Historia y ficción

¿Quién fue la verdadera reina Carlota que aparece en Los Bridgerton?

El spin-off de 'Los Bridgerton', que narra el ascenso al trono de la reina Carlota, toma como inspiración a una monarca que existió realmente en Inglaterra entre 1761 y 1818. Te contamos qué es real y qué no en esta verosímil historia.

charlotte

charlotte

Cordon Press
¿Quién fue la verdadera reina Carlota que aparece en Los Bridgerton?

Vídeo: 5 cosas que tal vez no sabías sobre la reina Carlota

La serie de 'Los Bridgerton' estrenó una nueva temporada el 4 de mayo en Netflix, un spin-off que escenifica el ascenso al trono de la reina Carlota.

La monarca, interpretada en su versión adulta por Golda Rosheuvel, representa a quien fue la verdadera reina de Inglaterra entre 1761 y 1818, Carlota de Mecklenburgo-Strelitz. Sin embargo, el intento de referencia al personaje, aunque resulta verosímil, se mezcla con algo mucho más fuerte en la producción de la serie: el estilo Bridgerton, cuya autenticidad está, paradójicamente, en el anacronismo y el poco rigor histórico

realcharlotte

realcharlotte

Ya lo vimos con la banda sonora, compuesta por temas actuales versionados a violín -como el clásico 'Material Girl' de Madonna-, y con la diversidad étnica colocada en puestos de poder, que no corresponde con la época en la que se ambienta la serie. E incluso la audiencia más detallista descubrió que la raza de perro que aparece en pantalla, el corgi, no existía en Inglaterra en el siglo XIX.

Es por ello que, con el lanzamiento de esta nueva precuela, cabe la necesidad de separar lo que sí y lo que no es real del personaje creado por Julia Quinn y llevado a la pantalla por Shonda Rhimes.

¿Quién fue la reina Carlota de Inglaterra?

Carlota de Mecklenburgo-Strelitz nació en Mirow, actual Alemania, en 1744. Descrita en algunos textos contemporáneos, era una joven educada, amante de las artes y conocedora de la lengua francesa. Pero no fueron sus capacidades las que llamaron la atención del rey Jorge III de Inglaterra -homónimo en la serie- para elegirla como esposa. Al menos, no desde un principio.

Tras la muerte de Federico Luis de Gales, su padre, Jorge III heredó el trono. Como solo tenía 22 años para entonces, no había pensado todavía en el matrimonio. Ante la prisa que exigía la situación, el nuevo rey pidió a la corte una revisión de todas las princesas protestantes alemanas y una posterior elección "a ciegas". Y así fue como la reina Carlota, quien cumplía los requisitos a la perfección, entró en la escena real británica.

0796597

0796597

La reina Carlota de Mecklenberg-Strelitz.

Cordon Press

Tal y como sucede en el spin-off, con 17 años, Carlota se convirtió en la reina consorte de Jorge III y ambos fueron coronados en la Abadía de Westminster en 1761. Menos de un año más tarde, nació el primero de los 15 hijos que tuvieron, dos de los cuales fallecieron antes de llegar a la vida adulta. 

La primera residencia de la pareja real fue el Palacio de St James, hasta que en 1762 se mudaron al recién adquirido Palacio de Buckingham. Allí, la reina desarrolló su pasión por la botánica, disciplina que tomó mucha relevancia en su vida tras comprar los reales jardines botánicos de Kew.

Asimismo, la música formaba parte de su día a día: recibió lecciones de Johann Christian Bach, el hijo del ilustre compositor Johann Sebastian Bach, y fue una importante impulsora de la carrera musical de Amadeus Mozart, algo a lo que se hace mención en uno de los capítulos.

shutterstock

shutterstock

Kew Gardens.

Shutterstock

Respecto a su vida matrimonial, y a pesar de lo que retrata la serie, la relación entre Jorge III y Carlota fue satisfactoria desde el principio, sin embargo, la salud física y mental del monarca empezó a deteriorarse en la década de 1780 y eso conllevó problemas en el ámbito familiar. En relación con esto, la esposa de Philip Lybbe Poyse, quien fue testigo de la coronación en 1761, declaró públicamente: "Nunca hubo nadie más digno de lástima que Su Majestad, ya que ninguna pareja había sido tan feliz como ellos antes de la mayor de las desgracias".

Los trastornos mentales de Jorge III -que sí aparecen en la trama de 'Los Bridgerton'- se volvieron cada vez más frecuentes e intensos, hasta tal punto que el rey se convirtió en una amenaza para la reina, por lo que los médicos tuvieron que aislarlo. Luego, la incapacidad del monarca para gobernar dio como resultado el nombramiento de Jorge IV como Príncipe Regente, aunque Carlota continuó siendo la responsable de su marido hasta el día de su muerte.

Los últimos días de Carlota tuvieron lugar en su habitación, en el Palacio de Kew, separada de su esposo. Murió en 1818 sentada en un sillón negro, rodeada de sus hijas Augusta y María, el príncipe regente y el duque de York. Y Jorge III falleció dos años más tarde en el Castillo de Windsor.

¿La reina Carlota era negra?

La ascendencia étnica de la reina Carlota fue objeto de estudio para los expertos a finales del siglo XX, y ahora, con el lanzamiento del spin-off de 'Los Bridgerton' en el que la monarca está interpretada por dos actrices -una en la versión joven y la otra, en la adulta- de origen ghanés y guyanés, respectivamente, el debate se ha vuelto a abrir

Mientras que en los archivos biográficos de la Casa Real Británica no aparecen datos de la reina Carlota, ni de su contexto familiar lejano, previos a su unión con Jorge III, algunos historiadores sostienen la hipótesis de que tenía ascendencia africana. Otros, que podría ser de origen musulmán.

En este sentido, el historiador de la diáspora africana Mario de Valdés y Cocom planteó en 1997 la posibilidad de que la esposa del rey inglés Jorge III (1738-1820) fuese descendiente directa de Margarita de Castro y Sousa, perteneciente a una rama negra de la casa real portuguesa. Valdés basó su hipótesis en que, en algunos retratos, la reina se ve representada con sutiles rasgos africanos.

Carlota

Carlota

Carlota, reina de Inglaterra entre 1761 y 1818. 

Encyclopedia Britannica

Por otro lado, el historiador y cronista del siglo XVI Duarte Nunes de Leão describió a la que sería esa presunta ascendente de Carlota como una mujer del norte de África, pero no negra. Una hipótesis que también se basaba plenamente en la interpretación de los retratos.

Otros expertos, en cambio, apuntan que la relación genealógica entre Carlota y Margarita de Castro y Sousa es demasiado lejana para considerarse influyente, ya que hubo alrededor de 15 generaciones entre ellas.

Así pues, el origen étnico de la reina Carlota no puede categorizarse de forma  definitiva debido a que no existen evidencias históricas que lo prueben. Lo que sí está claro es que el hecho de que la monarca haya sido representada de tal forma en 'Los Bridgerton' no es fruto del azar, sino del interés popular por una línea de investigación histórica que no ha sido cerrada.