Reconstrucción del Antiguo Egipto

Recrean en 3D la llanura de Giza y las grandes pirámides de Egipto

El proyecto Digital Giza de la Universidad de Harvard permitirá a estudiosos y amantes de la civilización faraónica visitar y conocer las pirámides de Giza tal como las vieron los antiguos egipcios.

Recreación 3D de las pirámides de Egipto.

Foto: Universidad de Harvard

¿Te imaginas contemplar las pirámides de Egipto tal como eran cuando las construyeron hace 4.500 años? Pues ahora es posible gracias a un proyecto impulsado por la Universidad de Harvard llamado Digital Gizagracias al cual tanto investigadores como curiosos podrán observar digitalmente cada rincón de las tres grandes pirámides que se alzan en la llanura de Giza, incluida la esfinge. La web resultante no está todavía completada, pero entre las herramientas tecnológicas previstas se encuentran "formas interactivas de sobrevolar Giza", según afirma el catedrático de Egiptología de Harvard Peter der Manuelian, principal autor de este ambicioso proyecto.

Gracias a Digital Giza tanto investigadores como curiosos podrán observar digitalmente cada rincón de las tres grandes pirámides que se alzan en la llanura de Giza.

Una ingente cantidad de información

Digital Giza reúne recreaciones digitales de estos famosos monumentos y toda la documentación disponible sobre ellos. "Hay una montaña de documentación sobre Giza, pero permanece inaccesible en museos y archivos a lo largo y ancho del mundo. Así que nuestro objetivo es vincular de un modo inteligente los materiales que, por lógica, han de estar juntos. Hay proyectos que reconstruyen lugares antiguos y monumentos virtualmente. Y otros proyectos que digitalizan archivos históricos. Creo que somos uno de los pocos proyectos que hacen ambas cosas", comenta el prestigioso egiptólogo.

Digital Giza reúne recreaciones digitales de estos famosos monumentos y toda la documentación disponible sobre ellos.

Harvard ha publicado asimismo un libro que recoge el desarrollo del proyecto, Digital Giza, Visualizing the Pyramids. En él, Der Manuelian hace referencia a las dificultades que algunos proyectos de investigación y tesis doctorales tenían hasta hace pocos años debido a la dispersión de documentación y piezas arqueológicas por todo el mundo. Ahora, la digitalización de estos archivos facilita que los investigadores puedan centrarse en el trabajo que realmente importa: "Por ejemplo, para una tumba determinada, nuestro sitio web (y la base de datos que hay tras él) junta todas las fotografías –antiguas y nuevas–, mapas, ilustraciones, diarios, planos, publicaciones, manuscritos y los más recientes modelos 3D que hay sobre esa tumba, y se los muestra al investigador", explica Der Manuelian.

Para saber más

Gran Pirámide de Gizeh

TEST

¿Cuánto sabes sobre las pirámides de Egipto?

Los egipcios construyeron decenas de pirámides para enterrar a sus faraones... ¿Cuál es la más alta? ¿Qué faraón construyó más? Descubre estas y otras curiosidades respondiendo las preguntas de este entretenido test.

Leer artículo

Ver lo que veían los faraones

Pero además de la importancia del proyecto para los investigadores, los aficionados y entusiastas del antiguo Egipto también podrán disfrutar de sus magníficas reconstrucciones. Así, la próxima versión de Digital Giza agrupará vídeos introductorios, una línea temporal para situar en su contexto cronológico cada elemento y mecanismos útiles para recorrer virtualmente los distintos emplazamientos arqueológicos.

La próxima versión de Digital Giza agrupará vídeos introductorios, una línea temporal y mecanismos para hacer recorridos virtuales.

Der Manuelian también cree que esta web ayudará a potenciar el turismo educativo y será una estupenda herramienta para los estudiantes: "Imagina ir a Giza y apuntar tu móvil a un montón de ladrillos. Podrá reconstruir el aspecto original del edificio o mostrar el descubrimiento de una estatua que fue hallada en ese punto en 1924. O tener a alumnos de todo el mundo vistiendo gafas de realidad virtual, caminando frente a la Esfinge, quizás como avatares, y escuchando al profesor dar una clase. ¡Las posibilidades futuras son emocionantes!", concluye con entusiasmo el egiptólogo.

Aquí podéis ver algunas de las reproducciones realizadas por los investigadores:

Compártelo