La cabra de Picasso

AP520512053

AP520512053

Foto: AP images

A pesar de que Pablo Picasso es mundialmente conocido por sus obras pictóricas, el artista malagueño también desarrolló su arte en el campo de la escultura. Es una faceta menos conocida, pues realizó muchas menos obras, pero no por ello menos interesante. De hecho, Picasso cultivó prácticamente todas las artes plásticas. Una de las primeras técnicas que aplicó a la escultura fue la del collage, al igual que hizo en la pintura durante sus primeras experimentaciones cubistas. Sin embargo, fue más adelante, hacia la década de 1930, cuando empezó a crear las esculturas que más impacto tuvieron. Entre ellas se encuentra la escultura junto a la que aparece el artista en esta imagen, acabada en 1950 y bautizada como Cabra. La mayoría de los objetos con los que trabajó Picasso para realizar esta obra eran deshechos recuperados y reciclados como por ejemplo una hoja de palmera que utilizó para el lomo o una cesta de mimbre con la que hizo el vientre del animal. Para la exposición que estaba a punto de celebrarse en el Museo de Arte Moderno de París en mayo de 1952, Picasso realizó la versión en bronce que aparece en la imagen y que está mostrando al pintor Edouard Pignon.