De Burgos a Madrid

AP 360722041

Foto: AP images

Tal como se puede leer en los carteles que aparecen en la derecha de la imagen, este grupo de soldados voluntarios marchaban para dejar atrás la ciudad de Burgos. Su destino era Madrid. La fotografía fue tomada en 22 de julio de 1936, pocos días después del golpe de estado liderado por una parte de los generales del ejército español contra el gobierno de la República. Si bien en Burgos había triunfado en golpe, no había ocurrido lo mismo en la capital de España. Por ello, centenares de voluntarios formaron columnas que se dirigían a Madrid para unirse a las tropas rebeldes del general Mola y enfrentarse a las fuerzas del gobierno que defendían la ciudad. Durante prácticamente todo el conflicto, que se extendió de julio de 1936 a abril de 1939, la capital quedó sitiada por las fuerzas del bando sublevado. La población sufrió las terribles consecuencias de los bombardeos constantes y la falta de suministros, y finalmente Madrid cayó por agotamiento en marzo de 1939. Pocos días después, el 1 de abril y precisamente desde la ciudad de Burgos –capital de la zona sublevada durante la guerra–, el general Francisco Franco comunicaba oficialmente por radio la victoria definitiva: " En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo...".