Clásicos de la literatura de terror

John Polidori y el nacimiento del mito del vampiro

Con tan sólo 26 años y una única obra para el recuerdo, John Polidori cambió por completo el género de terror creando una figura que se ha hecho inmortal e influyente en obras posteriores del mismo género: el vampiro seductor y cruel.

Foto: CC

La erupción del volcán Tambora en la isla de Sumbawa, en la actual Indonesia, en abril del año 1815, desencadenaría una serie de extraños fenómenos atmosféricos que se extendieron por todo el hemisferio norte. La bajada de las temperaturas fue de tal calibre que el año siguiente, 1816, fue conocido como "el año sin verano".

A mediados de junio de ese año, la lluvia caía sin cesar en una lujosa villa de la riviera suiza conocida como Villa Diodati. Allí, pasando ese extraño y frío estío, se habían reunido un pequeño y selecto grupo de jóvenes escritores: Lord Byron junto con su médico personal John Polidori, el poeta Percy Bysshe Shelley junto con su amante y futura esposa Mary Wollstonecraft Godwin (posteriormente conocida como Mary Shelley) y la hermanastra de ésta, Claire Clairmont. Aburridos por el mal tiempo, durante las noches del 16 al 19 de junio, lo que empezó siendo una apuesta terminó dando lugar al nacimiento de dos novelas que se iban a convertir en la piedra angular de la literatura de terror.

La Villa Diodati en la actualidad. En esta mansión tuvo lugar la reunión entre los escritores que vería nacer el mito de Frankenstein, de Mary Shelley, y el del vampiro, de la mano de John Polidori.

La Villa Diodati en la actualidad. En esta mansión tuvo lugar la reunión entre los escritores que vería nacer el mito de Frankenstein, de Mary Shelley, y el del vampiro, de la mano de John Polidori.

Foto: CC

Objeto de burlas

Entre los allí reunidos se hallaba el joven médico John William Polidori. Nacido en Londres el 7 de septiembre de 1795, Polidori siguió los pasos de su abuelo y a los dieciséis años empezó sus estudios de medicina en la Universidad de Edimburgo. A los diecinueve obtuvo el titulo tras presentar un tesis sobre el sonambulismo. Sin embargo, lo que realmente atraía al joven era la literatura. Su encuentro con Lord Byron en marzo de 1816 se podría decir que constituyó un momento decisivo en su corta vida (sólo vivió 26 años). El polémico y excéntrico poeta estaba buscando un médico personal que lo acompañara en un viaje que tenía previsto realizar por Europa. La primera impresión entre los dos fue inmejorable y Byron acabó contratando a Polidori, al que prometió el pago de quinientas libras por la redacción de un diario en el que el médico debería contar las experiencias vividas al lado de Byron durante su viaje a través del viejo continente.

El polémico y excéntrico Lord Byron estaba buscando un médico personal que lo acompañara en un viaje que tenía previsto realizar por Europa. Y ese fue Polidori.

Pero no habría de transcurrir mucho tiempo para que la primera y grata impresión que Byron sintiera por su médico se desvaneciera y acabara convirtiéndose en desprecio. Por su parte, Polidori, que al principio soñaba con impresionar al que se había convertido en su ídolo, se dio de bruces con la realidad: Byron lo desdeñaba como autor y como amigo. En las reuniones sociales empezó a humillarlo refiriéndose a él como "el pobre Polidori" o "Polly Dolly", hecho que lo hundió emocionalmente. Convertido en una de las mayores celebridades del continente, Byron estaba acostumbrado a las fiestas, los amores prohibidos, los cuchicheos sobre su persona... Además, los escándalos sexuales que lo rodeaban no le afectaban lo más mínimo. Al contrario, parecía disfrutar de las críticas al tiempo que su éxito literario era indiscutible. Polidori llegó a pensar que Byron era un "corruptor de la inocencia y un depredador insaciable" que se alimentaba del miedo ajeno. Byron se convertiría así en la personificación del vampiro, un ser cruel, pero con un atractivo irresistible.

Para saber más

Bela Lugosi, el actor que dio vida a Drácula

Bela Lugosi, el actor que dio vida a Drácula

Leer artículo

"El Vampiro"

Durante su viaje por Europa, Byron decidió alquilar una finca junto al lago Leman, en Suiza, llamada Villa Diodati. Allí recalaron ese verano de 1816 varios amigos del poeta como el también poeta Percy Shelley, que por entonces había abandonado en Inglaterra a su esposa y sus dos hijos e iba acompañado de su joven amante, Mary Wollstonecraft Godwin, y de la hermanastra de ésta, Clare Marie Clairmont. Era aquel un verano atípico en el que predominaban los cielos oscuros y un clima tenebroso propio de las novelas góticas de terror. Entonces, en un momento dado, Byron propuso a sus amigos un juego, que consistía en cada uno de ellos escribiera una historia de terror. Sin saberlo, aquella propuesta cambiaría la literatura para siempre: Mary Wollstonecraft escribió Frankenstein, quizá la primera novela de ciencia ficción de la historia, y John Polidori vertió su resentimiento hacia Byron en la novela El vampiro.

Portada del cuento "Vampiro" publicado en 1819 por Sherwood, Neely, and Jones en Londres.

Portada del cuento "Vampiro" publicado en 1819 por Sherwood, Neely, and Jones en Londres.

Foto: CC

Byron propuso a sus amigos un juego, que consistía en cada uno de ellos escribiera una historia de terror. Sin saberlo, aquella propuesta cambiaría la literatura para siempre.

La obra de Polidori traza el retrato de un vampiro aristócrata, frío, distinguido y canalla llamado Lord Ruthven, un nombre que ya se le había ocurrido a Lady Caroline Lamb, escritora ocasional y resentida amante de Byron (algo que resulta significativo ya que es el propio Polidori quien recupera ese nombre para el demoníaco protagonista de su novela). Polidori no menciona a Byron, pero en el retrato que hace de su vampiro se refleja sin duda la imagen del poeta, reconocible para sus contemporáneos: "Su compañero era muy desprendido, el holgazán, el ocioso y el pordiosero recibían de su mano más de lo necesario para aliviar sus perentorias necesidades. Pero Aubrey observó asimismo que Lord Ruthven nunca aliviaba el infortunio de los virtuosos, reducidos a la indigencia por la mala suerte y a los cuales despedía sin contemplaciones y en medio de burlas. Empero cuando alguien acudía a él no para remediar sus necesidades, sino para poder hundirse en la lujuria o en las más inmensas depravaciones, Lord Ruthven jamás negaba su ayuda". De manera inocente, o quizá no tanto, Polidori se refleja a sí mismo en el protagonista de la obra, un joven inglés llamado Aubrey, convertido en compañero de viaje del malvado vampiro.

Para saber más

Bram Stoker, el padre de Drácula

Bram Stoker, el padre de Drácula

Leer artículo

Falta de reconocimiento

El vampiro se publicó el 1 de abril de 1819 en The New Monthly Magazine, pero no tardaron en surgir las dudas sobre su autoría. Se dice que el editor atribuyó la obra a Byron por un par de sucesos muy poco conocidos: Ruthven era el mismo nombre del protagonista de la novela de Caroline Lamb llamada Glenarvon, la cual se basó en la persona de Lord Byron para crear al personaje principal. Por su parte, Ianthe, la amada griega de Aubrey en El Vampiro, era casualmente el mismo apodo con el que Byron se refería a Charlotte Harley, la hija de once años de Jane Harley, condesa de Oxford, cuando éste le dedicó parte del poema Las peregrinaciones de Childe Harold.

Hay otras teorías que señalan que parte de la inspiración de Polidori procedía de El Giaour, obra de Lord Byron escrita en 1813 después de un viaje por Turquía, en la que el protagonista es condenado a convertirse en un vampiro tras su muerte. Pese a todo, Byron no solamente negó la autoría de la obra, sino que criticó el contenido de la misma. Es muy posible que el editor optara por atribuir la obra a Byron porque consideró que el nombre de Polidori no tendría el mismo efecto en las ventas y hay quien afirma que fue el mismo Polidori quien ideó ese plan para aumentar las ventas.

John Polidori se embarcó en un viaje por Europa acompañando al poeta Lord Byron. Sobre estas líneas un retrato de Byron de 1835 de Thomas Phillips (National Portrait Gallery, Londres).

John Polidori se embarcó en un viaje por Europa acompañando al poeta Lord Byron. Sobre estas líneas un retrato de Byron de 1835 de Thomas Phillips (National Portrait Gallery, Londres).

Foto: CC

Hay otras teorías que señalan que parte de la inspiración de Polidori procedía de El Giaour, obra de Lord Byron escrita en 1813 después de un viaje por Turquía, en la que el protagonista es condenado a convertirse en un vampiro tras su muerte.

Al final, y después de una fuerte discusión con Byron, Polidori intentó suicidarse, tras lo cual el poeta acabó por despedirlo. A partir de ahí, la vida de Polidori fue de mal en peor. Después de abandonar Inglaterra regresó a los Alpes y desde allí se fue a Milán donde fue detenido tras una disputa con un oficial austríaco. De regreso a Inglaterra, el 27 de agosto de 1821, John Polidori decidió poner fin a sus días ingiriendo una dosis de ácido prúsico, el veneno inventado por el alquimista Konrad Dippel, en quien Mary Shelley se inspiró para crear a su doctor Frankenstein.

Para saber más

Vampiros, la leyenda de los muertos vivientes

Vampiros, la leyenda de los muertos vivientes

Leer artículo

El origen del vampirismo

Si bien Polidori no fue el creador de la figura del vampiro, su obra tiene similitudes con La novia de Corinto, de Goethe, publicada en 1797, y con de Der vampir, escrita por Heinrich August Ossenfelder en 1748. La importancia de Polidori radica no sólo en el hecho de haber sido el creador del vampiro romántico, sino también de haber servido como fuente de inspiración para los grandes relatos vampíricos posteriores de autores como Edgar Allan Poe, Nikolai Gogol, Alexei Tolstoi, Alejandro Dumas, Joseph Sheridan Le Fanu o el propio Bram Stoker, el autor de la famosa novela Drácula.

Polidori fue el creador del vampiro romántico y su obra sirvió como fuente de inspiración para los grandes relatos vampíricos posteriores.

Pero no sólo la literatura, sino también la música ha echado mano de la obra de Polidori como fuente de inspiración. Por ejemplo, en el caso del compositor Pierre Frédéric Adolphe Carmouche, que compuso la obra teatral El vampiro, puesta en escena en 1820 en Londres y en Dublín, y de Henrich Märschner, compositor de la ópera Der Vampyr de 1827.

Temas Relacionados

Biografías

Compártelo