Antigua Roma

Descubren un lujoso mosaico

En una "domus" romana situada entre el Foro y el Palatino se ha localizado un espectacular mosaico del siglo II a.C.

Mosaico

Mosaico

Detalle de las escenas decorativas que componen el mosaico recién descubierto. En la imagen destaca el uso de elementos inusuales, como conchas. 

Ministerio de Cultura de Italia

Un equipo de arqueólogos del Parque Arqueológico del Coliseo, en Roma, ha sacado a la luz varias estancias de una lujosa domus o residencia de época republicana, situada entre el Foro romano y las laderas del monte Palatino, de la que ya se habían excavado algunas estructuras en 2018. 

Los arqueólogos han destacado la importancia del hallazgo, sobre todo en cuanto a las decoraciones murales. Y es que en una gran sala de recepción de esta vivienda se ha localizado un espectacular y raro mosaico, de un tipo que los investigadores catalogan como «rústico». Por las escenas representadas en él y por la época en que fue elaborado (las últimas décadas del siglo II a.C.) no tiene parangón. 

Revestimiento de estuco blanco

Revestimiento de estuco blanco

En otra sala de recepción que los arqueólogos han excavado y estudiado en la domus ha aparecido un revestimiento de estuco blanco que representa diversas figuras y arquitecturas falsas realizadas con gran maestría, como se aprecia en la imagen inferior. 

Ministerio de Cultura de Italia

Esta lujosa residencia se distribuye en varios pisos, que probablemente estaban organizados en terrazas, y se ubica detrás de los Horrea Agrippiana, unos almacenes construidos por Marco Vipsanio Agripa, que fue yerno y mano derecha del emperador Augusto. La casa disponía de varias salas de recepción y una gran sala de banquetes –el ámbito principal de la domus– que se utilizaba durante el verano y que imitaba una cueva (specus). Ha sido precisamente en los muros de este espacio donde se ha descubierto este espléndido mosaico.

 

Conchas y travertino

El mosaico está compuesto por una secuencia de cuatro escenas figurativas delimitadas por pilastras (columnas de base cuadrangular) en las cuales se representan una especie de macetas de las que emergen brotes deloto y hojas de vid, así como réplicas de armas y de trompetas de tipo celta (carnyx), y también proas de barcos con tridentes y timones. Este singular mosaico destaca sobre todo por los elementos usados en su composición. Está formado por diferentes tipos de conchasazulejos de color azul egipcio, cristales preciosos, diminutas lascas de mármol blanco, tártaros o fragmentos de travertino esponjoso y cretonas de puzolana (piedra volcánica) unidos con argamasa. 

Detalle del mosaico

Detalle del mosaico

Detalle de los elementos que componen el mosaico.

Ministerio de Cultura de Italia

La gran luneta superior del mosaico muestra, además, una fantástica representación de un paisaje con una ciudad en el centro y un acantilado con vistas a un mar por el que navegan tres grandes barcos, uno de ellos con las velas izadas. En opinión de los investigadores, la imagen quizá podría aludir «a un doble triunfo, terrestre y naval, del dueño de la domus, que seguramente pertenecía a un aristócrata, presumiblemente de rango senatorial».

Mosaico

Mosaico

El mosaico descubierto en la sala de banquetes de la domus.

Ministerio de Cultura de Italia

Finalmente, según los responsables del Parque Arqueológico del Coliseo, los trabajos de excavación en este yacimiento se prolongarán hasta principios de 2024, y posteriormente se llevarán a cabo trabajos de mantenimiento y conservación para que «uno de los lugares más sugestivos de la antigua Roma», como no han dudado en definirlo los responsables de la excavación, pueda ser visitado por el público y añadir así un atractivo más a los muchos que ya ofrece la Ciudad Eterna.  

Este artículo pertenece al número 242 de la revista Historia National Geographic.