Descubrimientos en Egipto

Localizada la tumba de un alto funcionario del antiguo Egipto en Saqqara

Un equipo polaco de arqueólogos que excava en las inmediaciones de la pirámide escalonada de Zoser, en la necrópolis de Saqqara, ha descubierto la tumba de un alto funcionario de la dinastía VI que ostentó, entre otros, el título de "guardián de los secretos del faraón".

Boceto en la capilla de la tumba de Mehcheczi que muestra a unos hombres conduciendo a un órix.

Foto: Jarosław Dąbrowski/PCMA

Un equipo de arqueólogos polaco, dirigido por Kamil O. Kuraszkiewicz, de la Facultad de Estudios Orientales de la Universidad de Varsovia, que excava en la necrópolis de Saqqara, en Egipto, a unos veinte kilómetros de El Cairo, en el marco del proyecto arqueológico del Centro de Arqueología Mediterránea de la misma universidad, ha descubierto en una zona de la necrópolis, conocida como "Foso Seco", la tumba de un alto funcionario del Reino Antiguo, concretamente de la dinastía VI (2305-2118 a.C.), llamado Mehcheczi, que sirvió en la corte del faraón Userkare.

El Foso Seco es una parte del yacimiento de Saqqara, de forma rectangular, que se extiende junto a la pirámide escalonada del faraón Zoser, de la dinastía III (2592-2544 a.C.), y tiene unas proporciones considerables (750 x 600 metros). Hoy en día el lugar se encuentra cubierto por escombros y arena, y no es visible desde el suelo, así que lo que se oculta bajo su superficie solo puede ser observado gracias a la fotografía aérea y las imágenes de satélite. Uno de los hallazgos más recientes del Foso Seco es la entrada a la tumba de Mehcheczi, ubicada en su lado oriental, que los arqueólogos localizaron en octubre de 2021. "Por ahora solo hemos descubierto la fachada del santuario, el interior está a la espera de la próxima campaña de excavación. Probablemente gracias a su buena posición, Mehcheczi pudo contratar a un eficiente equipo de artesanos, ya que su capilla está decorada con relieves de excepcional belleza", ha relatado Kuraszkiewicz.

La necrópolis de Saqqara. Al fondo de la imagen, la pirámide escalonada del faraón Zoser.

Foto: iStock

El guardián de los secretos del faraón

Aun así, la información que los arqueólogos han podido obtener de los relieves e inscripciones de la capilla de la tumba de Mehcheczi es muy prometedora. De hecho, aún no han podido penetrar en el interior de la tumba, que se halla en un nivel inferior, algo que está previsto llevar a cabo durante la próxima campaña. Así, las decoraciones de la capilla muestran que, entre otras cosas, este personaje ostentó importantes cargos en la corte de Userkare, como el de inspector de la hacienda real, sacerdote de culto de la tumba del rey Teti y, lo más importante, guardián de los secretos del faraón. Según Kuraszkiewicz, esto podría interpretarse como que Mehcheczi "es posible que que tuviera derecho a conocer los documentos que se presentaban en la cancillería real antes de que se hicieran públicos. Pero esto es solo una suposición, porque tenemos muy poca información sobre este período".

Relieve que muestra al propietario de la tumba.

Foto: Jarosław Dąbrowski/PCMA

Los relieves de la capilla muestran al propietario de la tumba, pero la decoración está inacabada. En los muros aún son visibles los bocetos en tinta negra sobre yeso de cal y los relieves no han conservado la policromía, pero tienen muy buena calidad. "El propio relieve delata una mano excepcionalmente hábil –líneas elegantes, modelado sutil– de un artista al menos tan bueno como el mejor de los autores de relieves de la tumba de Merefnebef", ha declarado Kuraszkiewicz. Merefnebef, cuya tumba (descubierta en 1997 y que conserva en excelente estado su policromía) se halla en las inmediaciones, fue visir del faraón Userkare, y todo indica que Mehcheczi vivió en el mismo período.

Los relieves de la capilla muestran al propietario de la tumba, pero la decoración está inacabada. En los muros son visibles aún los bocetos en tinta negra sobre yeso de cal.

Kuraszkiewicz también ha señalado que la calidad de la roca con la que fue construida la capilla de Mehcheczi no es muy buena. Es muy frágil y se encuentra muy erosionada, por lo que los investigadores tuvieron que consolidarla de inmediato para evitar desprendimientos. Kuraszkiewicz también ha afirmado que el descubrimiento de esta tumba no ha sido una completa sorpresa para el equipo puesto que en el Foso Seco existe una gran cantidad de sepulturas de las dinastías III y VI, aunque lo que sí ha constituido una sorpresa, según el arqueólogo, ha sido "la calidad de los relieves y el nombre del propietario".

Para saber más

Las tumbas de Saqqara

Las tumbas de Saqqara

Leer artículo

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!