Un hallazgo excepcional

Unos arqueólogos han descubierto una olla rebosante de monedas milenarias en Pakistán

El yacimiento llevaba 93 años sin dar con un descubrimiento significativo. Ahora, un grupo de arqueólogos ha encontrado una olla de unos 5 kilogramos repleta de monedas de cobre.

mohenjo daro

mohenjo daro

Las ruinas arqueológicas de Mohenjo-Daro se encuentran en Pakistán.

Shutterstock

Cuando pensamos en civilizaciones antiguas, por diversas razones hay algunas que destacan más que otras: Egipto, Mesopotamia, China, y un corto pero imponente etcétera. Sin embargo, poco se habla de la civilización del valle del Indo, descubierta en los inicios del siglo XX: en la región, los yacimientos correspondientes a las ciudades de Harappa y Mohenjo-Daro ("colina de los muertos"), ambas en la actual Pakistán, atestiguan la existencia de un urbanismo temprano, aunque estrictamente planificado. 

Las ruinas de esta segunda están compuestas de adobe y ocupan una extensión de 240 hectáreas, aunque se estima que solo se ha excavado un tercio de su totalidad. Lo que hasta ahora se ha descubierto, sin embargo, muestra que se trata del asentamiento urbano mejor conservado del sur de Asia, el cual data del III milenio a.C.

Desde 1930, cuando el arqueólogo británico John Marshall y su equipo ya llevaban 8 años trabajando en el yacimiento, el estudio de las estructuras urbanas de Mohenjo-Daro había revelado numerosos datos sobre la civilización que allí habitaba: especialmente, la calidad de la arquitectura aportaba evidencias propias de una ciudad desarrollada económica, social y políticamente. 

Artículo recomendado

Gran piscina en el yacimiento de Mohenjo-Daro, en Pakistán.

¿Cómo fueron las ciudades de Mohenjo-Daro y Harappa?

Leer artículo

Pero en relación a los artefactos, el yacimiento llevaba 93 años sin dar nuevos frutos. No ha sido hasta ahora, en noviembre de 2023, cuando un grupo de arqueólogos ha descubierto una olla de unos 5 kg enterrada y rebosante de monedas de cobre que podría pertenecer al período Kushan (I a II d.C.).

Lo que revelarían las inscripciones de las monedas

El tesoro fue encontrado por el equipo de Arqueología de Mohenjo-Daro, dirigido por el Doctor Syed Shakir Shah, el pasado miércoles 15 de noviembre de 2023, y posteriormente las monedas fueron trasladadas al laboratorio para ser analizadas. En relación con los hallazgos anteriores, entre 1922 y 1931 los primeros investigadores excavaron 4.348 monedas de cobre que pertenecían al período Kushan, y por ello ahora es esta la principal línea de estudio, aunque es pronto para saber a qué dinastía corresponden.

 

monedas

monedas

Las monedas se encuentran aglomeradas en un solo bloque.

Saeed Memon

Los expertos han avanzado que el proceso para separar las monedas, que por el momento están aglomeradas en un solo bloque, podría llevar un mes. Este trabajo permitiría conocer la datación de las piezas, si es que, como otros ejemplares de civilizaciones similares, contienen inscripciones con cifras o letras que indiquen una cronología específica.

A pesar de que la olla estaba rota, el tesoro permaneció intacto bajo una pared de adobe de alrededor de 4 metros de altura. Por esta razón, una vez determinado el origen temporal de las monedas, la reliquia se conservará en el Museo Arqueológico de Mohenjo-Daro, visible para los visitantes.

Unas ruinas arqueológicas de gran valor

La ciudad de Mohenjo-Daro se divide en dos zonas: una ciudadela al oeste donde se construyó una estupa budista que data del siglo II d.C. -es decir, sobre las ruinas de Mohenjo-Daro-, y una ciudad baja al este que se extiende a lo largo del río Indo. En esta segunda área, los edificios revelan una planificación urbana estricta y ampliamente desarrollada, caracterizada por la presencia de sistemas de saneamiento y drenaje. 

 

mohenjo daro

mohenjo daro

En el yacimiento se han encontrado evidencias de un sistema desarrollado de drenaje de aguas residuales.

Shutterstock

En el descubrimiento de 1922 se revelaron evidencias de la existencia de un colegio de sacerdotes, pozos para la eliminación de aguas residuales y un gran granero, los cuales ofrecen testimonio de que Mohenjo-Daro fue una metrópoli de gran importancia, que contaba con un considerable desarrollo en el ámbito cívico, económico, social y cultural. Así, la ingeniería y la arquitectura de la civilización del valle del Indo influyeron en la posterior urbanización de asentamientos humanos en la península india

Todo ello, sumado al reciente hallazgo del tesoro que, según los arqueólogos, supone un gran avance tras 93 años sin descubrimientos significativos, ofrece razones para que el yacimiento, junto a su hermano peor conservado, Harappa, esté considerado Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1980. 

 

Recuerda que ya puedes seguirnos en nuestro de Canal de WhatsApp. ¡Únete ahora!