Batalla en Galípoli

AP15498555726

AP15498555726

Foto: AP images

Desde el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) a finales de julio de 1914, había quedado claro que la dinámica del conflicto se regiría por la lógica de las alianzas. Por una lado estaba la Triple Entente (Reino Unido, Francia y el Imperio ruso), y por el otro la Triple Alianza (Imperio alemán y el austrohúngaro). Con diversos frentes abiertos por todo el Viejo Continente, así como en Asia y África, los Aliados habían sufrido numerosas bajas en el Marne e Ypres y planearon aliviar la presión abriendo un nuevo frente. Por ello, se decidió atacar al enemigo en la Península de Galípoli, pues el Imperio otomano se había unido a la Entente y conquistar el estrecho de los Dardanelos supondría un golpe estratégico. En febrero de 1915, británicos y franceses abrieron fuego por primera vez, pero no fue hasta abril cuando consiguieron un mínimo éxito en los desembarcos. En la imagen se puede ver una de las posiciones en las que consiguieron resistir los Aliados, donde los soldados se protegen en una trinchera. De hecho, se aprecia como el fusilero que está de pie esboza una media sonrisa pues, mientras sus compañeros tratan de descansar en el suelo, él se está burlando del francotirador turco que les acecha. Sin embargo, meses después, la resistencia otomana seguía siendo infranqueable y pronto se hizo evidente la derrota de los Aliados, cuyas tropas tuvieron que ser evacuadas. Se calcula que murieron un total de medio millón de soldados, aproximadamente la mitad de cada bando.

Para saber más

¿Cuánto sabes sobre la Primera Guerra Mundial?

¿Cuánto sabes sobre la Primera Guerra Mundial?

Leer artículo