Acontecimientos extradeportivos

Jamaica Ska

Foto: CC

La capital de México había intentado en dos anteriores ocasiones postularse como sede de unos Juegos Olímpicos cuando finalmente lo consiguió en 1968. Durante la celebración de estas olimpiadas hubo varios motivos extradeportivos que las convirtieron en históricas. Por un lado, al finalizar la carrera de los 200 m lisos, dos de los atletas afroamericanos que subieron al podio protagonizaron uno de los episodios más recordados de la historia de los juegos alzando el puño y agachando la cabeza cuando sonaba el himno nacional de los Estados Unidos, su país, en señal de apoyo a la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos. Otra imagen que pasó a la historia fue la que aparece sobre estas líneas. La atleta mexicana Enriqueta Basilio se convirtió en la primera mujer en llevar la antorcha olímpica y acercarla al pebetero para encenderlo.