A un paso del Holocausto

Foto del día

Foto del día

Foto: AP

Un grupo de niños judíos se agolpan en el gueto de Varsovia en diciembre de 1940, poco después de que las autoridades alemanas decretaran el cierre de los accesos: desde entonces, los no judíos necesitaban una autorización especial para entrar o salir. Este fue el más grande de los guetos creados por el régimen nazi y también el más densamente poblado: cerca de 400.000 judíos, lo que equivalía a casi una tercera parte de la ciudad, fueron hacinados en un espacio muy reducido y unas condiciones pésimas, que propiciaban el hambre y las epidemias. Solo en el gueto murieron más de 90.000 personas, sin contar las que fueron enviadas a campos de concentración.

A principios de 1942, los líderes nazis pusieron en marcha la llamada “solución final”, es decir, el completo exterminio de los judíos. Empezaron entonces las deportaciones masivas a los campos de concentración, lo cual redujo la población del gueto hasta unas 56.000 personas aproximadamente. En 1943, una parte de los habitantes consiguieron armas e intentaron rebelarse, pero el levantamiento fue aplastado duramente por las SS, dejando el gueto en ruinas. Todos los judíos que quedaban en el gueto fueron capturados y el lugar fue transformado en un campo de concentración.