Neolítico

Los tatuajes de Ötzi, la momia del hielo, unos de los más antiguos del mundo

Los 61 tatuajes descubiertos en la momia de este pastor neolítico fallecido hace 5.000 años son una de las evidencias más antiguas de esta práctica en el mundo. Los expertos apuntan a que más que un significado religioso fueron hechos con fines terapéuticos, para aliviar los dolores provocados por sus múltiples afecciones.

Captura de pantalla 2022-09-20 a las 15.16.19

Captura de pantalla 2022-09-20 a las 15.16.19

Foto: South Tyrol Museum of Archaeology/Ochsenreiter

En septiembre de 1991 dos montañeros descubrieron por casualidad en un glaciar de los Alpes austriacos, el cuerpo de un pastor del Neolítico que se había conservado casi intacto gracias al hielo que lo había sepultado durante más de 5.000 años. La momia de Ötzi, como se llamó a este hombre del hielo por haberse encontrado sus restos en los Alpes de Ötztal, ha arrojado, y todavía arroja, nuevos datos sobre cómo era la vida durante la Edad del Bronce en Europa. Uno de los aspectos que más ha llamado la atención de los investigadores han sido las decenas de tatuajes que lucía la momia, una de las evidencias más antiguas de esta práctica en el mundo. En total 61 marcas de formas geométricas, con líneas de entre 0,7 y cuatro centímetros de longitud, la mayoría dispuestos en grupos de varias líneas paralelas, pero también hay dos cruces, situadas en la rodilla derecha y en el tobillo izquierdo. Todos estos dibujos realizados hace más de 5.000 años mediante unos pequeños cortes que luego se frotaban con carbón.

Para saber más

Ötzi, el hombre de hielo rescatado en las cumbres alpinas

Ötzi, el hombre de hielo rescatado en las cumbres alpinas

Leer artículo

Desde su descubrimiento, numerosas publicaciones mencionan la presencia de los tatuajes en el cuerpo momificado de Ötzi. Pero no fue hasta 2015 cuando se realizó el mapeo completo de la momia, gracias a la última tecnología en fotografía multiespectral no invasiva y un software para procesar las imágenes. El estudio, dirigido por Marco Samadelli, un científico de la institución EURAC en Bolzano (Italia) fue publicado en su momento por la revista Journal of Cultural Heritage y descubrió 61 marcas en la piel, algunas de ellas no reconocibles a simple vista.

Estos 61 tatuajes están divididos en 19 grupos repartidos por todo el cuerpo del pastor neolítico. Gracias al exhaustivo estudio del profesor Samadelli, se descubrió que la gran mayoría de estos conjuntos de dibujos se encuentran sobre las articulaciones de Ötzi y otros dos de estos grupos aparecen en el pecho. Diferentes investigaciones médicas de la momia han establecido que Ötzi padecía artritis y que era propenso a los problemas cardíacos, por lo que se ha relacionado esta práctica con el posible uso de los tatuajes con fines terapéuticos, para calmar los dolores recurrentes que padecía.

Localización de los tatuajes en el cuerpo de Ötzi, el Hombre de Hielo. 

© MARCO SAMADELLI / EURAC / SOUTH TYROL MUSEUM OF ARCHAEOLOGY

En trabajos anteriores sobre los tatuajes del hombre de hielo se apuntó a que la realización de tatuajes se debía a una especie de diagnóstico de dolor lumbar y enfermedad articular degenerativa de rodillas, tobillos y muñecaso que se trataba de una forma temprana de acupuntura. Aunque los tatuajes parecerían contradecir estas teorías (al no hallarse en una zona de articulaciones) la función terapéutica de estos últimos podría estar relacionada con patologías que otros estudios han demostrado que sufría el hombre del hielo y que podrían haber causado dolor en el pecho, como cálculos en la vesícula biliar, tricocéfalos en el colon y aterosclerosis.

Tatuajes de Ötzi

Tatuajes de Ötzi

El tatuaje sobre el tórax a simple vista (izquierda) y a través del ordenador (derecha).

© MARCO SAMADELLI / EURAC / SOUTH TYROL MUSEUM OF ARCHAEOLOGY

Entre otros aspectos que respaldan esta teoría terapéutica de los tatuajes de Ötzi se encuentra el uso de plantas medicinales, una práctica que ya era común entre los neandertales. En el momento de su muerte, Ötzi levaba entre sus pertenencias un hongo del abedul conocido por sus propiedades antibacterianas y sobre su mano herida había puesto un musgo con propiedades curativas para curar la herida producido durante el enfrentamiento de unos días atrás. Hierba que también se ha encontrado en su estómago, por lo que parece seguro que este pastor conocía y usaba los remedios medicinales que se conocían en la época.

Aún con todo ello, los expertos no se atreven a descartar al cien por cien que los tatuajes de Ötzi tatuajes tuvieran una función más simbólica.

Para saber más

La última comida de Ötzi…

La última comida de Ötzi…

Leer artículo