Tradiciones navideñas

El origen de los villancicos, las canciones típicas de la Navidad

La Iglesia convirtió las melodías medievales campesinas en canciones para celebrar el nacimiento de Jesús y para propagar su mensaje.

Litografía que nuestra a unos niños cantando villancicos.

Litografía que nuestra a unos niños cantando villancicos.

Litografía que nuestra a unos niños cantando villancicos.

Foto: iStock

Campana sobre campana, Los peces en el río o La Marimorena son villancicos que desde hace siglos acompañan a las familias de España y Latinoamérica durante la Navidad. Cantadas normalmente por los más pequeños de la casa, amenizan las veladas de varias generaciones reunidas en la cena de Nochebuena o la comida de Navidad y se han convertido en una de las tradiciones más arraigadas de estas fiestas.

Para saber de dónde provienen y desde cuándo se cantan y escuchan villancicos es interesante analizar la etimología del vocablo en sí mismo. La procedencia de la palabra villancico tiene un origen popular, ya que deriva de la palabra "villa" y a su vez del latín villanus. Sin embargo, y en un principio, el origen de los villancicos no estuvo ligado a la Navidad como tal, sino que estas canciones populares trataban todo tipo de temas cuando comenzaron a popularizarse en España y Portugal durante la Edad Media y el Renacimiento.

De hecho, ya el nombre en sí mismo sugiere de qué trataban las canciones que entonaban los "villanos", es decir, las personas de clase humilde que vivían en las villas medievales. Se trataba de composiciones vocales inspiradas en textos de temática rural y que no siempre iban acompañadas de instrumentos. 

Para saber más

Saturnalia, Antoine Callet

Una festividad pagana de la Antigua Roma originó la Navidad

Leer artículo

Cantar villancicos para difundir el mensaje cristiano

La iglesia vio en el villancico la fórmula perfecta para difundir y propagar su mensaje. Además de componer algunos villancicos inspirados en la figura de Jesus o de la Virgen, se sustituyó la letra profana por una sagrada. Así, los villancicos fueron formando parte cada vez más de las festividades religiosas, siendo la Navidad la celebración en la que esas composiciones se hicieron más populares. A lo largo de los siglos XVII y XVIII, los villancicos alcanzaron una gran sofisticación musical.

En ellos se llegaron a incluir coros, solistas e incluso representaciones escénicas que llegaron a convertirse en pequeñas piezas teatrales. Con el tiempo, los religiosos más puristas comenzaron a repudiar la teatralidad y el carácter de los villancicos porque, como decía el sacerdote y teórico Pietro Cerone, "distraían a los oyentes de la devoción". A finales del siglo XVIII, los antiguos villancicos fueron poco a poco fundiéndose con otros géneros, como la tonadilla, y mucho más tarde con la zarzuela. 

Para saber más

Giotto di Bondone - No. 17 Scenes from the Life of Christ - 1. Nativity - Birth of Jesus - WGA09193

En qué año nació Jesús según la historia

Leer artículo

Villancicos en todo el mundo

Pero no solo en España se cantan canciones para celebrar la Navidad. En otras regiones del mundo, a este tipo de composiciones se las conoce con diversos nombres: Koliadki en Ucrania y Rusia, Koleda en Bulgaria y Polonia, Pastorali en Italia, Weihnachtslieder en Alemania, Christmas Carols en los países de habla inglesa, Aguinaldo en Venezuela o Posadas en México y Centroamérica. 

El villancico más conocido y que todo el mundo ha cantado al menos una vez en su vida es relativamente reciente. Se trata de Stille nacht, heilige nacht, nombre original del famoso Noche de paz, compuesto por un sacerdote austríaco en 1818. Otra canción navideña de gran éxito y conocida en todo el mundo es el célebre Jingle Bells estadounidense.