Un rostro atemporal

La máscara de Tutankamón, una obra maestra del arte egipcio

Este objeto funerario que Howard Carter descubrió sobre la momia de Tutankamón se ha convertido en una pieza famosa en todo el mundo y una de las más visitadas del Museo Egipcio de El Cairo. Pero en 2014 su barba ceremonial se desprendió durante unas labores de limpieza. Finalmente, en 2018, una restauración con cera de abejas devolvió su esplendor a este icono del Egipto faraónico.

Un trabajador del Museo Egipcio realiza labores de desinfección junto a la máscara de Tutankamón.

Foto: AP

Casi todo el mundo coincide en afirmar que la máscara funeraria de Tutankamón, una pieza magnífica que cubría los hombros y el rostro de la momia del faraón, es uno de los objetos más hermosos y fascinantes del arte egipcio, y, posiblemente, uno de los más icónicos del mundo. La máscara, que representa al faraón tocado con el característico pañuelo nemes ceremonial, pesa unos once kilos y mide 54 centímetros de alto.

La pieza presenta un gran simbolismo en su composición. Es de oro, el material del que estaba hecha la carne de los dioses para los antiguos egipcios, y de lapislázuli, una piedra de un azul intenso, el color del cabello de las divinidades.

Además, la máscara de Tutankamón también lleva incrustadas piedras ornamentales como el cuarzo y la obsidiana que componen los ojos, y pasta de vidrio. La frente del rey está ceñida con el ureo, la cobra Uadyet y la diosa buitre Nekhbet, divinidades protectoras de la realeza. El rey luce además la barba ceremonial trenzaday, alrededor de su cuello, un acho collar usej, formado por doce vueltas de cuentas elaboradas con pasta de vidrio de colores. Se sujeta a los hombros con dos cabezas de halcón.

Para saber más

Vista desde abajo de la máscara de Tutankamón, expuesta en su vitrina del Museo Egipcio de El Cairo.

Tutankamón, los secretos del tesoro de un faraón

Leer artículo

¿Una máscara reutilizada?

Pero ¿era esta impresionante máscara un fiel retrato del faraón? Ciertos investigadores, como el egiptólogo francés Marc Gabolde, creen que esta pieza, al igual que muchas otras pertenecientes al ajuar funerario del rey, fue reutilizada y antes formó parte del ajuar preparado para el enterramiento de la princesa Meritatón, hija de Akhenatón y Nefertiti y hermanastra de Tutankamón.

Algunos investigadores creen que la máscara funeraria de Tutankamón fue reutilizada, y antes formó parte de otro ajuar funerario.

Vista desde abajo de la máscara de Tutankamón, expuesta en su vitrina del Museo Egipcio de El Cairo.

Foto: AP

La máscara se compone de varias partes ensambladas, entre ellas el rostro, que muestra un color ligeramente distinto al resto, lo que ha llevado a sugerir que este elemento fue desmontado y sustituido por otro con rasgos masculinos, aunque un reciente estudio de Rayos X sugiere que todas sus partes tienen la misma composición metálica, lo que invalidaría esta teoría. Sin embargo, las dudas persisten. En el borde de la máscara, cerca del hombro izquierdo, aparece el nombre de Tutankamón inscrito sobre lo que parece ser un nombre anterior. Tampoco aquí se ponen de acuerdo los expertos. Para el egiptólogo Nicholas Reeves se trataría del nombre de Nefertiti, en cambio para Gabolde, el nombre del rey se habría escrito sobre el de Meritatón.

Para saber más

42-28849436 63

El fabuloso tesoro de Tutankamón

Leer artículo

Restauración de la máscara de Tutankamón con cera de abejas

Con todo, la máscara funeraria de Tutankamón ha sido desde su descubrimiento la pieza estrella del Museo Egipcio de El Cairo, y también la protagonista de algunas vicisitudes. Por ejemplo, en 2014, durante unas labores de limpieza del objeto, la barba ornamental se desprendió accidentalmente y fue objeto de una chapucera restauración. Por fortuna, en 2018, la máscara más famosa del mundo fue adecuadamente restaurada por un equipo de expertos alemanes dirigido por Christian Eckmann, en colaboración con las autoridades egipcias, que se congratularon de la imagen de seriedad y profesionalidad que ofreció finalmente el país. Además, la restauración proporcionó una increíble sorpresa. "El proceso de restauración reveló un nuevo descubrimiento arqueológico relacionado con la técnica original que se utilizó para concebir la máscara", informó el Ministerio de Antigüedades de Egipto en un comunicado.

En 2018, la máscara más famosa del mundo fue adecuadamente restaurada por un equipo de expertos alemanes dirigido por Christian Eckmann, en colaboración con las autoridades egipcias.

La máscara funeraria de Tutankamón en el Museo Egipcio de El Cairo, en una imagen tomada el 16 de diciembre de 2015.

Foto: Nariman El-Mofty / AP Photo / Gtres

En el interior de la barba ornamental se halló un tubo de oro que fue utilizado para acoplar la pieza a la máscara. También se ha podido conocer el material empleado para fijar la barba a la máscara: cera de abejas, el mismo material que se usaría en el proceso de restauración. El equipo de expertos se decantó para reparar la máscara por un producto natural y no por una cola sintética. Asimismo, los restauradores emplearon herramientas de madera para no rayar tan valioso y emblemático objeto, que está destinado, de nuevo, a ser uno de los protagonistas de la colección del Nuevo Museo Egipcio que pronto se inaugurará junto a las pirámides de Giza.

Para saber más

Detalle de la decoración mural del muro xxxx. En ella Tutankamón, sujetado por su ka, abraza al dios Osiris.2573278

El significado de las pinturas de la tumba de Tutankamón

Leer artículo