España Contemporánea

Descubierto el origen del sello español más raro

Una reciente investigación ha resuelto el enigma de la joya de la filatelia española: fue el resultado de un error de impresión.

SELLOS

SELLOS

Arriba, a la izquierda, el sello de 6 reales azul para el envío de certificados a Francia y Bélgica, impreso en 1851; en el centro, el sello de 2 reales rojo anaranjado, para el envío de certificados a Portugal, y, a la derecha, el sello de 2 reales azul, fruto del error de impresión ahora explicado.

DE IZQUIERDA A DERECHA: IBERPHIL, IBERPHIL, BRITISH LIBRARY

Ha pasado más de un siglo y medio desde que en 1868 se supo de la existencia del sello de 2 reales en color azul con la efigie de la reina Isabel II, fruto del primer gran error en la filatelia española, según ha descubierto José Antonio Herráiz, investigador de la Real Academia de Filatelia e Historia Postal. Corría el mes de diciembre de 1850 cuando el director de la Fábrica del Sello envió a las oficinas los sellos que debían usarse en 1851. Aquel año se emitieron seis sellos en diferente color y valor. Entre ellos, uno de 6 reales azul y otro de 2 reales rojo anaranjado. Ambos sellos eran de diseño similar aunque de distinto color y valor, y para su impresión se usó la misma plancha, que imprimía pliegos de 170 sellos. Pero, según documentos sacados a la luz en el archivo de la Diputación de Zaragoza, al imprimir los pliegos del 6 reales azul, algún operario olvidó cambiar el valor de un sello de la plancha, haciendo que en cada impresión 169 sellos fueran de 6 reales y uno de 2 reales, el mítico 2 reales azul de 1851. Cuando el gobernador civil de Zaragoza comunicó el error al director de la Fábrica del Sello, este, a inicios de enero de 1851, solicitó a todos los gobernadores que lo retirasen, pero algunos ejemplares no pudieron recuperarse. Se ignora cuántos se imprimieron de esta icónica pieza azul; solo nos han llegado tres, cuyo precio en euros, en caso de ponerse a la venta, podría llegar a siete cifras. 

---

 

Seis cuartos

Seis cuartos

Iberphil

El primer sello del mundo es conocido como Penny Black, y se emitió en 1840 en el Reino Unido. En España, el primer sello se emitió el 1 de enero de 1850: es el llamado 6 cuartos de 1850 (arriba), en color negro y con la efigie de la reina Isabel II, entonces una joven de 19 años; de él se vendieron algo más de 6 millones de ejemplares.

Este artículo pertenece al número 240 de la revista Historia National Geographic.