Inspiración bíblica

Un impacto cósmico destruyó una ciudad del valle del Jordán hace unos 3.700 años

Un equipo de arqueólogos ha encontrado evidencias del impacto de un bólido que estalló en el valle del Jordán hace unos 3.700 años con una energía mil veces mayor que la bomba de Hiroshima. El cataclismo habría destruido una gran ciudad de la Edad del Bronce situada en el sitio arqueológico de Tall el-Hammam, en Jordania, y que habría sido unas diez veces mayor que la antigua Jerusalén.

Extensión estimada del impacto en Tall el-Hammam

Foto: Autores del estudio

“Tenemos evidencias de que alrededor del año 1650 a.C., un impacto o estallido cósmico destruyó Tall el-Hammam, una ciudad de la Edad del Bronce Medio en el sur del valle del Jordán, al noreste del Mar Muerto”. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de arqueólogos de la Universidad de California en Santa Bárbara (UC-SB) después de examinar este sitio arqueológico situado a unos 50 Km de Amman, la capital de Jordania, y que han sido publicados recientemente en la revista Nature.

Para los investigadores, todas las pruebas apuntan a que “un bólido de unos 50 metros de diámetro estalló con una energía mil veces mayor que la bomba atómica de Hiroshima”. Según explica el propio estudio, la colisión no solo destruyó completamente la ciudad, sino que habría provocado la hipersalinidad de las aguas en decenas de kilómetros a la redonda, inutilizando la tierra para usos agrícolas. Esto se correspondería con el abandono de unos 120 núcleos habitados en un radio de 25 kilómetros durante un período de 300 a 600 años y también podría haber contribuido a la alta salinidad del Mar Muerto.

Reconstrucción del palacio de Tall el-Hammam (arriba) y el sitio actual (abajo)

Reconstrucción del palacio de Tall el-Hammam (arriba) y el sitio actual (abajo)

Foto: Autores del estudio

Las pruebas de la destrucción

Dichas evidencias se encuentran en un estrato geológico correspondiente a la Edad del Bronce Medio II que presenta materiales “muy inusuales” como platino, iridio, oro, zirconita y cromita. Estos son componentes habituales de los meteoritos y pueden ayudar a identificar probables impactos cósmicos, especialmente en el caso del iridio, extremadamente escaso.

Los arqueólogos han hallado también otras pruebas de un impacto de gran potencia, especialmente una gran abundancia de materiales de construcción y alfarería semifundidos, señal de que soportaron temperaturas superiores a los 2.000 ºC. Otras evidencias de un evento catastrófico son la gran fragmentación de los huesos humanos y objetos encontrados en ese estrato, así como cuarzo pulverizado, uno de los materiales más duros que existen y que en condiciones normales no resulta nada fácil reducir a polvo.

El cataclismo habría podido generar una tradición oral que sirviera de inspiración para el relato bíblico de la destrucción de Sodoma y Gomorra

Consecuencias que duraron durante años

La alta salinidad resultante del impacto podría ser responsable de un cambio de patrones de ocupación del territorio a finales de la Edad del Bronce, en el que las ciudades del curso inferior del valle del Jordán fueron abandonadas, la población se redujo drásticamente y se volvió a un estilo de vida seminómada basado en la ganadería. La extensión de Tall el-Hammam habría sido unas diez veces mayor que la antigua Jerusalén, así que su destrucción habría tenido consecuencias importantes como núcleo económico.

La extensión de Tall el-Hammam habría sido unas diez veces mayor que la antigua Jerusalén, lo provocó un importante impacto económico y social en la zona.

Y seguramente también dejó un gran impacto en el recuerdo de la gente, hasta el punto que los investigadores apuntan que el cataclismo “habría podido generar una tradición oral que sirviera de inspiración para el relato del Génesis” de la destrucción de Sodoma y Gomorra, aunque se muestran cautelosos respecto a este punto. En el capítulo 19 del libro del Génesis se dice que “ Yahveh hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego”. James Kennett, profesor de ciencias de la tierra en la UC-SB, señala que “todas las observaciones relatadas en el Génesis son consistentes con un estallido cósmico, pero no hay pruebas científicas de que esta ciudad destruida sea realmente la Sodoma del Antiguo Testamento”.

Para saber más

¿Fue Moisés una figura histórica?

¿Fue Moisés una figura histórica?

Leer artículo

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!