Bajo el suelo de Roma

Sale a la luz un pavimento de época de Adriano cerca del Panteón

El pavimento, de mármol travertino, se ha descubierto bajo el suelo de la actual plaza de la Rotonda y volverá a ser cubierto en breve.

Una fuga de agua en la plaza de la Rotonda, frente al Panteón, en pleno centro de Roma, provocó que varios adoquines se hundieran causando un enorme socavón .

Foto: Superintendencia Especial de Roma

A finales de abril de 2020, una fuga de agua en la plaza de la Rotonda, frente al Panteón, en pleno centro de Roma, provocó que varios adoquines se hundieran causando un enorme socavón de un metro cuadrado y de entre 2,3 y 2,7 metros de profundidad. Bajo él apareció el antiguo pavimento del lugar, formado por siete losas de mármol travertino (de 80 centímetros de largo, 90 de ancho y 30 de alto), datado en el siglo II d.C., en época del emperador Adriano.

Para saber más

El emperador Adriano, un viajero incansable

El emperador Adriano, un viajero incansable

Leer artículo

Veinte años después

Marta Baumgartner, arqueóloga de la Superintendencia Especial de Roma, comenta que no es la primera vez que aparecen estas losas de travertino en la plaza. Fueron descubiertas en la década de 1990 durante una excavación (y posteriormente cubiertas), y en el año 2000 se encontró una escalera de acceso y los cimientos de la fachada original del Panteón. "Lo interesante es que han sido encontradas intactas, protegidas por un estrato fino de pozzolana (un material volcánico que se usaba para la elaboración de cemento), igual que hace más de veinte años. Eso significa que la tutela arqueológica funciona. Poderlas ver hoy de nuevo nos da la posibilidad de imaginarnos cómo era la Roma imperial y tener una idea de cómo era la plaza monumental delante del templo", afirma la arqueóloga. Y añade: "Roma es así. También en los lugares donde parece que todo está conocido seguimos encontrando nuevas capas por debajo, porque nunca ha sido deshabitada".

Las losas de travertino fueron descubiertas en la década de 1990 durante una excavación.

Lo mismo opina Daniela Porro, directora de la Superintendencia Especial de Roma, que cree que "es una demostración inequívoca de cuán importante es la tutela arqueológica, no sólo como oportunidad de conocimiento, sino que es fundamental para la conservación de los testimonios de nuestra historia, un patrimonio inestimable en particular en una ciudad como Roma".

Han sido encontradas intactas, protegidas por un estrato fino de un material volcánico que se usaba para la elaboración de cemento.

Han sido encontradas intactas, protegidas por un estrato fino de un material volcánico que se usaba para la elaboración de cemento.

Foto: Superintendencia Especial de Roma

Nuevo templo y nuevo pavimento

Según los investigadores, en época de Adriano, esta plaza era mucho más grande que en la actualidad y a ella se abría el Panteón, un templo monumental dedicado a todos los dioses, un ambicioso proyecto que el emperador encargó a su arquitecto de cabecera, Apolodoro de Damasco. Adriano sustituyó el antiguo templo construido en el lugar por Marco Agripa, yerno del emperador Augusto, por el edificio erigido por Apolodoro, y ordenó asimismo una nueva pavimentación de la plaza.

Adriano sustituyó el antiguo templo construido en el lugar por Marco Agripa, yerno del emperador Augusto, por el actual y ordenó una nueva pavimentación.

Pero el antiguo pavimento no podrá ser visto por mucho tiempo. En cuanto se repare la tubería que causó la fuga de agua que le permitió ver de nuevo la luz después de veinte años, y se extraigan muestras para que los arqueólogos lo estudien más a fondo, el socavón será de nuevo cubierto y las losas de travertino volverán a ocultarse bajo el suelo de la actual plaza del Panteón.

Para saber más

El Panteón y el número 28

Los números del Panteón

Leer artículo

Compártelo