La llave del Mediteráneo

La heroica defensa de Malta durante la Segunda Guerra Mundial

Entre 1940 y 1942 esta pequeña colonia británica aguantó los bombardeos incesantes de la aviación fascista, convirtiéndose en la base desde la que los aliados atacaban los convoyes que alimentaban al Afrikakorps.

Italian bombing of the Grand Harbor, Malta

Italian bombing of the Grand Harbor, Malta

Un bombardero Savoia-Marchetti arroja sus bombas contra la Valeta durante una incursión contra la capital de Malta en 1942,

Wikimedia Commons

Malta empezó la Segunda Guerra Mundial en una situación muy crítica. Este archipiélago de tres islas situadas en medio del Mediterráneo era propiedad de la corona británica desde 1800, pero el alineamiento de Italia con Hitler lo situaba en una posición muy expuesta, rodeado por territorio enemigo desde donde podían partir bombarderos en cualquier momento amenazando la base naval de La Valeta.

Así pues el gobierno decidió sacar las naves de guerra del puerto y enviarlas a Egipto, para evitar que fueran hundidas por un ataque aéreo, dejando en Malta solo una pequeña flota de submarinos para hostigar a las naves del Eje. De hecho el ejército no consideraba que la isla fuera defendible, de modo que la mayoría de efectivos se concentraron en Egipto y Gibraltar, dejando la defensa de Malta a un minúsculo escuadrón de anticuados biplanos Gloster Gladiator y a la red de fuertes y búnkeres que habían defendido la isla desde el tiempo de los caballeros hospitalarios.

Malta rodeada

Con la rendición de Francia a los nazis en junio de 1940 la colonia quedó todavía más aislada, y se convirtió en uno de los objetivos de Mussolini, quien pretendía crear un gran imperio Mediterráneo a imitación del romano

Sin embargo la conquista de la isla no sería una tarea fácil, los cientos de cañones navales que protegían sus playas ponían en peligro cualquier nave que se acercara, por lo que los italianos consideraron que debían reblandecer las defensas mediante un bombardeo aéreo prolongado antes de intentar ningún desembarco.

Italian bomber being refueled in Sicily for next attack on Malta

Italian bomber being refueled in Sicily for next attack on Malta

Un bombardero Italiano reposta en un aeródromo de Sicilia antes de bombardear Malta.

Wikimedia Commons

El primer ataque se llevó a cabo el 11 de junio de ese mismo año. Partiendo desde sus bases de Sicilia, 10 bombarderos Savoia-Marchetti emprendieron el vuelo hacia La Valeta escoltados por cazas Macchi, y aunque tres gloster salieron a su encuentro los británicos no pudieron impedir que soltaran sus bombas sobre la capital. Una de ellas impactó de lleno en el fuerte de San Telmo acabando con las vidas de seis soldados, las primeras víctimas de un largo asedio que se prolongaría hasta octubre de 1943.

frogi

frogi

Un intenso fuego antiaéreo recibe a los italianos sobre La Valeta en una de sus incursiones nocturnas. La escasez de cazas británicos durante las primeras semanas del ataque facilitó la tarea de la aviación fascista.

Wikimedia Commons

Tras esta primera incursión, el objetivo italiano fue conseguir la superioridad aérea antes de continuar con su ataque a los bastiones defensivos, por lo que los aeródromos de Luqa, Hal Far y Ta Qali se convirtieron en su objetivo prioritario. Mientras la población civil escapaba de una Valeta cada vez más castigada por las bombas, los cazas británicos combatieron valientemente por la supervivencia de Malta, derribando a un bombardero y defendiendo el archipiélago contra hasta ocho incursiones enemigas al día.

hal far aerodrome cp

hal far aerodrome cp

Bombardeo del aeródromo de Hal Far por la aviación italiana. La destrucción de las pistas de despegue daría a Mussolini el control del  espacio aéreo sobre la isla.

Cordon Press

Afortunadamente para los apurados defensores el 19 de junio se les unieron 12 biplanos swordfish procedentes de Túnez, de donde habían huido a fin de no caer en manos de la Francia de Vichy aliada de Hitler. A ellos se sumaron a lo largo del verano algunos escuadrones de cazas swordfish y bombarderos torpederos, enviados por Churchill desde Egipto mediante portaaviones visto que los italianos no se decidían a invadir la isla.

HMS Ark Royal h85716

HMS Ark Royal h85716

Un escuadrón de swordfish sobrevuela el portaaviones Ark Royal durante una de las primeras misiones de socorro a Malta.

Wikimedia Commons

Por entonces la atención de Mussolini había pasado a la conquista de Egipto, que invadió en septiembre desde la colonia italiana de Libia con la esperanza de abrirse paso hasta los campos petrolíferos de Arabia. Dado que los convoyes enemigos debían pasar cerca de Malta en su ruta desde Italia, la isla se convirtió en una espina clavada en el flanco del dictador desde donde partían los submarinos británicos a hacer estragos contra la marina fascista.

convoy malta cp

convoy malta cp

Aviones swordfish y hurricane esperan su turno para despegar hacia Malta en la cubierta de un portaaviones británico. El riesgo que suponía acercarse a la isla obligaba a los refuerzos a llegar por aire despegando desde el mar.

Cordon Press

Con todo esta nueva empresa del dictador italiano resultó en un completo desastre, con grandes pérdidas de hombres y vehículos en las batallas libradas bajo el sofocante calor del desierto africano. Los británicos contraatacaron tras su victoria, empujando al enemigo hacia Libia y obligando a Mussolini a enviar a sus aviones de Sicilia a África para frenarlos. 

hurricanes argus

hurricanes argus

Hurricanes preparándose para despegar del HMS Argus. Estos cazas permitieron rechazar los ataques italianos durante el verano de 1941.

Wikimedia Commons

Para empeorar la crisis la Royal Navy lanzó un atrevido ataque contra su flota en Tarento, donde en un precedente de Pearl Harbor los aviones británicos destruyeron la mitad de naves de línea del enemigo mientras estaban ancladas e indefensas en el puerto. Empujado así contra las cuerdas, al líder fascista no le quedó más remedio que pedirle ayuda a Hitler, rogándole que enviara a la Luftwaffe a acabar con la resistencia de Malta y apoyara la invasión de Egipto con un ejército que se convertiría en el Afrikakorps de Rommel

Una isla bajo las bombas

Al mismo tiempo que los italianos se dedicaban a sembrar los alrededores de Malta con 54.000 minas los alemanes llegaron a Sicilia en enero de 1941, concentrado 225 cazas y bombarderos en bases italianas. Su primera misión sería el hundimiento del portaaviones Illustrious, que se había refugiado en Valeta tras sufrir graves daños cuando escoltaba un convoy. 

1280px HMS Illustrious (ca  1954)

1280px HMS Illustrious (ca 1954)

El HMS Illustrious (arriba) había llevado numerosos aviones hasta Malta con un considerable riesgo, por lo que su protección tuvo un significado especial para los pilotos y artilleros destacados en la isla.

Wikimedia Commons

Durante doce días los bombarderos en picado junkers lanzaron sus ataques contra la nave, que estaba siendo reparada a toda prisa en los astilleros del Gran Puerto. Un intenso fuego antiaéreo, y la constante presión de los cazas malteses dificultaban la misión de la Luftwaffe, cuyos pilotos no lograron impedir que la nave partiera sana y salva el 23 de enero rumbo a Egipto.

IllustriousFlightDeck10Jan41

IllustriousFlightDeck10Jan41

Impacto de bomba en la cubierta del Illustrious, la nave fue duramente castigada y solo pudo llegar a Malta gracias al esfuerzo sobrehumano de su tripulación.

Wikimedia Commons

Este primer revés convenció a los alemanes que su verdadero enemigo eran los cazas británicos, por lo que al igual que los italianos antes que ellos se centraron en los aeródromos en sus incursiones. Desgraciadamente para los defensores los aviones nazis eran mucho mejores que los de Mussolini, y los cazas Messerschmitt pronto barrieron los cielos de Hurricanes al tiempo que los bombarderos arrasaban las bases. 

valetta cp

valetta cp

Una bomba impacta en la Valeta durante el bombardeo fascista. La ciudad llegó a recibir el impacto de hasta 280 toneladas de proyectiles al día. 

Cordon Press

Con la superioridad aérea asegurada, los nazis pasaron a cerrar el mar en torno a Malta con el objetivo de rendirla por hambre. Solo llenaba unas pocas provisiones por la noche a bordo de submarinos reacondicionados como cargueros. Otra víctima fue la población civil, que tuvo que protegerse de las bombas en refugios excavados en la dura roca maltesa mientras los alemanes destruían las ciudades y se imponía el racionamiento.

shelter cp

shelter cp

Entrada a un refugio antiaéreo con un retrato del rey Jorge V en la puerta. La isla apenas contaba con este tipo de  protecciones cuando empezó el asedio, por lo que el gobernador tuvo que contratar a 2.000 mineros para excavarlas a toda prisa mientras caían las bombas.

Cordon Press

Pese a ello la isla resistió todos los embates sin amilanarse, y con la retirada de los nazis en abril para tomar parte en la invasión de la Unión Soviética los malteses pudieron respirar tranquilos y los convoyes regresaron cargados con provisiones. Asimismo la Navy transportó nuevos aviones a la isla, incluyendo bombarderos Wellington de última generación.

A British Submarine Returns To Harbour After New Successes in the Mediterranean  22 To 24 February 1943, Algiers and at Sea

A British Submarine Returns To Harbour After New Successes in the Mediterranean 22 To 24 February 1943, Algiers and at Sea

Submarinos británicos de clase U como el de la imagen fueron la mejor arma contra los convoyes del Eje, a los que golpeaban una y otra vez sin ser detectados.

Wikimedia Commons

De esta manera Malta se convirtió en lo que Churchill apodó un “portaaviones insumergible”, golpeando la línea de suministro de Rommel y hundiendo a la mitad de las naves fascistas que se dirigían a África. Si bien los ataques de la aviación italiana contra la isla no cesaron, estos fueron repelidos con facilidad; y una incursión nocturna con torpedos tripulados fue detectada por radar y hundida por la artillería en la boca del Gran Puerto, con solo la destrucción del puente que unía San Telmo con un islote que lamentar.

El regreso de la Luftwaffe

Esta nueva ofensiva británica logró un destacado triunfo a principios de noviembre, cuando gracias a el desciframiento del código Enigma de los alemanes, los aliados descubrieron que un gran convoy de siete mercantes italianos saldría de Tarento rumbo a Libia. Apoyados por los cazas y bombarderos de Malta, los destructores y cruceros basados ahora en Valeta salieron a su encuentro, destruyendo todas las naves con su superior potencia de fuego. Ese mes el 63% de mercantes fascistas fueron hundidos, una situación insostenible que empujó tanto a Rommel como a Mussolini a pedir la vuelta de la Luftwaffe. Hitler cedió y redesplegó a parte de sus aviones desde Rusia en diciembre de 1941.

Bundesarchiv Bild 101I 662 6659 37, Flugzeug Messerschmitt Me 109

Bundesarchiv Bild 101I 662 6659 37, Flugzeug Messerschmitt Me 109

Los cazas Messerschmitt dominaron el cielo sobre Malta hasta la llegada de los spitfires desde Inglaterra.

Con la llegada de los alemanes se reactivó la campaña aérea contra el archipiélago, derribando los fascistas a los británicos en los aires y hundiendo 21 buques de guerra con sus precisos ataques en picado. Vistas las bajas Churchill ordenó a la flota evacuar la isla, y con la retirada de los submarinos tras el hundimiento de uno de ellos en la isla Manoel los convoyes del Eje pudieron volver a surcar el mar sin peligro.

cp

cp

Un grupo de niños fotografiados entre las ruinas de sus casas en La Valeta. Aunque las pérdidas humanas no fueron muy elevadas, cerca de 50.000 personas perdieron sus casas y tuvieron que malvivir en campamento de refugiados.

Cordon Press

Simultáneamente el bombardeo contra la población civil se intensificó a lo largo de esa primavera, de manera que los malteses se vieron obligados a huir de las ruinas de Valeta y las Tres Ciudades para refugiarse en el interior. Fue en en medio de esa situación imposible que, en un gesto destinado a mantener alta la moral el rey Jorge VI premió a la isla con la cruz de San Jorge, una condecoración que todavía se puede ver hoy en la bandera de Malta.

shelte cp

shelte cp

Algunos sótanos de la Valeta como el de la imagen fueron reconvertidos en refugios equipados con improvisadas literas para albergar a los civiles durante los bombardeos nocturnos.

Cordon Press

Era necesario un nuevo enfoque si se quería mantener el control de la isla, y Churchill decidió enviar a los cazas spitfire que tanto se habían distinguido en labatalla de Inglaterra a la isla a combatir de nuevo contra la Luftwaffe. Estos aviones fueron transportados desde Gran Bretaña a bordo de portaaviones como el americano USS Wasp, en convoyes fuertemente armados que repostaban en Gibraltar.

april 1942 cp

april 1942 cp

Un convoy británico se abre paso hasta Malta durante abril de 1942. Estas flotillas de mercantes y naves de guerra fueron lo único que mantuvo con vida a los defensores de una isla que siempre había importado el alimento del exterior dada la escasez de lluvia.

Cordon Press

Fue gracias a estos nuevos aparatos que Malta pudo mantenerse con vida, y poco a poco los británicos fueron recuperando terreno con la llegada de hábiles pilotos como el as canadiense George Beurling, que con 27 victorias fue aclamado por la prensa como el “Caballero de Malta”. En verano la situación había dado un giro, y con la pérdida de 153 aviones en el mes de julio la Luftwaffe ya no era la dueña indiscutida del cielo.

La Operación Pedestal

El fin de la supremacía alemana propició el envío de un gran convoy de socorro que partió de Escocia el 2 de agosto de 1942 cargado con combustible y alimentos en conserva con los que mantener a Malta en pie de guerra. Protegidos por dos acorazados y cuatro portaaviones un total de 14 mercantes se dirigían al rescate de la asediada isla, destacando entre ellos el petrolero Ohio, cargado con 15.000 toneladas de petróleo y diésel.

Captura de pantalla 2023 04 21 a las 14 25 10

Captura de pantalla 2023 04 21 a las 14 25 10

Los portaaviones Indomitable y Eagle navegan a popa del Victorious tras dejar atrás Inglaterra como parte del convoy, en la cubierta de este último se pueden ver cazas Hurricane y Albacore.

Wikimedia Commons

La flotilla cruzó el estrecho de Gibraltar el 9, y al día siguiente empezaron sus problemas cuando fueron detectados por los aviones de reconocimiento de la Luftwaffe. La primera víctima fue el portaaviones Eagle, hundido por el torpedo de un submarino alemán el día 11. Desde sus bases de Cerdeña los aviones del Eje partieron entonces al encuentro del convoy, encontrándose con una densa pantalla de cazas lanzados por los tres portaaviones supervivientes que no lograron atravesar.

ohio cp

ohio cp

El Ohio es alcanzado por un bomba durante el peor ataque que soportó el convoy, pese a sufrir daños terribles la nave logró llegar a puerto gracias a ala habilidad de su capitán, George Mason .

Cordon Press

El momento más duro llegaría al día siguiente, cuando el convoy fue atacado por bombarderos procedentes de Cerdeña, Túnez y Sicilia. El portaaviones Illustrious fue alcanzado e incendiado dejando a sus aviones sin pista de aterrizaje, y el crucero Cairo fue hundido por el submarino italiano Axum. Los aviones fascistas se cebaron sobre todo en los mercantes, hundiendo a cuatro de ellos y alcanzando otro torpedo del Axum al Ohio, cuya velocidad se vio reducida a siete nudos.

SS Ohio destroyers

SS Ohio destroyers

El Ohio amarrado a dos destructores británicos avanza lentamente hacia su destino. La nave sería hundida a al entrada del Gran Puerto tras entregar su vital cargamento.

Wikimedia Commons

El castigo continuó el 13, con el Ohio alcanzado por una bomba alemana y cinco mercantes más mandados a pique. Como el petrolero también empezaba a hacer aguas los británicos idearon una solución bien ingeniosa para remolcarlo hasta Malta, atando dos destructores a sus costados con cables de acero y achicando frenéticamente el agua con las bombas de las tres naves.

ohio valeta

ohio valeta

El Ohio es remolcado al interior del gran puerto entre las aclamaciones de la población. Ante el inminente peligro de que pudiera hundirse los marineros bombearon el combustible a otra nave inmediatamente mientras los remolcadores descargaban el resto del cargamento. 

Wikimedia Commons

Felizmente el convoy alcanzó la cobertura aérea de Malta pasada una última noche de terror, y el día 15 el Ohio entró en La Valeta en medio de los vítores de la población y la música de las bandas. Pese a que nueve de los 14 mercantes no habían llegado a puerto el combustible del petrolero permitió a la RAF mantener el ritmo de combate contra los aviones del Eje, causando a italianos y alemanes pérdidas irreparables que llevaron al fin de las incursiones enemigas en octubre.

1280px The Royal Navy during the Second World War

1280px The Royal Navy during the Second World War

Un barco mercante yace en medio de las ruinas de un dique seco. La destrucción de Malta fue tan completa que su reconstrucción se prolongó hasta 1950.

Wikimdia Commons

La victoria británica en el Alamein ese mismo mes fue el punto de inflexión de la guerra en África, empujando a Rommel a una retirada hacia Túnez, de donde las fuerzas del Eje fueron expulsadas en 1943 por una ofensiva combinada con los americanos desembarcados en Marruecos y Argelia.

Malta 21st January 1942 cp

Malta 21st January 1942 cp

Un grupo de soldados británico desembarca en Malta. La isla fue uno de los puntos de partida de la invasión de Sicilia en junio de 1943 que llevaría a la caída del fascismo en Italia.

Cordon Press

La situación en Malta era tan segura ese año que el propio rey llegó a visitarla para comprobar los daños y agradecer personalmente a civiles y soldados su tenacidad bajo el fuego enemigo. En junio los aliados emprendieron la invasión de Sicilia, operación que llevaría a la conquista de Italia y la ejecución de Mussolini en 1945.

BombDamageMalta

BombDamageMalta

La ópera de Valeta (a la derecha de la imagen) no fue reconstruida para servir como memorial del bombardeo, en 2013 fue habilitada como teatro al aire libre.

Pagando un alto precio en 1.300 vidas y 30.000 hogares destruidos Malta se había convertido en el bastión del Mediterráneo, sus defensores habían impedido la llegada de suministros y tanques esenciales a África, y con su resiliente ejemplo animaron a los aliados en la carrera hacia la victoria final.