¿Un emperador transexual?

Un museo británico redefine a un emperador romano como “mujer transexual”

El Museo de North Hertfordshire, en Inglaterra, ha decidido redefinir al emperador romano Heliogábalo como “mujer transexual”, siguiendo las referencias históricas que mencionan sus comportamientos “de mujer”.

Las rosas de Heliogábalo

Las rosas de Heliogábalo

"Las rosas de Heliogábalo", por Lawrence Alma-Tadema.

Colección Juan Antonio Pérez Simón

El museo inglés de North Hertfordshire se referirá al emperador romano Heliogábalo como “mujer transexual” a partir de ahora. Esta decisión se basa en las referencias históricas que mencionan sus comportamientos “afeminados” para la sociedad romana: según los historiadores clásicos Heliogábalo usaba ropa de mujer, maquillaje y pelucas; y en ocasiones se refería a sí mismo como “una dama”.

La decisión, según una portavoz del museo, busca “ser educada y respetuosa con la manera en que la la gente del pasado se identificaba a sí misma”. Sin embargo, no todos los historiadores están de acuerdo con redefinir la identidad de género de Heliogábalo, ya que no se conserva ninguna fuente en primera persona que pueda aclarar cómo se sentía al respecto, y sostienen que su imagen de “afeminado” podría ser un modo para ridiculizarle a los ojos de la sociedad romana, en la que la virilidad del hombre era tan importante.

Quién era Heliogábalo y por qué se debate su identidad de género

Heliogábalo se convirtió en emperador en el año 218 d.C., a los 14 años de edad, y ocupó el cargo hasta el 222, cuando le depusieron y asesinaron. Como había pasado con emperadores anteriores, tuvo un comportamiento que para la aristocracia romana era excéntrico e inaceptable. Se le conoce principalmente por su intento de imponer a un dios oriental como deidad principal del panteón romano por encima de Júpiter: El-Gabal, del que tomó su nuevo nombre, ya que desde que ascendiera al trono imperial se le conoció como Marco Aurelio Antonino Augusto.

Pero más que por eso, lo que escandalizó realmente a la nobleza romana fue su comportamiento no normativo y su supuesta promiscuidad sexual: según el historiador Dión Casio, Heliogábalo se vestía como mujer, usaba pelucas y maquillaje y se depilaba; organizaba orgías en el palacio e incluso se disfrazaba de prostituta para acudir a los burdeles. En una sociedad que valoraba la virilidad como algo fundamental en los hombres, esto era algo inaceptable y más tratándose del emperador. El mismo autor también señala que prefería que le llamasen domina (señora), por lo que durante mucho tiempo se ha debatido sobre su identidad de género.

Tuvo varias esposas, pero según las fuentes romanas mantenía una relación sentimental con un auriga llamado Heriocles. Herodiano, un funcionario imperial que escribió sobre la historia romana, escribe que Heliogábalo estaba “encantado de ser llamado la amante, la esposa, la reina de Heriocles” y que incluso había consultado a diversos cirujanos si podían dotarle de genitales femeninos.

Sin embargo, no existe consenso entre los historiadores acerca de si realmente Heliogábalo se identificaba como mujer o si tuvo los comportamientos que se le atribuyen, ya que no se conserva ninguna fuente escrita en primera persona en la que defina su identidad de género.

Además, todas las fuentes clásicas que abordan su vida le son hostiles, por lo que parte de los expertos se preguntan si su supuesta feminidad no era un modo de desprestigiarle. En este sentido, hay numerosos ejemplos en los que líderes romanos – incluso el propio Julio César – eran atacados por sus rivales o por los cronistas de la época presentándoles como “afeminados”.

Artículo recomendado

Busto de Heliogábalo, emperador de Roma entre los años 218-222 d.C.

Heliogábalo, el controvertido emperador romano de comportamiento "afeminado"

Leer artículo

La decisión del Museo de North Hertfordshire y las reacciones

El Museo de North Hertfordshire se encuentra en la población de Hicthin, en el este de Inglaterra, y alberga colecciones relacionadas con la historia y el patrimonio local. Entre los objetos exhibidos se encuentra una moneda de Heliogábalo, a quien a partir de ahora se referirán con pronombres femeninos.

La decisión se produce después de que el museo haya consultado con Stonewall, una organización europea dedicada a la defensa del colectivo LGTB+, como deberían referirse a esta figura histórica cuya sexualidad e identidad de género son aún objeto de debate.  Keith Hoskins, miembro del Consejo del Condado de Hertfordshire, sostiene que “sabemos que Heliogábalo se identificaba como mujer” y que “con certeza prefería los pronombres femeninos, y por lo tanto eso es algo que debemos reflejar cuando hablemos sobre ella en la actualidad”.

Esto es debatido por parte de la comunidad especializada en el mundo romano, ya que la principal fuente en la que se basa dicha decisión es Dión Casio, un autor que habla de Heliogábalo en un tono abiertamente crítico en su obra y que por lo tanto podría ofrecer una versión interesada. Ante la duda y para “asegurar que las exposiciones, publicidad y charlas sean lo más actuales e inclusivas posible”, de ahora en adelante el museo se referirá a Heliogábalo usando pronombres femeninos.