Alerta: spoiler

5 datos que son reales y 5 que son ficción en la 'Reina Carlota' de Netflix

El reciente spin-off de 'Los Bridgerton' contiene muchos detalles que sí sucedieron en la vida real, y otros que son fruto de la creatividad de su productora, Shonda Rhimes.

carlota

carlota

Cordon Press. Liam Daniel/Netflix.
Vídeo: 5 cosas que tal vez no sabías sobre la reina Carlota

Vídeo: 5 cosas que tal vez no sabías sobre la reina Carlota

Una semana más tarde del estreno de 'La Reina Carlota', el spin-off de la saga Bridgerton, es necesario poner luz en todos los aspectos históricos que aparecen en pantalla y discernir entre lo que es real y lo que es fruto de la imaginación de Shonda Rhimes, la guionista y productora de la serie.

Rompiendo con la costumbre de las anteriores temporadas, esta vez nos encontramos ante un personaje inspirado en hechos reales, tal y como indica la voz de Lady Whistledown al inicio del primer capítulo. Sin embargo, muchos elementos de la trama no corresponden con la verdadera historia de la reina Carlota (1744-1818), algo que sigue la línea del intencionado estilo anacrónico de la serie.

LO QUE SÍ ES REAL

1. La reina Carlota nació en Mirow y tenía 17 años cuando se casó con Jorge III

youngcharlotte

youngcharlotte

Cordon Press. Liam Daniel/Netflix.

Mecklemburgo-Strelitz fue un pequeño ducado del norte de Alemania en el Sacro Imperio Romano Germánico, y Carlota nació y creció en Untere Schloss (Castillo Inferior) en Mirow

La primera escena del spin-off se desarrolla en esta ciudad, que actualmente está ubicada en el Estado federado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental y tiene alrededor de 3.900 habitantes.

Para saber más

charlotte

¿Quién fue la verdadera reina Carlota que aparece en Los Bridgerton?

Leer artículo

Además, el rey tenía 22 años cuando accedió al trono tras la muerte de su padre. Era soltero todavía, y Carlota, de 17 años, era una buena opción para ser su esposa.

Así pues, los enviados de la corte de Jorge III viajaron el 17 de agosto al ducado de Mecklemburgo-Strelitz para recoger a la futura reina. Llegaron a Inglaterra el 8 de septiembre de 1761 y, a las 9:00 horas de la misma tarde, seis horas después de su llegada, tuvo lugar la boda de la reina Carlota y el rey Jorge III en la Capilla Real del Palacio de St James.

2. Su amor fue real

bridgerton

bridgerton

Cordon Press. Liam Daniel/Netflix.

La relación entre Jorge III y Carlota fue satisfactoria, tal y como aparece en pantalla. Si bien hubo dificultades durante el matrimonio, Carlota siempre fue devota de su marido y lo acompañó en sus momentos de mayor debilidad. 

La reina Carlota escribió una carta al rey cuando este fue apartado de ella, en la que se puede percibir el gran vínculo que había entre ellos: "Mi querido rey, nuestra separación debe ser y realmente es igualmente dolorosa para los dos. Los médicos me aseguran que no debería tener lugar en este momento y, por lo tanto, estoy bajo la dolorosa necesidad de privarme de un placer tan satisfactorio".

3. Jorge III tenía un observatorio en Kew

observatorio

observatorio

Liam Daniel/Netflix

Cordon Press

El rey Jorge III recibió una buena educación, en el contexto de la Era de la Ilustración. Gracias al interés de su padre por la ciencia, frecuentemente se celebraban conferencias sobre astronomía en su casa.

Más tarde, el rey mandó al arquitecto de Kew, Sir William Chambers, a construir un observatorio en el jardín del palacio, en el que Jorge pasó mucho tiempo a lo largo de su vida.

4. El hermano de Carlota se llamaba Adolfo

adolfo

adolfo

Liam Daniel/Netflix

Cordon Press

El hermano de la reina Carlota era Adolfo Federico IV, y fue hijo del duque de Mecklemburgo-Strelitz. Nació en 1738, con lo cual era 6 años mayor que su hermana. 

Si bien no hay extensa información sobre este personaje de la monarquía, se sabe que tuvo un papel fundamental en la firma del contrato de matrimonio entre Jorge III y Carlota. Según el sitio web oficial de la familia real, "el rey anunció a su consejo en julio de 1761 su intención de casarse con la princesa, después de lo cual un grupo de escoltas, dirigido por el conde de Harcourt, partió hacia Alemania para traer a la princesa Carlota a Inglaterra. Llegaron el 14 de agosto de 1761 y fueron recibidos por el hermano de Carlota, el actual duque, y se firmó el contrato de matrimonio".

5. El rey Jorge III tuvo una enfermedad mental

kingloco

kingloco

Liam Daniel/Netflix

Cordon Press

Según el archivo de los Palacios Reales Históricos, en 1765 el rey empezó a presentar signos de una enfermedad mental, y en 1788 esta fue a peor, lo que supuso una amenaza para la seguridad de la reina. 

Para saber más

Lectura durante el confinamiento

9 libros con la enfermedad como protagonista

Leer artículo

Para tratarlo, los médicos de la corte llamaron al especialista en salud mental Francis Willis, cuya metodología fue brutal -en el peor de los sentidos- y conllevó su aislamiento. Algo que tuvo gran impacto en Carlota, que seguía siendo devota de su marido.

LO QUE ES PURA FICCIÓN

1. Carlota no fue regente tras la incapacidad de Jorge III para gobernar

queencharlotte

queencharlotte

La reina Carlota en 'Los Bridgerton'.

Cordon Press

En el Proyecto de Ley de Regencia de 1780, el primogénito de Carlota -Jorge IV- fue declarado Regente en caso de que la enfermedad del Rey se agravase, pero también colocó al propio Rey, su corte e hijos menores bajo la tutela de Carlota.

Después del inicio de la "locura" permanente de Jorge III en 1811, Jorge IV se convirtió en Regente, y Carlota siguió siendo la guardiana de su marido hasta su muerte en 1818.

2. El rey Jorge no enfermó inmediatamente

georgeloco

georgeloco

Liam Daniel/Netflix

Cordon Press

Si bien es cierto que el rey Jorge III tuvo una seria enfermedad física y mental, que algunos expertos han relacionado posteriormente con la porfiria, los archivos históricos revelan que el rey siempre había gozado de buena salud: "había disfrutado de una salud robusta, la vida al aire libre y era un adicto al trabajo".

La enfermedad empezó a agravarse en la década de 1780, mientras que en el spin-off se da pista de ello inmediatamente tras su unión con Charlotte.

3. No hay pruebas de la relación entre los sirvientes

brimsleyreynolds

brimsleyreynolds

Liam Daniel/Netflix

Cordon Press

Es difícil comprobar si existió una relación entre los sirvientes de los reyes ya que, para esta época, la sociedad era profundamente conservadora y la homosexualidad estaba considerada una ofensa importantísima que conllevaba acciones legales y penales. Por lo tanto, la sexualidad homoerótica estaba reservada al ámbito clandestino. Es por ello que podemos decir que la pasión entre Brimsley y Reynolds es pura ficción

Para saber más

01 retrato Oscar Wilde Alfred Douglas

La reina contra Oscar Wilde, a la cárcel por homosexual

Leer artículo

4. Los reyes no vivieron separados al inicio de su matrimonio

kewpalace

kewpalace

Kew Palace

Cordon Press

Jorge III y Carlota vivieron juntos tras su unión matrimonial. No fue hasta la década de 1780, cuando la enfermedad del rey empezó a ser un problema para la seguridad de la reina, que fue recluido junto a un equipo de médicos en Kew.

5. No hubo un 'Gran Experimento'

granexperimento

granexperimento

Liam Daniel/Netflix

Cordon Press

En el spin-off se hace referencia a un 'Gran Experimento' que consiste en probar una sociedad mixta, en la que tanto personas blancas como negras pueden acceder a títulos nobiliarios, propiedades y altos cargos. 

Esto no existió nunca en Inglaterra, ya que en el siglo XVIII la dignidad de personas negras y de otras etnias no estaba considerada, y mucho menos en el estatus social que sugiere la serie. La mayoría de ellas eran de clase trabajadora o esclavas.