El 'Bambi' original

AP 380724010

Foto: AP images

Para culminar uno de los periodos de producción dorados de la factoría Disney, compuesto por las películas de Blancanieves (1937), Pinocho (1940), Fantasía (1940) y Dumbo (1941), en 1942 se estrenó en Estados Unidos Bambi. A pesar de que la película fue un fracaso en la taquilla –muy posiblemente no ayudó el contexto internacional focalizado en la Segunda Guerra Mundial ya con el país inmerso en ella–, con el tiempo se ha acabado valorando mucho la calidad y el atrevimiento argumental del film. En primer lugar, fue una de las primeras películas infantiles en introducir la muerte de manera explícita y, entre otras cosas, corría el riesgo de encontrar la oposición de la poderosa Asociación Nacional del Rifle. Sin embargo, gracias también algunas técnicas cinematográficas como los juegos de luz o la obsesión del productor por el realismo de las ilustraciones, Bambi está considerada como una de las mejores películas de animación de la historia. Tan importante era para Walt Disney transmitir lo mejor posible los movimientos de los animales protagonistas, que prácticamente montó un zoo en el patio de su casa. En la imagen se le puede ver haciendo un estudio de dos ciervos de 12 semanas que cualquiera que haya visto la película asociaría inmediatamente con su protagonista.