El bigote postizo de Charles Chaplin

16  Chaplin (Library of Congress)

16 Chaplin (Library of Congress)

Library of Congress
16  Chaplin (Library of Congress)

16 Chaplin (Library of Congress)

Library of Congress

Tal vez muchos no reconozcan al personaje de la foto histórica de hoy, pero se trata nada menos que de Charles Chaplin, uno de los actores de cine cómico más famosos de la historia. Sin embargo, aquí está casi irreconocible sin su característico bigote.

Y es que, de hecho, el bigote de Chaplin era postizo, una parte más de su vestuario, que incorporó al personaje del vagabundo o Charlot para darle un aire más cómico. Existía otra razón, y era que ese tipo de bigote (llamado “cepillo de dientes” o “sello de correos”) era muy popular en Estados Unidos a finales del siglo XIX, por lo que era representativo del hombre común.

Para saber más

El chico, una de sus películas más famosas

La historia de Charles Chaplin, el padre de Charlot

Leer artículo

Existe una teoría según la cual el propio Adolf Hitler, que también llevaba este tipo de bigote, lo habría copiado de Chaplin debido a que era un gran cinéfilo. Sin embargo, no es cierta: Hitler inicialmente llevaba un mostacho al estilo bávaro, pero durante la Primera Guerra Mundial sus superiores le ordenaron cortárselo para que pudiera ajustarse bien la máscara antigas; y al terminar el conflicto ya no volvió a la moda anterior.

La similitud de ambos bigotes resultó perfecta para que Chaplin parodiase al líder nazi en su película El gran dictador. Así, el estilo quedó asociado para siempre a Hitler y su popularidad cayó en picado, a pesar de haber sido distintivo también de uno de los personajes más queridos del cine.