Rechazo a la sociedad moderna

Ted Kaczynski, el Unabomber

Superdotado y genio de las matemáticas, Kaczynski abandonó su brillante carrera científica para irse a vivir como un ermitaño en medio de un bosque de Montana y luchar mediante el envío de cartas bomba a universidades y aerolíneas contra la sociedad industrial que tanto odiaba.

Theodore Kaczynski

El FBI tardó menos de una semana en atrapar al último imitador del Unabomber. Al original, Ted Kaczynski, lo metieron entre rejas en 1996, tras 18 años de ardua búsqueda y después de que The New York Times y The Washington Post publicasen en 1995 su famoso "manifiesto". La forma en que estaba redactado hizo sospechar a David Kaczynski, que el autor podía ser su hermano Ted, el responsable de los atentados que costaron la vida a tres personas e hirieron a otras veintitrés y por las que aún cumple una condena de ocho cadenas perpetuas en la prisión de Florence, Colorado.

Un genio atormentado

Ted Kaczynski, nacido el 22 de mayo de 1942, fue un niño superdotado que comenzó a destacar en matemáticas desde muy pequeño, ciencia en la que halló su particular refugio. Su habilidad con los números le sirvió para saltarse un curso en el Colegio Evergreen Park Central de Chicago, donde estudiaba, y terminar los estudios de bachillerato dos años antes de lo habitual. Con dieciséis años, y un coeficiente intelectual de 167, Kaczynski se graduó en la Universidad de Harvard y posteriormente se doctoró en Matemáticas por la Universidad de Michigan, y con tan sólo 25 años se convirtió en profesor ayudante en la Universidad de Berkeley, en California.

Gracias a una trayectoria brillante en sus estudios, con tan solo 25 años Kaczynski se convirtió en profesor ayudante en la prestigiosa Universidad de Berkeley. Sobre estas líneas le vemos en una imagen tomada en 1967.

Gracias a una trayectoria brillante en sus estudios, con tan solo 25 años Kaczynski se convirtió en profesor ayudante en la prestigiosa Universidad de Berkeley. Sobre estas líneas le vemos en una imagen tomada en 1967.

Foto: CC

Con dieciséis años, y un coeficiente intelectual de 167, Kaczynski se graduó en la Universidad de Harvard y posteriormente se doctoró en matemáticas por la Universidad de Michigan.

Pero ser un superdotado le causó más problemas que alegrías. Con una personalidad compleja y un carácter introvertido, Kaczynski fue objeto de acoso escolar por parte de sus compañeros, hecho que lo marcaría de por vida. En la Universidad de Michigan, Kaczynski realizó un máster y comenzó a publicar artículos en revistas científicas. Escribió una brillante tesis doctoral, titulada Boundary Functions, "Funciones en la frontera", en la que abordaba la teoría de las funciones geométricas, una rama de lo que se conoce como análisis complejo utilizada para importantes aplicaciones en ingeniería. Su alto nivel cognitivo le permitió resolver un problema que uno de sus profesores había sido incapaz de resolver. Asombrado, un profesor afirmó: "Había sido un trabajo tan complicado de resolver, que es posible que únicamente unas 10 o 12 personas en todo el país sean capaces de entenderlo o apreciarlo". Otro profesor dijo sobre él: "No es suficiente con decir que es listo".

De joven, Ted Kaczynski destacó por su inteligencia. Durante su etapa en el instituto fue seleccionado junto a otros cinco alumnos para recibir una beca de estudios. En la imagen, a bajo a la derecha.

De joven, Ted Kaczynski destacó por su inteligencia. Durante su etapa en el instituto fue seleccionado junto a otros cinco alumnos para recibir una beca de estudios. En la imagen, a bajo a la derecha.

Foto: CC

Programa de la CIA

Al parecer, durante su estancia en la universidad, Kaczynski participó en el proyecto MK Ultra, un programa de control mental ideado por la CIA en colaboración con Henry Murray, profesor de Harvard y Fundador de la Sociedad psicoanalítica de Boston. Se cuenta que el proyecto buscaba desarrollar nuevas técnicas de interrogatorio y tortura a partir del control mental. Kaczynski fue sometido a estos experimentos desde 1959 hasta 1962, lo que acabó por quebrar una mente de por sí muy confusa. Pero en una entrevista ofrecida años después a un medio de comunicación, Kaczynski no opinaba lo mismo: "En realidad, sólo hubo un experimento desagradable en el estudio de Murray; duró como media hora y no podría ser calificado como 'traumático' de forma razonable. La mayoría de los experimentos fueron entrevistas y cuestionarios escritos. La CIA no estaba involucrada", y señala que hubo un periodista que buscó a los participantes del estudio y que "no encontró nada que mereciese la pena publicar en los medios".

Kaczynski fue sometido a los experimentos del proyecto MK Ultra desde 1959 hasta 1962, lo que acabó por quebrar una mente de por sí muy confusa.

Para saber más

El escándalo Watergate, espionaje presidencial en Estados Unidos

El escándalo Watergate, espionaje presidencial en Estados Unidos

Leer artículo

Años después, en 1969, y sin motivo aparente, Kaczynski dejó su puesto de profesor en la Universidad de Berkeley y regresó junto a sus padres, mudándose más tarde a vivir a una cabaña en el interior de un remoto bosque en Lincoln (Montana). En aquel momento empezó a desarrollar una vida apartada de la sociedad. Se convirtió en un ermitaño que cazaba para comer y sobrevivía sin luz ni agua corriente. Finalmente, en 1978 Kaczynski desapareció por completo del mundo. No se volvió a saber nada más de él.

Nace el Unabomber

Durante toda su vida, Kaczynski desarrolló una enorme oposición a la sociedad tecnológica. Luchó (y aún lo sigue haciendo desde la cárcel) para que el ser humano regrese a la "vida salvaje" a través de "una completa y permanente destrucción de la sociedad industrial moderna en cada parte del mundo para reemplazar a esta sociedad impersonal, esclava y alienada por otra de pequeños grupos sociales", según sus propias palabras. Para lograr sus objetivos, Kaczynski inició una campaña de terror en mayo de 1978. El primer paquete bomba que envió tenía como destinatario a un profesor de ingeniería de materiales de la Universidad de Northwestern, en Illinois. Al verlo, el hombre desconfió del envío y rápidamente alertó a la policía. Un agente resultó herido al manipularlo.

La campaña de terror de Kaczynski se inició en mayo de 1978. El primer paquete bomba que envió tenía como destinatario a un profesor de ingeniería de materiales de la Universidad de Northwestern, en Illinois.

Para saber más

Vuelo 426 de El Al

Vuelo 426 de El Al

Leer artículo

La segunda carta bomba fue enviada en mayo de 1979 también a la Universidad de Northwestern e hirió a un estudiante. Pero fue la tercera, en noviembre de 1979, la que encendió todas las alarmas. Kaczynski colocó un artefacto explosivo en un avión que hacía la ruta de Chicago a Washington. A causa de un error, la bomba comenzó a humear, lo que provocó que el piloto tuviera que realizar un aterrizaje de emergencia y que varios pasajeros fueran atendidos por inhalación de humo. Un fallo en el mecanismo del temporizador provocó que no el artefacto no detonara y que, por consiguiente, el avión no estallara. Atentar contra un avión está considerado un delito federal en los Estados Unidos, lo que hizo entrar en escena al FBI. Desde entonces, el FBI se refirió a Kaczynski como UNABOMBER (University and Airline Bomber, es decir Bombardero de Universidades y Aerolíneas ). De hecho, durante todos sus años de actividad delictiva, Kaczynski perpetró dieciséis ataques con cartas bomba que acabaron con la vida de tres personas e hirieron a otras veintitrés.

Reproducción hecha por el FBI de una de las bombas utilizadas por Kaczynski.

Reproducción hecha por el FBI de una de las bombas utilizadas por Kaczynski.

Foto: CC

El "Manifiesto"

Kaczynski propuso al FBI dejar de realizar atentados si se publicaba en los principales periódicos del país un texto de 30.000 palabras, escrito por él (conocido como el "El Manifiesto"), titulado La sociedad industrial y su futuro. Firmado por Kaczynski con el pseudónimo de Freedom Club (club de la libertad), en el texto afirmaba que la Revolución Industrial había supuesto "un desastre para la humanidad" y llamaba a la sociedad a revolverse contra ella para regresar a patrones de comportamiento "más naturales". Kaczynski aseguró que una vez publicado su manifiesto la campaña de pánico cesaría, y aunque ningún medio estaba dispuesto a publicarlo, finalmente tanto TheWashington Post como The New York Times cedieron al chantaje y lo difundieron en sus páginas.

Para saber más

La curiosa historia de "A sangre fría", la obra maestra de Truman Capote

La curiosa historia de "A sangre fría", la obra maestra de Truman Capote

Leer artículo

¿Loco o cuerdo?

Pero la publicación del "Manifiesto" sería el principio del fin para Ted Kaczynski. Cuando su hermano David y su esposa lo leyeron encontraron muchas similitudes con algunas de las expresiones utilizadas por Ted en varias de las cartas que les había mandado. Tras informar a las autoridades, el criminólogo James Fitzgerald hizo un análisis comparativo del contenido de las cartas y del manifiesto para determinar si realmente Ted Kaczynski era el Unabomber. Al igual que en el ADN no hay dos secuencias iguales, tampoco en la grafía hay dos letras iguales y se considera un elemento de identificación perfectamente válido.

En 1996 y tras un análisis comparativo de su grafismo, Kaczynski fue detenido por el FBI en la cabaña donde se había instalado en un bosque aislado de Montana.

En 1996 y tras un análisis comparativo de su grafismo, Kaczynski fue detenido por el FBI en la cabaña donde se había instalado en un bosque aislado de Montana.

Foto: CC

Al igual que en el ADN no hay dos secuencias iguales, en la grafía no hay dos letras iguales y se considera un elemento de identificación perfectamente válido.

El análisis comparado de los escritos consiguió que las autoridades judiciales firmaran la orden de detención requerida por el FBI, y el 3 de abril de 1996 Ted Kaczynski fue arrestado en su cabaña del bosque. Tras someterse a exámenes psicológicos, se le diagnosticó esquizofrenia y paranoia. Kaczynski se negó a ser considerado un loco y solicitó defenderse él mismo al sentirse traicionado por sus abogados y su familia. Para evitar la pena de muerte y a cambio recibir una condena a prisión perpetua sin posibilidad de recuperar la libertad y renunciando a la posibilidad de apelación, el 4 de mayo se declaró culpable de todos los cargos federales formulados en su contra y fue sentenciado a cadena perpetua en una prisión de alta seguridad en Colorado, donde aún cumple sentencia.

Compártelo