La muerte de un activista

El misterioso asesinato de Malcolm X

El activista Malcolm X se convirtió en el portavoz de la organización religiosa la Nación del Islam. Con su magnifica retórica, el líder afroamericano defendió su idea de la supremacía negra y la segregación de razas. Un año después, el 21 de febrero de 1964, fue asesinado durante un mitin en Nueva York.

Foto: CC

El asesinato de Malcolm Little, conocido mundialmente como Malcom X, sigue suscitando, a día de hoy, numerosos interrogantes. El activista afroamericano fue asesinado el 21 de febrero de 1965 mientras realizaba un mitin en la ciudad de Nueva York. Cincuenta y seis años después, una serie documental se pregunta quién acabó realmente con su vida después de que él mismo predijera su muerte en un debate televisivo.

"Por cualquier medio"

Malcom X era un hombre con una figura imponente y un gran intelecto, que quiso hacer de su organización, la Nación del Islam, una alternativa para todos los afroamericanos que no se dejaban convencer por los discursos y las manifestaciones contra la violencia que pregonaba Martin Luther King, el famoso luchador por los derechos civiles de los afroamericanos. Malcolm X creía firmemente que todos los afroamericanos debían regresar a África, y animó a aquellos que habían sido agredidos por los blancos a que se defendieran "por cualquier medio necesario".

Malcolm X creía que todos los afroamericanos debían regresar a África y animó a todos aquellos que habían sido agredidos por los blancos a que se defendieran.

Conocido asimismo como Detroit Red, por el tono rojizo de su cabello, en 1946 Malcolm fue condenado por robo y pasó seis años en la prisión prisión estatal de Massachusetts donde conoció a John Elton Bembry, un hombre hecho a sí mismo que le recomendó que debía educarse por sí solo. En la cárcel, Malcom entró en contacto con las enseñanzas de Elijah Muhammad, el jefe de una organización conocida como la Nación Perdida del Islam, o Black Muslims, un grupo nacionalista negro que identificaba a los blancos con el diablo. A partir de entonces Malcolm adoptó la X para representar el rechazo a su nombre original, ya que según él "la X musulmana simboliza el verdadero apellido africano. Para mí, mi X reemplaza el apellido del amo blanco, Little, que algún diablo de ojos azules llamado Little impuso a mis antepasados paternos".

Elijah Muhammad, líder de la organización Black Muslims, pronuncia un discurso en 1964 ante una audiencia entre la que se encontraba el boxeador Muhammad Ali, también seguidor de sus enseñanzas.

Elijah Muhammad, líder de la organización Black Muslims, pronuncia un discurso en 1964 ante una audiencia entre la que se encontraba el boxeador Muhammad Ali, también seguidor de sus enseñanzas.

Foto: CC

Para saber más

Nat Turner, el esclavo rebelde del Sur de Estados Unidos

Nat Turner, el esclavo rebelde del Sur de Estados Unidos

Leer artículo

El mal es el hombre blanco

Para cumplir con la restricciones que imponía la Nación Perdida del Islam, Malcolm dejó de fumar, beber y comer carne de cerdo, además pasaba largas horas en la biblioteca de la prisión donde incluso llegó a memorizar un diccionario. Tras su liberación, Malcolm se convirtió en ministro de la mezquita número 11 de Boston. También fundó un periódico, el Muhammad Speaks, que se imprimía en un sótano y era vendido por los miembros masculinos de la organización para recaudar fondos y captar nuevos adeptos. En 1952, Malcolm conoció personalmente a Elijah Muhammad que lo nombró ministro de la mezquita número 7 de Harlem, el templo más grande y prestigioso después de la sede de Chicago. Una vez en Harlem, Malcolm empezó a desplegar toda la oratoria que había aprendido a desarrollar durante su estancia en prisión, y sus sermones en favor de la autodefensa no hacían más que ganar nuevos adeptos para la Nación. En poco tiempo pasaron de 400 miembros a ser 40.000. Sus doctrinas raciales acerca de la maldad intrínseca del hombre blanco y sobre la superioridad natural del hombre negro le granjearon la amistad de personajes famosos, como el boxeador Muhammad Ali. Su talento y su habilidad hicieron que Elijah Muhammad lo nombrase Representante Nacional de la Nación del Islam, el segundo puesto más importante en el escalafón de la organización, sólo por detrás del propio Muhammad.

Sus doctrinas raciales acerca de la maldad intrínseca del hombre blanco y sobre la superioridad natural del hombre negro le granjearon la amistad de personajes famosos, como el boxeador Muhammad Ali.

Malcolm X se hizo mundialmente famoso cuando tras el asesinato del presidente John F. Kennedydeclaraba ante los micrófonos que no le sorprendía en absoluto que "los pollos volvieran a casa para dormir". Tras escuchar estas enigmáticas palabras, Elijah Muhammad lo desautorizó y le prohibió a volver a hablar en público. Desencantado con la corrupción que, en su opinión, se estaba adueñando cada vez más de la Nación, Malcolm dejó la organización en marzo de 1964 y realizó una peregrinación a La Meca, en Arabia Saudí, donde experimentó una segunda conversión y abrazó el Islam sunita. A su regreso a Estados Unidos, y bajo un nuevo nombre, El-Hajj Malik El-Shabazz, Malcolm escribió: "La verdadera hermandad que había visto me había influido para reconocer que la ira puede cegar la visión humana".

Gracias a su carisma y su habilidad oratoria, Malcolm recabó cientos de apoyos para su causa. La prensa también le dedicaba mucha atención, como se puede ver en la rueda de prensa de la imagen sobre estas líneas tomada en 1964.

Gracias a su carisma y su habilidad oratoria, Malcolm recabó cientos de apoyos para su causa. La prensa también le dedicaba mucha atención, como se puede ver en la rueda de prensa de la imagen sobre estas líneas tomada en 1964.

Foto: CC

Para saber más

Jesse Owens, el atleta que derrotó al nazismo

Jesse Owens, el atleta que derrotó al nazismo

Leer artículo

El islam es la "llave"

En abril del mismo año, Malcom fundó la Muslim Mosque Inc. y renunció a las creencias separatistas de la Nación, afirmando que la única solución para superar los problemas raciales en Estados Unidos era el Islam ortodoxo. En una segunda visita a África en 1964, Malcolm se dirigió a la Organización de la Unidad Africana (conocida como Unión Africana desde 2002), un grupo intergubernamental creado para impulsar la unidad de todos los países del continente, la cooperación internacional y el desarrollo económico. En 1965 fundó la Organización para la Unidad Afroamericana con el objetivo de dar visibilidad internacional a la difícil situación de los afroamericanos y hacer causa común con la población del Tercer Mundo.

Malcomo X afirmó que la única solución para superar los problemas raciales en los Estados Unidos era el Islam ortodoxo.

La tensión entre Malcolm y la Nación del Islam llegó a un punto sin retorno en un momento en que las amenazas de muerte y la violencia contra su persona eran más que evidentes. El 21 de febrero de 1965 era un día muy frio en Nueva York. El normalmente imperturbable Malcolm se encontraba visiblemente agitado, y quizá más tras saber que uno de los oradores invitados a la conferencia que iba a tener lugar en el Audubon Ballroom de Harlem había cancelado su charla. Malcolm X ya había predicho su propia muerte, ya fuera a manos de la Nación del Islam o del FBI, cuando participó en un debate en Oxford en diciembre de 1964.

Para saber más

Harriet Tubman y su incansable lucha contra el esclavismo

Harriet Tubman, la "Moises" contra el esclavismo

Leer artículo

La niebla de la sospecha

Malcolm X subió al escenario poco después de las tres de la tarde. Nada más saludar, alguien gritó: "¡Saca tu mano de mi bolsillo!". Sin perder la calma, Malcolm X pidió tranquilidad a los allí presentes. Mientras sus guardaespaldas se habían enzarzado en una pelea, apareció un hombre con una escopeta recortada y disparó directamente al pecho de Malcolm que cayó contra unas sillas que había detrás. En primera fila, su esposa Shabazz, embarazada de su quinto hijo, protegía a los otros cuatro, mientras dos hombres más se precipitaban hasta el escenario para rematar el cuerpo herido de Malcolm. Durante la huida, uno de los pistoleros, llamado Talmadge Hayer, fue herido y recibió una brutal paliza por parte de la gente congregada en el teatro. El cuerpo acribillado a balazos de Malcom X fue conducido rápidamente al hospital, pero los intentos por reanimarlo fueron inútiles.

Imagen del escenario en el que fue asesinado Malcolm X. Rodeados con pintura blanca se pueden ver los agujeros que dejaron las balas que no lograron alcanzar su cuerpo.

Imagen del escenario en el que fue asesinado Malcolm X. Rodeados con pintura blanca se pueden ver los agujeros que dejaron las balas que no lograron alcanzar su cuerpo.

Foto: CC

En primera fila, su esposa Shabazz, embarazada de su quinto hijo, protegía a los otros cuatro, mientras dos hombres más se precipitaban hasta el escenario para rematar el cuerpo herido de Malcolm.

En el año 2020, y después del estreno de la serie documental titulada ¿Quién mató a Malcolm X?, donde se proponían nuevas evidencias acerca del asesinato del activista, la oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan, a petición del Proyecto Inocencia, una entidad sin ánimo de lucro que ayuda a personas condenadas injustamente, comunicó su intención de revisar el caso del asesinato de Malcolm X. Los tres acusados de su muerte: Mujahid Abdul Halim (conocido como Talmadge Hayer), Thomas Hagan, Muhammad Abdul Aziz (apodado Norman 3X Butler) y Khalil Islam (cuyo nombre en clave era Thomas 15X Johnson) habían sido condenados a cadena perpetua, aunque solo Abdul Halim confirmó estar implicado en la muerte de Malcolm X y siempre exculpó a sus compañeros. Aziz, de 81 años, ya había sido puesto en libertad condicional en 1985 y desde entonces ha seguido mantenido su inocencia, y hasta el día de su muerte en 2009, Islam también aseguró que él no había participado en el asesinato de Malcolm X.