Besos de despedida

beso bélgica

Foto: AP

A pesar de que Bélgica había dejado claras sus intenciones de mantenerse neutral en el conflicto que estaba a punto de estallar -la Segunda Guerra Mundial-, en agosto de 1939 empezó a movilizar a sus reservistas. Había tratado de hacer lo mismo durante la Primera Guerra Mundial, pero el resultado fue la invasión de su territorio por parte del Imperio alemán. En esta ocasión, el país pretendía mantener su compromiso con la paz aún a sabiendas que esto no siempre era garantía de conseguirla. En la imagen sobre estas líneas se puede ver a un gran grupo de soldados ya a bordo de un tren en la Gare du Nord listo para partir y reunirse con los demás miembros de su unidad de con el objetivo de reforzar el Ejército belga. Su mujeres y novias han acudido a la estación para decirles adiós, mientras una de ellas se sostiene de puntillas para alcanzar a su novio con un beso, dejando para la historia una tierna imagen de despedida.