Almuerzo en combate

milicianas madrid

Foto: CC

Equipadas con su arma correspondiente y apoyadas sobre una pared, estas dos milicianas republicanas se toman un descanso durante los combates del verano de 1936 para almorzar en Madrid. Desde el golpe de estado que había tenido lugar el 18 de julio de ese mismo año y que dio inicio a la Guerra Civil (1936-1939), la capital española se había mantenido fiel a la República. Sin embargo, se había convertido en un objetivo primordial para el ejército rebelde, que empezaría el asedio de la ciudad desde el norte con las tropas del general Mola en noviembre. Durante los primeros meses que siguieron al levantamiento, las fuerzas armadas compuestas por voluntarios y voluntarias que se organizaron alrededor de diversas organizaciones y partidos políticos de izquierda fueron una herramienta fundamental para detener el avance de los sublevados, hasta que el gobierno se organizó para crear el Ejército Popular de la República en octubre de 1936.