Genio del barroco

Los secretos de 'Lección de anatomía', la primera obra maestra de Rembrandt

1434px-Rembrandt - The Anatomy Lesson of Dr Nicolaes Tulp

1434px-Rembrandt - The Anatomy Lesson of Dr Nicolaes Tulp

Foto: Mauritshuis

En 1632 el gremio de cirujanos de Amsterdam encargó a un joven de 25 años recién llegado a la ciudad que pintara la lección anual de anatomía que impartía cada enero el doctor Nicolaes Tulp en la sede de la asociación. El resultado final fue una obra que sirvió de carta de presentación de Rembrandt van Rijs como un retratista virtuoso y le abrió las puertas de la vanidosa aristocracia holandesa, que quería verse retratada por este nuevo genio. La lección de anatomía del doctor Niolaes Tulp ya anticipaba un dominio prodigioso del retrato y del claroscuro que dirige sutilmente nuestra mirada hacia el lugar que el pintor quiere que la dirijamos. Unas características que el propio Rembrandt, convertido en una eminencia artística sublimaría una década después en otra archiconocida pintura: La ronda de noche.

1 /12
iStock-1017818720

Foto: iStock

1 / 12

Trabajo por encargo

La pintura fue un trabajo encargado a Rembrandt por el gremio de cirujanos. cada cierto tiempo, la corporación encargaba una pintura que representara a sus miembros más prestigiosos para exhibirla en su sede, situada en el waag, el edificio civil más antiguo de Amsterdam. Durante la Edad Media formaba parte de las murallas de la ciudad y, hacia 1600, con el derribo de los muros quedó integrado en la nueva plaza del mercado. 

 

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 13.20.52

Foto: Mauritshuis

2 / 12

Un acontecimiento poco frecuente

Las lecciones de anatomía eran un acontecimiento muy raro. La moral religiosa veía mal profanar de esta manera el cuerpo de los difuntos y debían hacerse en cadáveres que no hubieran sufrido una muerte violenta. Es por ello que solo se realizaba una cada año, con el cuerpo de un criminal ajusticiado en la horca. Se trataba de un evento social al que asistían estudiantes, colegas y público en general pagando una entrada que servía para sufragar los gastos del gremio. La pintura representa la que se efectuó el 31 de enero de 1632 a Aris Kindt, ahorcado esa misma jornada.   

The Anatomy Lesson of Dr. Deijman

Foto: Amsterdam Museum

3 / 12

Un espectáculo desagradable

Normalmente las lecciones comenzaban con la evisceración y la trepanación del cráneo del cadáver para observar sus órganos internos. Rembrandt eligió un motivo menos sangriento ya que el objetivo no era documentar la práctica de forma realista, sino realzar y prestigiar la labor del doctor y del gremio. En 1656, Rembrandt sí se atrevió a representar de forma crudamente realista uno de estos acontecimientos en La lección de anatomía del doctor Deijman, sustituto en el puesto de Nicolaes Tulp. Se trata de un fragmento de una obra mayor, casi completamente destruida por un incendio.

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 13.29.17

Foto: Mauritshuis

4 / 12

Cirujano de prestigio

Nicolaes Tulp era uno de los doctores más prestigiosos de Amsterdam. Había sido elegido profesor de anatomía del gremio en 1628 y desempeñaría este cargo hasta 1652. Durante su vida gozó de un gran prestigio entre sus conciudadanos y desempeñó diversas funciones de gobierno en la ciudad. Rembrandt lo representó bien vestido, con un elegante sombrero que no debía lucir en este tipo de lecciones porque dificultaría su trabajo

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 15.32.00

Foto: Mauritshuis

5 / 12

Tres manos "trabajando"

Con su mano derecha, el doctor Tulp sostiene un tendón del brazo del difunto a través del instrumental médico, mientras que con la mano izquierda reproduce el movimiento de lo dedos que provoca en el cadáver.

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 16.09.55

Foto: Mauritshuis

6 / 12

Teoría y práctica

A los pies del cadáver, Rembrandt pintó un manual de anatomía, se supone que abierto por la página de la lección del doctor Tulp, para que los observadores pudieran apreciar la teoría y la práctica.

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 15.48.54

Foto: Mauritshuis

7 / 12

Un retrato de grupo y un sombrero borrado

Los colegas de Tulp está representado de forma individualizada. Rembrandt hizo un retrato personal de cada uno ellos en el que lucen elegantes y caras ropas, y con unas gorgueras y cuellos, totalmente incompatibles con la sangrienta autopsia de un cadáver. Todos ellos dirigen su mirada hacia el detalle principal de la pintura, el cadáver y el trabajo de Tulp sobre él. En este sentido, el personaje del fondo lucía un enorme sombrero en una primera versión de la obra, que Rembrandt eliminó, seguramente debido a que podría distraer la atención de la escena principal.Los galenos que aparecen en la escena pagaron por salir en ella, una suma mayor cuanto más central era su posición en la obra, incluido el doctor Tulp, que pudo llegar a pagar el doble que alguno de sus colegas. 

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 16.10.11

Foto: Mauritshuis

8 / 12

Lección de anatomía

La hoja que sostiene este asistente a la lección del doctor Tulp parecen apuntes sobre la anatomía y el movimiento del brazo. A inicios del siglo XVIII, estos garabatos fueron tapados por una mano anónima para escribir los nombres de los personajes reflejados en la obra, lista que encabezaba Nicolaes Tulp.  Pero durante una restauración a fondo llevada a cabo entre los años 1997 y 1998, los conservadores decidieron borrar este añadido para restituir la pintura a su formato original y devolver esta segunda lección de anatomía a la vista del espectador. 

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 15.54.32. Cadáver de carne y hueso

Foto: Mauritshuis

9 / 12

Cadáver de carne y hueso

El cadáver de Aris Kindt tiene el rigor mortis de una persona que ha muerto pocas horas antes. Su estómago está impoluto y cerrado, contra lo que debió ocurrir en realidad, como ya se ha comentado. Su brazo derecho es claramente más corto que el izquierdo y la mano está muy bien cuidada para ser la de un criminal de los bajos fondos. Ello se debe a que Kindt era en realidad manco. Rembrandt pintó al principio un muñón, pero, igual que pasó con el sombrero del médico al fondo de la obra, decidió modficarlo para que el detalle no captara más atención de la necesaria

0000134727 OG

Foto: Museo del Louvre

10 / 12

Cristo yacente

La imagen del cadáver tiene algo de sacrilegio, puesto que recuerda poderosamente a un Cristo yacente. Sobre estas líneas, Cristo muerto, pintado a mediados del siglo XVII por el francés Philippe de Champaigne.

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 16.02.08

Foto: Mauritshuis

11 / 12

El "primer" Rembrandt

La lección de anatomía no fue la primera obra que pintó Rembrandt, pero sí fue la primera que firmó con su nombre de pila. Antes de ello rubricaba sus cuadros con sus iniciales (R.V.R) o su apellido, Van Rijs. En este caso, tan sólo aparece su nombre, una una "f." de faciebat (lo hizo) y el año, 1632.

Captura de pantalla 2022-11-17 a las 16.06.15

Foto: Mauritshuis

12 / 12

Una firma oculta

El ombligo del cadáver está dibujado en forma de "R". muchos expertos han querido ver en este detalle una segunda firma del pintor, por coincidir esta letra con la inicial de su nombre propio y la de su apellido.