El carnicero de Lyon

Captura 3

Foto: AP

En julio de 1987, el hombre apodado "el carnicero de Lyon" entraba en los juzgados de la ciudad francesa escoltado por dos policías tras haber sido detenido en 1982, a sus 69 años, en Bolivia y extraditado a Francia un año más tarde. Klaus Barbie fue un alto dirigente nazi que perteneció a la Gestapo destinado a Francia durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial. En el juicio al que fue sometido se le consideró responsable de la muerte de 4.000 personas, de la tortura de más de 14.000 ciudadanos franceses y del envío a los campos de concentración de 7.500 personas, entre ellas un grupo de 44 niños judíos, por lo que recibió una condecoración especial. Además, fue el responsable de la tortura y muerte de Jean Moulin, uno de los principales líderes de la resistencia francesa. Tras años escondido en latinoamérica colaborando con la CIA y con las sucesivas dictaduras bolivianas, fue desenmascarado y sentenciado a cadena perpetua por crímenes contra la Humanidad.

Compártelo