De camino al cole

AP 590331199

Foto: AP

Las terribles consecuencias de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) se dejaron sentir durante largo tiempo de manera especial en los territorios donde habían estado activos los principales frentes. Además de las pérdidas humanas, muchos rincones de Europa quedaron totalmente devastados, así como las vías de comunicación que unían sus países, ciudades, pueblos y aldeas. Grandes carreteras fueron reducidas a cenizas, pero también accesos de todo tipo como caminos y senderos que, aunque para menos cantidad de población, eran de vital importancia. Es el caso de los niños que aparecen en la imagen sobre estas líneas. Debido a que el puente Guiglia sobre el río Panaro, en el norte de Italia, cerca de Módena, había sido destruido durante la contienda las comunicaciones entre el campo y la ciudad habían quedado cortadas. Por este motivo, los más pequeños debían usar este rudimentario método para conseguir llegar al colegio cada mañana.