Un caballo de más de 7 metros

La última obra maestra de Leonardo da Vinci

El caballo diseñado por Leonardo estaba destinado a ser la escultura ecuestre más grande del mundo, pero el genio italiano murió sin verla materializada. Casi 500 años más tarde un mecenas decidió dar forma a los esbozos que Leonardo dejó como legado.

Corría el año 1482 cuando Ludovico Sforza, a la postre Duque de Milán, mandó un nuevo encargo a Leonardo: crear la que habría sido la estatua ecuestre más grande del mundo. El artista de Vinci realizó un modelo de arcilla que tenía una altura de más de 7 metros de altura y que finalmente debía construirse en bronce. En 1499, sin embargo, la guerra llegó a Milán y el caballo realizado en arcilla fue destruido y nunca llegó a construirse el enorme equino. El bronce que iba a ser usado para realizar la escultura, debió destinarse a fabricar munición para la guerra. Los diseños de Leonardo da Vinci realizados en papel sobrevivieron, pero el artista murió antes de que “Il Gran Cavallo” pudiera ser construido.

Pero la fascinación por el trabajo y el arte de Leonardo hizo que el caballo volviera a la vida hace unos pocos lustros. Unos 500 años después de su muerte, inspirado en el artículo publicado en National Geographic en 1977 con el título “The Horse that Never was” (El caballo que nunca existió), el mecenas Charles C. Dent convirtió la realización del caballo de Leonardo en una obsesión, en el trabajo de su vida. A sus muerte en 1994 la escultora Nina Akamu desarrolló la obra de Leonardo completándose en bronce un enorme caballo que actualmente se encuentra en el hipódromo de San Siro, en Milán (Italia). 5 réplicas más de esta versión primera versión han sido realizadas y se encuentran en distintas partes del mundo. El genio sigue vivo cientos de años más tarde.

Para saber más

Batalla de Anghiari

La batalla de Anghiari

El éxito y fracaso de Leonardo da Vinci

En 1503, Leonardo se puso a trabajar en una monumental pintura para el palazzo Vecchio de Florencia que dejó inacabada al fracasar la innovadora técnica con la que pretendía realizarla

Leer artículo


 

1 / 3

Foto: agefotostock

1 / 3

El caballo de Leonardo en el hipódromo de San Siro, Milán.

El enorme caballo de bronce imaginado por Leonardo da Vinci entre 1482 y 1493 y realizado posteriormente por la escultora Nina Akamu se encuentra en el hipódromo de Milán, en Italia.

Foto: CC

2 / 3

Los esbozos de Leonardo da Vinci

Leonardo (1452–1519) dejó esbozado lo que debía ser la escultura ecuestre más grande del mundo. Sin embargo no llegó a verla erigida en vida. Estos diseños sirvieron, unos 500 años más tarde, para hacer realidad el sueño del artista italiano.

Foto: agefotostock

3 / 3

Copia del caballo de Leonardo da vinci en Michigan

 Instalado en el parque de jardines y esculturas Frederik Meijer, en Michigan, la enorme escultura fue realizada por la artista Nina Akamu en 1999.

Compártelo