Música española

Paco de Lucía, el flamenco hecho arte

Paco de Lucía está considerado como uno de los más grandes guitarristas de todos los tiempos y uno de los mayores impulsores del flamenco, que dio a conocer por todo el mundo. Con su estilo personal e inconfundible, De Lucía, quien nunca se cansó de aprender, es autor de melodías que han dado la vuelta al mundo y ha trabajado al lado de figuras de renombre internacional como Al Di Meola, John McLaughlin o Chick Corea.

Imagen de Paco de Lucia durante un concierto en Timisoara, Rumania, en Septiembre de 2007.

Foto: CC

El 25 de febrero de 2014 moría a los 66 años Paco de Lucía, considerado uno de los máximos exponentes del flamenco español y uno de los más grandes virtuosos de la guitarra, tanto a nivel nacional como internacional. Criado en un ambiente familiar donde el flamenco estaba siempre presente, Paco de Lucía bebió de las fuentes de grandes artistas de la guitarra flamenca como el Niño Ricardo y Sabicas. La influencia de estos dos grandes maestros marcaría profundamente el arte del algecireño, que tocó sus primeros acordes junto con sus hermanos, el también guitarrista Ramón de Algeciras y el cantaor Pepe de Lucía.

La música, un antídoto contra la pobreza

Nacido el 21 de diciembre de 1947 en el popular barrio de La Fuensanta, en la ciudad de Algeciras (Cádiz), Paco fue el menor de los cinco hijos de Lucía Gomes Gonçalves, conocida como La Portuguesa, y de Antonio Sánchez Pecino, un gran aficionado a la guitarra, instrumento que había aprendido a tocar de la mano de Manuel Fernández, conocido como Titi de Marchena. Antonio compaginaba su trabajo como vendedor de frutas y telas con algunas actuaciones en tablaos y fiestas locales con el nombre de Antonio de Algeciras. Pero la difícil situación económica familiar hizo que Paco y sus hermanos, Ramón, María Lucía, Pepe y Antonio, tuviesen que dejar muy pronto la escuela para ponerse a trabajar.

La difícil situación económica de la familia hizo que Paco y sus hermanos, Ramón, María Lucía, Pepe y Antonio, tuviesen que dejar muy pronto la escuela para ponerse a trabajar.

Fotografía de Paco de Lucía tomada en 1976.

Foto: Cordon Press

Así, el padre de los muchachos decidió que estos aprendieran a tocar la guitarra. Antonio tenía la convicción de que si sus hijos se dedicaban al arte flamenco les esperaba un brillante porvenir, por lo que los puso en contacto con artistas de renombre como Antonio El Chaqueta, Chato Méndez, Rafael El Tuerto, El Brillantina de Cádiz y Antonio Jarrita. Muy pronto el joven Paco empezó a ser conocido en los ámbitos musicales locales, y actuó por primera vez en el cine Terraza de Algeciras a finales de 1959 junto con su hermano Pepe. Los dos hermanos formarían poco tiempo después un grupo flamenco llamado Paco y Pepe de Algeciras, nombre que más tarde cambiarían por Los Chiquitos de Algeciras (pero cuando Paco tuvo que buscarse un nombre artístico propio no dudo en adoptar el nombre de su madre como apellido, Paco de Lucía).

Para saber más

Colita, la fotógrafa cronista de una época

Colita, la fotógrafa cronista de una época

Leer artículo

Influencias ilustres

En 1962, tras grabar varios elepés con la discográfica Hispavox, Paco y Pepe se presentaron al Concurso Internacional de Arte Flamenco de Jerez de la Frontera, donde Pepe ganó el primer premio cantando por malagueñas. Pero Paco era demasiado joven para participar en un concurso, por lo que se le concedió un premio especial, el Javier Molina, creado ex profeso para él. Poco después, la familia entera se trasladó a Madrid. Allí, en 1963, los hermanos fueron contratados por la compañía del coreógrafo y bailarín de flamenco José Greco para llevar a cabo una gira de nueve meses por toda Sudamérica.

La gran amistad que el guitarrista entabló con Camarón de la Isla se tradujo en su participación y la de su hermano Ramón de Algeciras en los siete primeros discos del cantaor como acompañantes.

De nuevo en España, Paco grabaría tres discos en colaboración con el también guitarrista Ricardo Modrego y conoció apersonajes tan ilustres del mundo del flamenco como el cantaor Fosforito (a quien acompañó durante una actuación en Salamanca), Camarón de la Isla y el músico Juan El Lebrijano. Junto a ellos formó parte de un grupo (en el que también estaban los artistas Matilde Coral, Paco Cepero y El Farruco) que fue contratado por los mánagers internacionales Horst Lippman y Fritz Rau para participar en el Festival Flamenco Gitano, un evento que recorrió Europa en diversas ocasiones durante la segunda mitad de la década de 1960. Paco de Lucía acabaría trabando una gran amistad con Camarón de la Isla, lo que se tradujo en su participación y la de su hermano Ramón de Algeciras en los siete primeros discos del cantaor como acompañantes y en la aparición de Camarón y Paco, años después, en 1992, en el film Sevillanas, del director Carlos Saura.

Imagen de Paco de Lucia durante uno de sus conciertos.

Foto: Cordon Press

Animado por los guitarristas Sabicas y Mario Escudero, Paco de Lucía se adentró en el mundo de la composición y grabó sus primeros discos en solitario: La fabulosa guitarra de Paco de Lucía (1967) y Fantasía flamenca (1969), algunos de cuyos temas interpretó en 1970 en el Palau de la Música Catalana de Barcelona durante el Festival Internacional que se celebró en la Ciudad Condal con motivo del bicentenario de la muerte de Beethoven, siendo aquel, para algunos de sus biógrafos, el momento de su consagración definitiva. Pero no solo el flamenco interesó a Paco de Lucía. El guitarrista también se sintió fuertemente atraído por el jazz, mundo en el que se introdujo de la mano del saxofonista Pedro Iturralde, con quien grabó un álbum titulado Flamenco Jazz (1967).

Para saber más

B. B. King, el rey del blues

B. B. King, el rey del blues

Leer artículo

Irrupción en la escena internacional

El disco de Paco de Lucía Fuente y caudal, producido en 1973 y en el que se incluía el tema "Entre dos aguas", alcanzó el número uno en las listas de ventas en pocos meses, acercando al guitarrista al gran público, que llegó a alcanzar el reconocimiento mundial. En 1975, Paco actuó en el Teatro Real de Madrid e inició una tanda de conciertos junto a Carlos Santana y a Al Di Meola, en 1977. En 1980 participó también en los conciertos ofrecidos por John McLaughlin y Chick Corea.

Con el paso de los años, Paco de Lucía, que siempre había estado abierto a nuevos estilos, fue abandonando paulatinamente el flamenco más tradicional.

En la cúspide de su fama, en 1977, el guitarrista contrajo matrimonio en secreto con Casilda Varela Ampuero en Ámsterdam debido a la oposición de la familia de ella. Con Casilda tuvo tres hijos: Casilda (1978), Lucía (1979) y Francisco (1983). Con el paso de los años, Paco de Lucía, que siempre había estado abierto a nuevos estilos, fue abandonando paulatinamente el flamenco más tradicional, lo que se reflejó en sus trabajos Solo quiero caminar (1981), Siroco (1987) y Zyryab (1990). En este último disco, en el que participaron Chick Corea y Manolo Sanlúcar, es en el que mejor se aprecia la fusión del flamenco y del jazz con el uso de los teclados y de instrumentos tradicionales. Uno de estos instrumentos es el conocido como el "cajón", muy utilizado en la música afroperuana y que Paco de Lucía conoció de la mano de Carlos Caitro Soto de la Colina durante una estancia del artista en Perú a finales de los años setenta. El guitarrista también se interesó por la música clásica para guitarra y ha dado muestras de esa inquietud en su grabación del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo en 1991.

Paco de Lucía junto a los guitarristas Al Di Meola (izquierda) y John McLaughlin (centro) durante un concierto en Barcelona en la década de 1980.

Foto: CC

Así, y echando una una mirada en perspectiva a la carrera de Paco de Lucía, la mayoría de críticos considera que la aportación más importante que el guitarrista ha hecho al flamenco, con su particular estilo virtuoso, entre rítmico y enérgico, es haber conseguido no solamente popularizarlo, sino también, y sobre todo, internacionalizarlo.

Para saber más

Hendrix Experience

Hendrix Experience

Leer artículo

Un adiós prematuro

Tras veinte años de matrimonio, Paco y Casilda se separaron, y De Lucía conoció en Cancún a Gabriela Canseco, una restauradora mexicana, con quien se casó. La pareja tendría dos hijos, Antonia (2001) y Diego (2007). Precisamente fue en México donde Paco de Lucía pasó sus últimos meses, concretamente en Playa del Carmen, una pequeña ciudad caribeña en el estado de Quintana Roo. Durante una entrevista que De Lucía concedió al magazine del diario El Mundo, el famoso guitarrista pareció mostrarse especialmente premonitorio respecto a su futuro: "Allí es donde de verdad disfruto, en Playa del Carmen, con su mar tranquilito. Voy, me alquilo una casa y me dedico a la pesca submarina. Y luego me cocino lo que he pescado y ya está. No quiero más que eso. Ahora pienso mucho en el tiempo, que ya no tengo tanto. Por primera vez creo que tengo que darme prisa y quedarme más tiempo en casa y dedicarme a componer, que es en definitiva lo que va a quedar. Los conciertos se los lleva el aire".

Fue en México donde Paco de Lucía pasó sus últimos meses, concretamente en Playa del Carmen, una pequeña ciudad caribeña en el estado de Quintana Roo en México.

Imagen de Paco Lucia tomada durante uno de sus últimos conciertos.

Foto: Cordon Press

De Lucia había dejado de fumar hacía dos semanas cuando el 25 de febrero de 2014 empezó a sentirse mal mientras jugaba al fútbol en la playa junto a sus hijos. Ingresado de urgencias en el centro hospitalario Hospiten, el artista falleció en el área de urgencias con tan solo 66 años de edad. Galardonado, entre otros premios, con dos Grammy, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, el Premio Nacional de Guitarra de Arte Flamenco... fue durante la entrega del Príncipe de Asturias de las Artes, que se le concedió en 2004, cuando el portavoz del jurado supo resumir en unas pocas y acertadas palabras la enorme contribución a la música de Paco De Lucía: "Todo cuanto puede expresarse con las seis cuerdas de la guitarra estaba en sus manos".