Aliados de Teotihuacán

Se descubre la fecha exacta en que Tikal fue tomada por Teotihuacán

Las estelas descubiertas en el yacimiento de Naachtun permiten fijar en el tiempo cuando se produjo la conquista de parte del área maya por el imperio de Teotihuacán.

En la estela 24 de Naachtun se cuenta como fue tomada la importante plaza de Tikal por un ejército combinado de soldados locales y teotihuacanos.

Fotos: INAH, I. Cases, Centro Nacional para la Investigación Científica.

La lectura de un grupo de estelas encontradas entre las ruinas de varios templos han permitido reconstruir la victoriosa campaña con la que los guerreros de Teotihuacán tomaron la gran ciudad de Tikal en el año 378.

Ante el imparable avance de este imperio procedente del centro de México, los habitantes de Naachtun decidieron unirse a ellos y convertirse en aliados, aumentando su territorio de manera considerable mientras acompañaban a estos nuevos conquistadores en su invasión del Yucatán.

Historia tallada en piedra

Entre la numerosas estelas descubiertas en la ciudad, ninguna ha sido tan valiosa para determinar la fecha de la captura de Tikal como la número 24. Descubierta en 2016, esta gran losa fue esculpida en el período final de Naachtun (siglo IX), una época de decadencia en la que se construyeron algunos templos para rememorar las glorias del pasado.

En su rugosa superficie se detalla como las tropas de la ciudad marcharon junto a los teotihuacanos contra Tikal y tomaron la ciudad el 11 de Eb, que se corresponde con el 16 de enero del año 378.

La pirámide del Jaguar (izquierda) y el templo II (derecha) dominan la gran plaza en el corazón de Tikal.

Foto: Wikimedia Commons

La estela 23 fue tallada para conmemorar la fundación de la dinastía Suutz.

Foto: I. Cases, A. Lacadena, Centro Nacional para la Investigación Científica

A ello se une la información proporcionada por otra estela (la 23), gracias a la cual ahora sabemos que ambos ejércitos se concentraron en Naachtun durante los meses anteriores, y que habían conquistado la plaza de El Perú solo ocho días antes de la caída de Tikal.

Una alianza fructífera

La unión entre ambos pueblos no era nada nuevo, sino que ya llevaban varios años colaborando para repartirse las ciudades mayas. Según cuentan las estalas Naachtun fue gobernada desde el 363 por la dinastía Suutz (murciélago), una línea de reyes que mediante el apoyo militar de la lejana Teotihuacán incrementaron su poder poco a poco, hasta llegar a controlar la gran ciudad de Calakmul y hacerse adorar como dioses por su pueblo.

Aunque teóricamente eran vasallos del imperio, los naachtunes eran indispensables para el control de las ciudades sometidas, pues la capital se encontraba a 1.400 kilómetros de distancia de Tikal en una época en la que las comunicaciones y los movimientos de tropas eran lentos e impredecibles.

Reconstrucción 3D de Naachtun en su época de mayor esplendor.

Foto: C. Gillot

A partir del siglo III Teotihuacán empezó su campaña de conquista, tomando Tikal en el 378 y alcanzando su máxima extensión  a mediados del siglo V. En la imagen la pirámide de la Luna, construida entre el 250 y el 400 durante la expansión del imperio.

Foto: Wikimedia Commons

Así, la ciudad se convirtió en el verdadero poder de la península de Yucatán, reprimiendo revueltas y recaudando tributos en nombre de sus lejanos aliados del altiplano mexicano. Sin embargo esta dependencia terminó por volverse contra la ciudad cuando Teotihuacán entró en decadencia, pues privados de la fuerza de sus aliados fueron conquistados por Calakmul en el año 645.

Las miles de estelas todavía por descubrir y la coordinación entre especialistas de todo Centroamérica, sin duda permitirán rescatar del olvido nuevos episodios de la historia de las grandes ciudades mayas, cuya historia es fragmentaria y poco conocida.

Para saber más

Descubren el posible motivo del abandono de la ciudad maya de Tikal

¿Por qué abandonaron Tikal?

Leer artículo