Una voz de hace miles de años

Reconstruyen la voz de una antigua momia egipcia

Un grupo multidisciplinar de investigadores ha publicado los resultados de un singular experimento mediante el cual han logrado reproducir el que sería sonido de la voz de la momia de un sacerdote egipcio que se conserva en el Museo de Leeds.

Tras escanear la momia con tecnología de última generación, los científicos han reconstruido ciertas partes de la misma con una impresora en 3D.

Foto: Leeds Museums & Galleries

El museo de la ciudad inglesa de Leeds conserva entre sus fondos, desde 1823, la momia de Nesiamón, un antiguo sacerdote egipcio que vivió hace unos 3.000 años y que desempeñó sus funciones religiosas en el templo de Amón en Karnak durante el reinado de Ramsés XI (1106-1077 a.C.). Nesiamón es la única superviviente de las tres momias con las que contaba la institución antes del terrible bombardeo de la ciudad durante la segunda guerra mundial que destruyó el museo y dos de las tres momias que en él se conservaban.

La momia de Nesiamón ha sido estudiada en profundidad. De hecho se sabe que el sacerdote medía 1,70 m, sufrió artritis, tuvo problemas de visión resultado de la diabetes que padeció y periodontitis. Incluso los investigadores han constatado que murió alrededor de los 50 años, una edad bastante avanzada según los estándares del antiguo Egipto.

Una laringe impresa en 3D

Tres milenios después de su muerte, los arqueólogos han devuelto su voz a Nesiamón. La momia fue llevada al Hospital General de Leeds donde se estudió su aparato fonador con un escáner de rayos X. Y lo más sorprendente de todo es que, a partir de la imagen del escáner, la cavidad oral, faringe y laringe de Nesiamón han sido reconstruidas con una impresora en 3D. Con todo ello, los investigadores lograron recrear un sonido a partir de un aparato de su invención llamado "órgano de tractos vocales", conectado a un teclado. El resultado es breve, de apenas un segundo, parecido a la pronunciación de la vocal "e", y, según los investigadores, sería así cómo habría sonado en vida la voz de este antiguo sacerdote.

Los científicos estudiaron el aparato fonador de la momia de Nesiamón y lo reconstruyeron con una impresora en 3D. A partir de un aparato llamado "órgano de tractos vocales" lograron reproducir su voz.

El singular aparato ha sido creado por el ingeniero electrónico David Howard, de la Universidad de Londres, que lidera este proyecto junto con el arqueólogo John Schofield, de la Universidad de York. El "órgano de tractos vocales" es un instrumento musical que toca vocales con un teclado conectado a laringes electrónicas y a tractos vocales impresos en 3D a partir de escáneres de personas reales. De hecho, los investigadores sólo han podido obtener una vocal de Nesiamón porque han recreado el sonido que emitiría su tracto vocal en la forma en la que éste quedó momificado. "Su lengua se encogió, probablemente por la deshidratación. Si tuviéramos que reproducir su habla tendríamos que crear una lengua con una forma que parezca razonable para su boca", explica Howard.

El sacerdote momificado vivió durante el reinado de Ramsés XI (1106-1077 a.C.) y actualmente se encuentra expuesto en la ciudad de Leeds.

El sacerdote momificado vivió durante el reinado de Ramsés XI (1106-1077 a.C.) y actualmente se encuentra expuesto en la ciudad de Leeds.

Foto: Leeds Museums & Galleries

¿Era de verdad así la voz de Nesiamon?

Este curioso estudio, resultado de siete años de investigación, se ha publicado en la revista Scientific Reports, y en él los investigadores aseguran que la voz de Nesiamón ha sido reproducida con exactitud. Pero el estudio también ha generado cierto escepticismo entre otros científicos. Por ejemplo, Piero Cosi, un ingeniero electrónico que hace tres años intentó recrear la voz de Otzi, el hombre del hielo, asesinado en los Alpes hace unos cinco mil años, no lo ve muy plausible: "Sin conocer una infinidad de otros factores implicados en la producción de la voz, como la capacidad pulmonar, la densidad y la rigidez de las cuerdas vocales y del resto de músculos involucrados, la absorción de los tejidos y un largo etcétera, nunca se podría llegar a una reconstrucción precisa", afirma el investigador de la Universidad de Padua. Pero concede: "Sin embargo, se puede tener una idea de la voz original".

Algunos investigadores, como Piero Cosi se muestran escépticos con los resultados porque consideran que no se han tenido en cuenta otros muchos factores implicados en la producción de la voz.

La recreación en 3D del tracto vocal de Nesiamón está basada en una técnica creada por el ingeniero y bajo barítono belga Bertran Delvaux, que cree que la desintegración de algunos tejidos blandos de las momias no es impedimento para obtener un bosquejo de la voz original que podría haber tenido esa persona en vida. Exactamente así:

Los investigadores creen que dar la oportunidad al público de escuchar la voz de una persona que murió hace milenios puede llegar a emocionar profundamente además de ser un método muy novedoso de contribuir a la divulgación de la historia de la humanidad. Como dice John Schofield: "Con esta voz convertimos el encuentro entre el pasado y el público en algo con múltiples dimensiones. No hay nada más personal que la voz de alguien. Escuchar una tan antigua será una experiencia inolvidable que logrará que monumentos como Karnak, el templo de Nesyamun, resuciten". La también arqueóloga de la Universidad de York, Joann Fletcher, especialista en momias, muestra asimismo su entusiasmo con los resultados del estudio: "Es extremadamente emocionante. En toda mi carrera he sido capaz de ver a los antiguos egipcios a través de sus cuerpos momificados. Poder ahora escucharlos resulta increíble. La gente podrá a partir de ahora conectar con esa civilización de un modo completamente nuevo", concluye.

Para saber más

man1

Historia

Los secretos que escondían 4 momias del Museo Arqueológico Nacional

El MAN ha anunciado los resultados de las tomografías computarizadas que realizó hace un año a cuatro momias, tres egipcias y una guanche, en el Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid

Leer artículo

Compártelo