Barricada de caballos

guerra civil barcelon centelles

Foto: Cordon Press

Como muchas de las grandes ciudades de España, el 18 de julio de 1936 Barcelona amaneció en pie de guerra. Algunas unidades del ejército trataron de unirse a la sublevación iniciada por las guarniciones en el norte de África, pero las fuerzas leales a la República organizaron la resistencia y la ciudad se convirtió en un reducido campo de batalla donde proliferaban los enfrentamientos armados y las barricadas. El estallido de lo que se convertiría en la Guerra Civil española (1936-1939) cogió al fotoperiodista Agustí Centelles en la ciudad condal, y partir de ese momento comenzó a trabajar como corresponsal para diversos medios afines a la República. Esta imagen fue tomada por él en la calle Diputació -se puede reconocer la típica baldosa barcelonesa, el panot de flor, en el suelo- el 19 de julio de 1936, donde unos soldados republicanos apostados tras una barricada hecha con caballos muertos apuntan con sus rifles al enemigo. Es conocida la polémica sobre el montaje de esta foto, algo que se da por cierto, aunque no por ello pierde valor como documento histórico, pues los soldados y los caballos estaban allí y Centelles simplemente aprovechó una situación cuyo escenario era de lo más real. Tras ser sofocado el levantamiento en Barcelona, el fotógrafo siguió trabajando durante toda la guerra, documentando entre otras cosas la vida en el frente de Aragón o el bombardeo civil de Lleida en 1937 por parte del bando rebelde.

Compártelo