El asesinato de un líder

AP 650221014

Foto: AP

Sonaron los disparos y cundió el pánico. El cuerpo de Malcolm X cayó sobre las sillas que había detrás de donde el líder por los derechos civiles de los afroamericanos estaba a punto de pronunciar un discurso. Alguien acababa de dispararle a bocajarro, delante de todo el público, su mujer y sus cuatro hijos. La imagen sobre estas líneas muestra como quedó el lugar tras el ataque. Nacido con el nombre de Malcolm Little, renunció a su apellido por considerarlo una herencia de las imposiciones del hombre blanco que había mantenido esclavizado al hombre negro durante demasiado tiempo. Tras su paso por la cárcel se convirtió en el líder que todo el mundo conocería, pues Malcolm X está considerado uno de los afroamericanos más influyentes de la historia. Encabezaba la parte más crítica y agresiva contra un estado al que consideraba culpable de crímenes contra los afroamericanos. El 21 de febrero de 1965 se plantó frente al atril del Audubon Ballroom de Manhattan, pero nunca llegó a pronunciar las palabras que tenía preparadas.