España fenicia

La misteriosa ubicación del templo de Melqart en Cádiz

Un nuevo estudio publicado por un investigador de la Universidad de Córdoba sugiere que este importante santuario fenicio se ubicó en San Fernando en lugar de en el islote de Sancti Petri, como se ha creído hasta la fecha.

Hércules atrapa a Cerbero, el guardián del Hades, en su último trabajo.

Hércules atrapa a Cerbero, el guardián del Hades, en su último trabajo. Foto: Cordon Press

Tradicionalmente se ha considerado el islote de Sancti Petri, a 17 kilómetros de Cádiz, como el lugar donde se alzó uno de los templos más importantes de la península ibérica en la Antigüedad: el dedicado al dios fenicio Melqart (Heracles para los griegos y Hércules para los romanos). Este magnífico santuario, perfectamente visible para los barcos púnicos que partían o llegaban a Gadeira (Cádiz), acogía en su interior una llama que nunca se apagaba, una estatua dedicada al gran conquistador Alejandro Magno (Julio César visitó el lugar y lloró ante la estatua del macedonio), además de reliquias y los supuestos restos del héroe protagonista de los doce míticos trabajos. Existen fuentes escritas que afirman que fueron los fenicios los constructores de este complejo religioso al cual se accedía atravesando una puerta flanqueada por dos grandes columnas, en cuyo frontispicio se grabaron los trabajos realizados por el héroe. Durante siglos fue un importante lugar de culto y peregrinación, pero a partir del siglo IV d.C. su estrella empezó a declinar y comenzó su decadencia, y, al final, su desaparición.

Situación del entorno de Gadeira (Cádiz).

Situación del entorno de Gadeira (Cádiz).

Instituto Geográfico Nacional

¿Dónde estaba el templo de Melqart?

Pero ahora, un estudio publicado por Antonio Monterroso Checa, profesor del Área de Arqueología de la Universidad de Córdoba, titulado La ubicación del santuario de Melqart en Gadir: aportación de los datos PNOA-LiDar, y publicado en la revisa SPAL, pone en duda la ubicación tradicional del templo de Melqart en Sancti Petri. "Los datos arqueológicos recuperados en las excavaciones [de Sancti Petri desde hace un siglo] no han sido concluyentes en absoluto y, además, no se han tenido en cuenta otros datos fundamentales de situación, visión y accesibilidad al mismo, como son los datos batimétricos del Instituto Español de Oceanografía y las cartas de navegación", según comenta el investigador, que afirma que se debe descartar el islote como ubicación del santuario puesto que los barcos fenicios encallarían en los fondos arenosos que lo rodean. Asimismo el lugar también está rodeado de afloramientos rocosos que dificultarían enormemente la navegación. Además, teniendo en cuenta que el nivel del mar era entre seis u ocho metros más elevado en aquel momento, Sancti Petri se hallaría muy probablemente bajo las aguas y no podría haber acogido asentamiento alguno.

El islote de Sancti Petri, con su castillo, y el canal balizado para la navegación actual.

El islote de Sancti Petri, con su castillo, y el canal balizado para la navegación actual.

Foto: Antonio Monterroso Checa

El investigador afirma que se debe descartar el islote como ubicación del santuario puesto que los barcos fenicios encallarían en los fondos arenosos que lo rodean.

Otro aspecto, que según el estudio, contribuye a descartar al islote como emplazamiento del templo sería la espesa niebla. "Hoy los barcos circulan con radar y/o GPS por el canal balizado sin inconveniente alguno. Sin embargo, el castillo de Sancti Petri y sus corrales rocosos circundantes pueden aparecer y desaparecer varias veces en cuestión de pocos minutos en función de la bruma, hasta llegar a ser invisibles a pocos metros. Este es un factor marítimo más que desaconsejaría Sancti Petri como lugar elegido para Melqart, máxime a una cota baja de marea", afirma Monterroso Checa. "los fenicios, expertos en navegación y mareas, no deberían haber elegido nunca un lugar como Sancti Petri, tanto por su dificultad de navegabilidad como su exposición al enemigo oceánico. Ni, de haberlo hecho, el santuario habría durado nunca la decena de siglos que perduró", explica el investigador.

Una ubicación alternativa

Por todo ello, el estudio considera una ubicación alternativa para el templo: el cerro de los Mártires, situado en el área de San Fernando, un lugar aún sin explorar que en la actualidad está alejado unos trescientos metros de la línea de costa, pero que en época púnica era la isla más elevada de la bahía de Cádiz. Una situación ideal para el santuario más importante de la península ibérica. El autor cree que es mucho más plausible esta ubicación ya que sería "el primer punto en alto, por encima de las oscilaciones del mar, bien visible, que vería un barco cuando llegaba al umbral de la puerta fenicia de Gadir. Se trata de un punto situado en mitad de la bahía, más prominente incluso que el mismo Gadir insular. Emerge con neta claridad, por tanto, que la situación orográficamente más apropiada para el templo no puede ser el islote de Sancti Petri, sino el cerro de los Mártires o isla meridional de San Fernando, en la actual zona suroeste del área militar de Camposoto", afirma Monterroso Checa.

Islas suroeste de San Fernando en la topografía actual. Modelo Digital del Terreno. LIDAR.

Islas suroeste de San Fernando en la topografía actual. Modelo Digital del Terreno. LIDAR.

Instituto Geográfico Nacional. Imagen generada por el autor mediante software Globalmapper 19.

Monterroso Checa cree que San Fernando es una ubicación mucho más plausible para el templo de Melqart pues sería el primer punto en alto, bien visible, que vería un barco cuando llegaba al umbral de la puerta fenicia de Gadir.

De hecho, la adscripción de Sancti Petri como lugar donde se alzó el santuario de Melqart nunca ha podido ser probada. En 1985, se realizó una excavación en la zona sur que sacó a la luz una inhumación tardorromana o medieval y algunas cerámicas de barniz rojo y gris de época romana. Años después, en 1992, en el entorno del islote aparecieron unas estatuas de bronce, sillares de piedra y otros materiales, y el Centro Andaluz de Arqueología Subacuática llevó a cabo varias campañas de prospección en su entorno sin llegar a ninguna conclusión al respecto. "Por lo tanto, más allá de los exvotos, nada es lo que puede relacionarse estructuralmente con el santuario. Únicamente la documentación de diversos tipos de estatuillas en este entorno amplio de la desembocadura puede ponerse en relación con tan venerado santuario", según Monterroso Checa.

Nueva hipótesis

Por su parte, Lázaro Lagóstena, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Cádiz, que colabora con Monterroso Checa en el proyecto, destaca el "cambio de perspectiva" que supone la nueva propuesta de ubicación del templo de Melqart. "Todo es discutible y habrá un gran debate, pero comparto buena parte de lo que afirma el estudio. Es una hipótesis nueva y la tecnología no invasiva nos permitirá confirmarlo pronto. La bahía de Cádiz es una caja de sorpresas arqueológicas. Los dos parques naturales que rodean Cádiz y la zona militar de San Fernando dan lugar a posibles nuevos hallazgos por sorprendente que parezca, ya que los sedimentos en algunos puntos de la bahía pueden superar los 20 metros de profundidad", afirma el catedrático.

Bahía de Cádiz. Modelo Digital del Terreno. LIDAR.

Bahía de Cádiz. Modelo Digital del Terreno. LIDAR.

Instituto Geográfico Nacional. Imagen generada por el autor mediante software Globalmapper 19.

Los dos parques naturales que rodean Cádiz y la zona militar de San Fernando dan lugar a posibles nuevos hallazgos por sorprendente que parezca, ya que los sedimentos en algunos puntos de la bahía pueden superar los 20 metros de profundidad.

Los científicos afirman que ha habido modificaciones en el nivel del mar de entre seis y ocho metros en los últimos 6.500 años. Esta subida de las aguas y su retroceso posterior, así como la deforestación y la presencia de cultivos, fue modificando con el tiempo el contorno de la rada."Utilizando los datos PNOA-LiDAR [láser] y el resto de argumentos [historiográficos y geológicos], se desvela quizás la probable situación del santuario de Melqart Gadirita en San Fernando. De comprobarse algún día esta hipótesis en un entorno arqueológicamente inexplorado, la isla cobraría, de nuevo, su justo y merecido protagonismo en los orígenes de Gadir. No en vano albergaba su más potente centro logístico bajo la advocación del dios protector de los caminos y del comercio", concluye Monterroso Checa.

Para saber más

Estrabón, el griego que describió Iberia

Estrabón, el griego que describió Iberia

Leer artículo

Compártelo