Antiguo Egipto

Monos indios en el Egipto romano

Arqueólogos polacos han identificado macacos indios en la ciudad de Berenice

Excavaciones en Berenice

Foto: Marta Osypinska

Los habitantes del Egipto romano importaban monos de la India como animales de compañía, según ha descubierto un equipo de arqueólogos polacos. Tras examinar los esqueletos de monos enterrados en una necrópolis de animales próxima al antiguo puerto de la ciudad de Berenice (fundada por Ptolomeo II), en el mar Rojo, los investigadores pudieron comprobar que los primates eran macacos rhesus y macacos de Bonet, dos especies endémicas de la India –y no, como se creía hasta ahora, especies locales de guenon, un simio bastante común en esta región–.

En el Antiguo Egipto, se importaban monos de la India como animales de compañía.

Monos enterrados

Estos monos fueron mascotas muy apreciadas. A su muerte fueron cuidadosamente enterrados y sus cuerpos dispuestos como si fueran niños dormidos. Además, a uno de los simios lo cubrieron con una tela de lana. Junto a la cabeza de otro (en la imagen) se depositaron dos grandes conchas, incluida una que procedía del océano Índico, y a ambos lados del animal aparecieron fragmentos de ánforas. Dentro de uno de estos restos cerámicos se halló un trozo de tela, y en otro, el esqueleto de un lechón y tres gatitos.

Foto: Marta Osypinska


El reciente estudio de los huesos mediante el uso de escáneres 3D y su comparativa con otros han dado lugar a este increíble descubrimiento. El transporte de los animales desde la India hasta Egipto presentaba muchas dificultades, y numerosos monos murieron jóvenes por falta de adaptación, incluso por falta de fruta fresca y otros nutrientes, según los investigadores.

Para saber más

Hallan dos estatuas y una estela en la isla Elefantina, al sur de Egipto

Hallan dos estatuas y una estela en la isla Elefantina, al sur de Egipto

Leer artículo

Este artículo pertenece al número 202 de la revista Historia National Geographic.

Temas Relacionados

Antiguo Egipto

Compártelo