Buscadores de estrellas y constructores de telescopios

Los Herschel, una dinastía de astrónomos

El apellido Herschel es cuatro veces conocido en la historia de la astronomía. William y su hermana Caroline descubrieron el planeta Urano, numerosos cometas y perfeccionaron la óptica de los telescopios. Su familia continuó la tradición astronómica durante otras dos generaciones.

Sir William Herschel and Caroline Herschel

Imagen: Wellcome Collection gallery : https://wellcomecollection.org/works/dmbmc538

En 1757, un joven músico llamado Frederick William Herschel llegó a Inglaterra. Ese chico de apenas 19 años se convertiría en poco tiempo en un renombrado músico y compositor, antes de tomar un rumbo inesperado y grabar su nombre en la historia de la astronomía. Y no lo haría solo; su hermana Caroline, su hijo John y su nieto Alexander lo seguirían, haciendo de los Herschel una verdadera dinastía de astrónomos.

William y Caroline habían nacido en Hannover, un palatinado del Sacro Imperio Romano que entonces estaba ligado a la dinastía reinante del Reino Unido. Les separaban doce años (William era el segundo hijo, nacido en 1738; Caroline la octava, nacida en 1750) y una gran diferencia de educación: mientras que el primero había sido educado como músico, igual que su padre, su hermana había padecido el tifus cuando tenía diez años, lo que la dejó con una salud delicada el resto de su vida. A raíz de estas secuelas Caroline tenía pocas posibilidades de casarse, por lo su padre había querido darle una instrucción para que pudiese valerse por sí misma, algo a lo que su madre se oponía.

Para saber más

Nicolás Copérnico y la revolución del cosmos

Nicolás Copérnico y la revolución del cosmos

Leer artículo

Los hermanos músicos

William y tres de sus hermanos -Jacob, Alexander y Dietrich- se mudaron a Inglaterra en 1757 para seguir con su carrera musical. William tenía especial talento y en solo cuatro años ya dominaba cuatro instrumentos, en particular el violín. Pronto empezó también a componer sus propias obras y se hizo un nombre en la localidad de Bath, primero como músico, más tarde como compositor y finalmente como director de orquestra.

En 1772 su padre murió y William propuso a su hermana Caroline, que ya tenía 22 años y gozaba de mejor salud, que se trasladara a vivir con él y se ocupara de la gestión de la casa. William empezó a enseñarle música y se dio cuenta de su talento para el canto, por lo que pronto la incorporó a sus actuaciones. Caroline ganó fama rápidamente como cantante y recibió propuestas para festivales importantes, pero nunca aceptó cantar si no era bajo la dirección de su hermano, al que se sentía muy unida.

Para saber más

Tycho Brahe, el astrónomo más excéntrico de la historia

Tycho Brahe, el astrónomo más excéntrico de la historia

Leer artículo

De estrellas a observadores

A pesar del éxito que cosechaban tanto él como su hermana, William empezó a dejar de lado la música en favor de su otra gran pasión, la astronomía. Empezó a estudiar las lentes y los telescopios y en 1773 construyó el suyo propio con la ayuda de su hermano Alexander, hábil artesano. A pesar de no tener experiencia previa, su interés pronto dio sus frutos y empezó a identificar estrellas que no aparecían en los catálogos de la época.

En marzo de 1781, William realizó su mayor descubrimiento astronómico, un nuevo cuerpo celeste más allá de la órbita de Saturno. Primero creyó que era un cometa, pero tras estudiar su órbita llegó a la conclusión de que se trataba de un planeta, al que se dio el nombre de Urano. Se trataba del primer planeta que se descubría desde la Antigüedad y el hallazgo lo catapultó a la fama; fue nombrado miembro de la Royal Society y Astrónomo del Rey.

En marzo de 1781, William Herschel realizó su mayor descubrimiento astronómico: Urano, el rimer planeta que se descubría desde la Antigüedad.

William siguió trabajando en astronomía hasta su muerte en 1822. En total identificó más de 800 estrellas desconocidas, corrigiendo muchos errores en los catálogos existentes y creando nuevos con la ayuda de su hermana. También descubrió cuatro lunas, dos de ellas de Saturno (Mimas y Encélado) y dos más de Urano (Titania y Oberón).

Esta prolífica actividad fue posible gracias a las mejoras continuas que implementó en sus telescopios; su gran contribución fue crear un sistema de espejos simétricos que permitía eliminar las distorsiones en el reflejo de la luz, obteniendo imágenes mucho más nítidas y que permitían una observación muy detallada del firmamento. En el transcurso de sus experimentos con prismas hizo el otro gran descubrimiento por el que es recordado, la radiación infrarroja.

Para saber más

Los instrumentos de Copérnico para medir el firmamento

Los instrumentos de Copérnico

Leer artículo

Una vocación de familia

La nueva vocación de su hermano truncó la carrera de Caroline como cantante, puesto que solo quería cantar para él y este cada vez dedicaba menos tiempo a la música. Aun así apoyó activamente a William ocupándose de preparar las lentes y compilando en catálogos los descubrimientos que este hacía. Con el tiempo empezó a desarrollar ella misma un interés por la astronomía, a pesar de que el tifus que había padecido en su infancia la había dejado con problemas de visión.

Al contrario que su hermano, que se había centrado en la observación de estrellas, el trabajo de Caroline se dirigió principalmente a los cometas y descubrió ocho de ellos. Sus problemas de visión le impidieron desarrollar un trabajo de observación tan intenso como el de William, y como consecuencia dedicó la mayoría de su tiempo a la producción de catálogos astronómicos. Aun así, su labor fue tan importante como para que el rey la contratara al servicio de la Corona, convirtiéndose en la primera mujer astrónoma de la historia en recibir un salario gubernamental.

Caroline Herschel se dedicó principalmente al estudio de los cometas. Descubrió ocho de ellos y se convirtió en la primera mujer astrónoma de la historia en recibir un salario gubernamental.

Cuando William se casó en 1788, su relación personal y profesional con Caroline se volvió más esporádica, sobre todo debido a la tensa relación que esta mantenía con su esposa. Tras el fallecimiento de su hermano en 1822, Caroline regresó a Hannover, donde vivió hasta su muerte en 1848, dedicándose a catalogar los descubrimientos de ambos. Se ocupó también de la educación de su sobrino John, hijo de William, quien se convirtió a su vez en astrónomo.

Para saber más

Terraplanismo en la Edad Media

Terraplanismo en la Edad Media

Leer artículo

El trabajo de John Herschel se centró en la observación de satélites -descubrió siete lunas de Saturno y cuatro de Urano- y en perfeccionar los instrumentos ópticos desarrollados por su padre. Fue uno de los fundadores de la Royal Astronomic Society en 1820, una sociedad privada dedicada al estudio de la astronomía y las ciencias relacionadas con esta.

Su hijo Alexander fue el último exponente de la dinastía de astrónomos Herschel; aunque mucho menos conocido que sus antecesores, fue un pionero en el uso de la espectroscopia para identificar meteoros. Con él terminaba la historia de tres generaciones que realizaron grandes aportaciones al mundo de la astronomía, ya fuera con sus descubrimientos o perfeccionando los instrumentos de observación.

Temas Relacionados

Biografías

Compártelo