novelas de aventuras

James Fenimore Cooper, el autor de "El último mohicano"

Autor de más de treinta y dos novelas, en las que relata las aventuras de los pioneros de la frontera de los Estados Unidos y sus relaciones con los indios que allí habitaban, James Fenimore Cooper se convirtió en el primer gran autor de novelas de aventuras, la más famosa de las cuales, "El último mohicano", lo catapultaría a la fama.

Retrato de James Fenimore Cooper realizado por John Wesley Jarvis en 1822.

Retrato de James Fenimore Cooper realizado por John Wesley Jarvis en 1822. Foto: PD

Tras una prolífica carrera literaria, el escritor norteamericano James Fenimore Cooper falleció en la ciudad de Cooperstown, en el estado de Nueva York, el 14 de septiembre de 1851. Cooper fue el autor de la célebre Leatherstocking Tales, una serie de cinco novelas protagonizadas por el icónico explorador fronterizo Natty Bumppo. En ellas, Cooper supo describir como nadie la vida en la frontera estadounidense y la relación de los colonos con los nativos americanos que poblaban la región. Su novela, El último mohicano, la segunda de las que componen la famosa pentalogía, ha sido considerada por los críticos una obra maestra de la literatura estadounidense, y ha sido llevada a la gran pantalla en varias ocasiones.

De bromista a marinero

James Fenimore Cooper fue hijo de William Cooper, fundador del asentamiento fronterizo de Susquehanna (ahora Cooperstown, Nueva York), que también fue congresista federal durante las administraciones de George Washington y John Adams. Su madre, Elizabeth, provenía de una familia con unas profundas convicciones cuáqueras. De niño, James, el menor de once hermanos, estudió en una escuela privada de Albany y, a pesar de ser un buen estudiante que destacaba en asignaturas como el latín, también fue un bromista empedernido. Y lo continuó siendo incluso cuando era un joven estudiante en la Universidad de Yale, de donde fue expulsado precisamente por gastar una broma pesada a un compañero de clase: hizo explotar la puerta de su habitación. Otra de sus trastadas fue encerrar a un burro en una sala de estudio.

Portada de "El último mohicano", una novela del escritor norteamericano James Fenimore Cooper publicada en 1826.

Foto: Cordon Press

Durante sus dos años de estancia en la Universidad de Yale fue expulsado por gastar una broma pesada a un compañero de clase tras hacer explotar la puerta de su habitación y encerrar un burro en una sala de estudio.

Con diecisiete años, y con unas enormes ganas de correr aventuras, James se embarcó en el mercante Sterling, a bordo del cual, y tras una dura travesía de cuarenta días, llegó a la ciudad portuaria de Cowes, en la isla de Wight, en Inglaterra. En aquella época, Gran Bretaña se encontraba en guerra con Francia, así que la nave donde viajaba Cooper fue abordada por los británicos y uno de sus tripulantes fue obligado a embarcarse en uno de los buques de guerra de la marina británica para servir allí. Tras once meses a bordo del Sterling, y gracias a los contactos de su padre, Cooper recibió el grado de guardiamarina, y en 1808 embarcó a bordo del USS Vesuvius. Posteriormente fue trasladado a un nuevo destino, en Oswego, a orillas del lago Ontario, en cuyo astillero se estaba construyendo otro navío de guerra, el USS Oneida. En este lugar, durante su tiempo libre libre, Cooper aprendió mucho acerca de cómo era la vida en la frontera, y pasaba sus momentos de ocio pescando; todo ello le serviría de inspiración para escribir algunas de sus novelas más famosas.

Para saber más

Emilio Salgari, el escritor italiano que se suicidó como un japonés

La desgraciada vida de Emilio Salgari

Leer artículo

Leatherstocking Tales

Tras casarse con Susan De Lancy en 1811, y renunciar a servir en la marina, James Fenimore pasó los siguientes diez años de su vida sin una actividad concreta. Tenía, eso sí, diversos intereses y se dedicó a la agricultura, la política, e incluso se hizo miembro de la Sociedad Bíblica Estadounidense, una organización sin ánimo de lucro que publicaba y distribuía traducciones de la Biblia. También se alistó en la milicia de Westchester. Años después, hizo su primera incursión en la literatura y publicó una novela titulada Precaución (1820), en la que al parecer pretendía imitar el estilo de Jane Austen, la famosa novelista británica. En su su segunda novela, El espía (1821), Fenimor Cooper se inspiró en Waverley, de sir Walter Scott, aunque la novela del autor norteamericano introdujo como escenario la Guerra de Independencia de Estados Unidos. El espía le reportó fama y ganancias, algo que le vino muy bien ya que la herencia de su padre empezaba a escasear.

Ilustración de "El último mohicano" realizada por Newell Convers Wyeth en 1851.

Foto: Cordon Press

En su primera novela, titulada Precaución (1820), al parecer pretendía imitar el estilo de Jane Austen, la famosa novelista británica. En su su segunda novela, El espía (1821), Fenimer Cooper se inspiró en Waverley, de sir Walter Scot.,

En 1823, Cooper publicaría Los pioneros, la primera de las cinco novelas que conformarían su exitosa saga titulada genéricamente Leatherstocking Tales (Cuentos de Medias de Cuero), una serie que Cooper tardaría dieciocho años en terminar. El personaje central de la historia es un habilidoso leñador llamado Natty Bumppo, y el argumento central gira en torno a la relación que el protagonista entabla con los indios Delaware. Bumppo también es uno de los personajes centrales de la novela más famosa de Cooper, El último mohicano (1826), la segunda de la pentalogía, que acabaría convirtiéndose en una de las más leídas del siglo XIX. Un año después publicó La pradera (1827), la tercera novela de la serie.

En 1826, Cooper se trasladó a Europa junto a su familia con la intención de ganar más dinero con sus libros y con la idea, asimismo, de dar a sus hijos una excelente educación. De esa época datan títulos como The Red Rover (el corsario rojo) y The Water Witch (la bruja del agua), dos historias con un mismo protagonista: el mar. Ambasse publicaron en París en 1827. Durante los años que Cooper y su familia pasaron en la capital francesa, el escritor conoció también a personajes importantes. Por ejemplo, trabaría amistad con el artista e inventor Samuel Morse y con el marqués de Lafayette.

Para saber más

Robert Louis Stevenson, escritor de piratas, tesoros e islas perdidas

Robert Louis Stevenson, escritor de piratas, tesoros e islas perdidas

Leer artículo

Crítico social

A su regreso a Estados Unidos, en 1833, Cooper se estableció de manera definitiva en Cooperstown, donde escribió Una carta a mis paisanos, una obra en la que el escritor criticaba la moralidad de la sociedad de su época. Su editor promocionó el libro con estas palabras: "Una carta a mis paisanos sigue siendo la obra de crítica social más dura de Cooper. En ella define el papel del 'hombre culto' en una república, el verdadero conservador, la esclavitud de las afiliaciones a partidos y la naturaleza del poder legislativo del gobierno. También ofrece su argumento más persuasivo sobre por qué Estados Unidos debería desarrollar su propio arte y cultura literaria, ignorando el arte aristócrata y monárquicamente contaminado de Europa".

Grabado de 1840 realizado por Felix O. C. Darley para el libro "La pradera" escrito por James Fenimore Cooper.

Foto: Cordon Press

A su regreso a Estados Unidos, en 1833, Cooper se estableció de manera definitiva en Cooperstown, donde escribió Una carta a mis paisanos, donde el escritor criticaba la moralidad de la sociedad de su época.

En esa época Cooper empezó a centrarse en la política y escribió algunos tratados como The American Democrat (1838), y algunas sátiras políticas como The Monikins (1835) o Home as Found (1838). Su popularidad en su país empezó a descender, puesto que el público estaba más interesado en sus novelas de aventuras y románticas que en leer sesudos tratados políticos. En 1839 Cooper publicó Historia de la marina de Estados Unidos de America, obra muy bien documentada que escribió como un homenaje a sus años de juventud. A continuación, el escritor retomó de nuevo la serie de novelas de aventuras Leatherstocking Tales, a la que añadió dos más para completar la pentalogía: El explorador (1840) y El cazador de ciervos (1841). A finales de la década de 1840, Cooper atacaría a sus críticos (que siempre le reprocharon la "idealizada" visión que tenía de sí mismo y también la poca profundidad de sus personajes femeninos) en una trilogía titulada Littlepage Trilogy. Una de sus últimas novelas fue The Crater (el cráter) publicada en 1848, una alegoría del ascenso y la caída de Estados Unidos. Al final de su carrera, en 1850, el incansable Fenimore Cooper escribió una sátira sobre la sociedad estadounidense y las prácticas legales llamada The Ways of the Hour.

Para saber más

Julio Verne, el escritor visionario

Julio Verne, el escritor visionario

Leer artículo

Sello conmemorativo de James Fenimore Cooper emitido por Famous American Series en 1940.

 
Foto: PD

Fenimore Cooper murió el 14 de septiembre de 1851, tan solo un día antes de cumplir 62 años. Su cuerpo fue enterrado en el mismo cementerio donde descansaba su padre; su esposa Susan le sobrevivió tan solo unos meses, y tras su muerte fue enterrada junto al escritor. Tras el fallecimiento de Fenimore Cooper, varios autores, políticos y figuras relevantes honraron su memoria celebrando una cena en Nueva York y, un año más tarde, en febrero de 1852, el exsecretario de Estados Unidos, Daniel Webster, presidió un acto en el que el escritore Washington Irving y el poeta y crítico literario William Cullen Bryant pronunciaron un emotivo discurso en el que alabaron el legado del prolífico escritor, reivindicando su puesto entre los mas grandes autores de su época.