 años, Orson Welles dirigió, coescribió, produjo y protagonizó la película Ciudadano Kane que muchos críticos de cine consideran como una de las grandes obras de la historia. El argumento narra la vida de Charles Foster Kane, cuya trayectoria tiene numerosas coincidencias con la vida del magnate de la prensa William Randolph Hearst. De hecho, cuando se estrenó la película Hearst trató de prohibir su exhibición y, al no conseguirlo, evitó que fuese mencionada en ninguna de sus publicaciones. Además de la crítica social de la que hacía gala el film, la obra se convirtió en un referente para la industria cinematográfica por su revolucionaria técnica narrativa, especialmente por el trabajo de edición y de fotografía. Wells ya había alcanzado cierto éxito con alguna de sus producciones teatrales y era conocido también por el episodio radiofónico de La guerra de los mundos, por ello la industria de Hollywood le proporcionó los medios suficientes para crear Ciudadano Kane. Aunque recibió un Óscar por el guión, obra de él mismo y del reconocido Mankiewicz, no pudo recuperar su inversión en taquilla y aún tardó unos años en conseguir la fama que hoy precede su nombre. En la imagen sobre estas líneas, se puede ver al director en pleno rodaje en julio de 1940 mientras Gregg Toland, el director de fotografía, sostiene la cámara tras él.