Al borde del exterminio

1024px-Bison skull pile edit

Foto: CC

El bisonte americano, o bison bison por su nombre científico, puede llegar a medir 3 metros de largo y algunos ejemplares alcanzan, e incluso superan, los 1.000 kg. De su aspecto destaca un ancho y fornido pecho, una gran protuberancia en la espalda y el pelaje sobre su prominente cabeza. Tradicionalmente, este animal habitaba las llanuras de norteamérica, pero su extendida presencia se vio muy afectada por el crecimiento de la población que experimentaron las planicies durante el siglo XVIII y, especialmente, durante el XIX. Se cree que en el 1700 había entre 30 y 60 millones de ejemplares, mientras que a finales del siglo XIX el número se había reducido a menos de 1.000 debido a la destrucción de su hábitat y a la caza. La imagen sobre estas líneas fue tomada en 1892 en Detroit, cuando la presencia humana estuvo a punto de exterminar la especie. Todos esos cráneos de bisonte estaban preparados para ser molidos y convertirse en fertilizantes y carbón vegetal. Afortunadamente, algunas manadas se mantuvieron en vida en el zoológico y pudieron ser reintroducidas, gracias a lo cual hoy la población de bisonte americano alcanza los 350.000 miembros aproximadamente.