Monedas germánicas en Egipto

Hallan 8.500 monedas acuñadas por vándalos y ostrogodos cerca de Alejandría

Un equipo de numismáticos de la Facultad de Arqueología de la Universidad de Varsovia ha estudiado miles de monedas descubiertas en el yacimiento de Marea, en el norte de Egipto.

Una de las muchas monedas acuñadas por los vándalos encontradas en el yacimiento de Marea.

Una de las muchas monedas acuñadas por los vándalos encontradas en el yacimiento de Marea.

Una de las muchas monedas acuñadas por los vándalos encontradas en el yacimiento de Marea.

Universidad de Varsovia

La ciudad de Marea (conocida como Filoksenite en época bizantina), situada en la orilla sur del lago Mareotis, en el norte de Egipto, fue fundada sobre un asentamiento más antiguo a finales del siglo V. Durante el reinado del emperador bizantino Justiniano, en el siglo VI, Filoksenite adquirió un impresionante impulso arquitectónico y urbanístico que la convirtió en una importante parada para los peregrinos que se dirigían a la tumba de san Menas, uno de los santos mártires más conocidos de Egipto.  

Desde el año 2000, arqueólogos del Centro de Arqueología Mediterránea Kazimierz Michałowski (CAŚ) UW realizan investigaciones arqueológicas en Marea. Actualmente, los trabajos están dirigidos por el arqueólogo Tomasz Derda y se centran principalmente en un gran complejo de baños y en la zona de la basílica construida en época de Justiniano. Las excavaciones en Marea han sacado a la luz, entre otros hallazgos, miles de monedas de diversos períodos, principalmente bizantinas y de época Omeya.

Artículo recomendado

Dos buzos durante los trabajos de extracción de las monedas encontradas en la costa de Cerdeña.

Descubren un excepcional tesoro en las aguas de Cerdeña

Leer artículo

Los misteriosos minimi

Y han sido precisamente las monedas el principal objetivo del proyecto de investigación que lleva a cabo un equipo de numismáticos de la Facultad de Arqueología de la Universidad de Varsovia, dirigido por el arqueólogo Piotr Jaworski y financiado por el Centro Nacional de Ciencias. Los expertos han examinado alrededor de 8.500 monedas descubiertas en Marea, además de otros extraordinarios descubrimientos realizados en este yacimiento egipcio. 

Uno de los elementos más interesantes para los investigadores ha sido el estudio de los restos de las bolsas que servían como "monederos", así como miles de monedas que probablemente perdieron los habitantes de la ciudad o tal vez los peregrinos que recalaban en la ciudad antes de dirigirse a visitar la tumba de san Menas en el complejo monástico de Abu Mena, fundado durante de los primeros siglos del cristianismo.

Uno de los elementos más interesantes para los investigadores ha sido el estudio de los restos de las bolsas que servían como "monederos".

Algunas de las monedas descubiertas durante las excavaciones que se están llevando a cabo en la antigua ciudad de Marea.

Algunas de las monedas descubiertas durante las excavaciones que se están llevando a cabo en la antigua ciudad de Marea.

Algunas de las monedas descubiertas durante las excavaciones que se están llevando a cabo en la antigua ciudad de Marea.

Universidad de Varsovia

"La importancia de nuestras investigaciones en Marea es muy relevante, ya que la cultura material de esta rica ciudad bizantina nos proporciona una idea clara sobre la ciudad más importante de la región, Alejandría. Las posibilidades de realizar investigaciones arqueológicas en ella, debido al desarrollo desenfrenado de la ciudad en los siglos XIX y XX, son extremadamente limitadas, y el estado de desarrollo de los hallazgos monetarios es muy insuficiente", ha manifestado Piotr Jaworski.

Panorámica de las ruinas de la antigua ciudad de Marea, cerca de la ciudad egipcia de Alejandria.

Panorámica de las ruinas de la antigua ciudad de Marea, cerca de la ciudad egipcia de Alejandria.

Panorámica de las ruinas de la antigua ciudad de Marea, cerca de la ciudad egipcia de Alejandria.

Institute for the Study of the Ancient World (CC BY 2.0)

El grupo de monedas que tras su análisis proporcionó los resultados más interesantes ha sido el más numeroso, pero, a priori, también el menos atractivo para los investigadores. Se trata de unas monedas conocidas como minimi, que solo alcanzaban unos pocos milímetros y estaban guardadas en bolsitas. Hasta ahora, este tipo de monedas no se habían investigado en profundidad ni tampoco se han publicado muchos estudios al respecto en revistas especializadas. 

Monedas de sustitución

El equipo de numismáticos de la Universidad de Varsovia decidió analizar cada una de esta monedas, incluso la más pequeña y mal conservada. Finalmente, gracias a sus investigaciones, descubrieron que los minimi hallados en Marea habían sido acuñados en Cartago por los reyes vándalos (un pueblo germánico originario del mar Báltico), que conquistaron la ciudad a los romanos en 439 d.C., y posteriormente por el emperador bizantino Justiniano tras recuperar la urbe.

Numismáticos de la Universidad de Varsovia decidieron analizar cada una de las monedas encontradas, incluso la más pequeña y mal conservada.

Moneda acuñada por los ostrogodos localizada durante las excavaciones llevadas a cabo en el yacimiento de Marea.

Moneda acuñada por los ostrogodos localizada durante las excavaciones llevadas a cabo en el yacimiento de Marea.

Moneda acuñada por los ostrogodos localizada durante las excavaciones llevadas a cabo en el yacimiento de Marea.

Universidad de Varsovia

Junto a estas monedas también se han encontrado unas pequeñas monedas ostrogodas (un pueblo germánico que gobernó la zona norte del mar Negro), que empezaron a circular por el Mediterráneo después de que Marea cayese en  manos de Justiniano.  

Entre las monedas descubiertas en Marea existe también un porcentaje muy significativo de imitaciones de moneda egipcia, incluidas algunas piezas que se acuñaron en el reino de Aksum (en Etiopía) e imitaciones de monedas bizantinas acuñadas en Alejandría. Asimismo, los investigadores quedaron muy sorprendidos al comprobar la gran cantidad que había de un tipo conocido como blanki, que son discos de monedas vacíos fabricados en cobre o plomo y que se utilizaban como monedas de sustitución.