Hallazgo en la costa de Perú: más de 150 puntas de proyectil de hasta 12.000 años

Un equipo de la PUCP ha reunido más de 20.000 objetos de piedra en uno de los sitios arqueológicos más antiguos de la costa de Perú

1 / 5

Foto: Jalh Dulanto, PUCP

1 / 5

Puntas de proyectil

Puntas de proyectil de diferentes periodos, descubiertas en Pampa Lechuza. Los grupos de cazadores-recolectores que fabricaron, usaron y abandonaron estas puntas se cuentan entre los primeros pobladores del antiguo Perú.

Foto: Jalh Dulanto, PUCP

2 / 5

Pampa Lechuza

La Pampa Lechuza desde el sur. El sitio se encuentra en medio del desierto actual, en una hondonada y protegido del viento. El lugar es hoy un oasis con árboles de huarango. 
 

Foto: Jalh Dulanto, PUCP

3 / 5

Registrando los hallazgos

Jalh Dulanto registra la ubicación exacta de cada uno de los restos de piedra tallada encontrados en el sitio.

Foto: Jalh Dulanto, PUCP

4 / 5

Tapones de botella

Alicia Martínez marcando con tapones de botella la posición de cada resto de piedra tallada encontrado en la superficie del sitio.

Foto: Jalh Dulanto, PUCP

5 / 5

Materiales recuperados

Isabel Aguirre examina parte de los materiales recuperados en un día de trabajo.

Para saber más

huacaprieta2

Historia

Excavan uno de los primeros asentamientos del continente americano

Algunos de los primeros pobladores del continente americano se establecieron tranquilamente en el norte de Perú en un período de frecuentes migraciones a lo largo de la costa

Leer artículo

Un equipo de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), liderado por Jalh Dulanto, ha descubierto recientemente uno de los sitios arqueológicos más antiguos de la costa de Perú, situado en el departamento de Ica, en medio del desierto y a unos 250 kilómetros al sur de Lima, y formado por los restos de varios campamentos de cazadores-recolectores que ocuparon el lugar de manera breve y esporádica a lo largo de varios milenios, hace entre 9.000 y 12.000 años. Después de seis semanas de trabajos minuciosos, el equipo de arqueólogos de la PUCP ha reunido más de 20.000 objetos de piedra: herramientas talladas, desechos de talla y, sobre todo, más de 150 puntas de proyectil de diferentes tradiciones norteñas y sureñas, notablemente de la tradición de Paiján, fabricadas con diversos materiales locales pero también foráneos, algunos extraídos a varios cientos de kilómetros de distancia, según explica Dulanto a National Geographic.

Los materiales de algunas puntas proceden de varios cientos de kilómetros de distancia

Las puntas de proyectil paijanenses, descubiertas por primera vez en las primeras décadas del siglo pasado cerca de la localidad de Paiján, en la costa norte de Perú, se encuentran a lo largo de la mayor parte de la costa peruana, entre los departamentos de Piura e Ica. Los grupos de cazadores-recolectores que fabricaron, usaron y abandonaron estas puntas, de hasta 14.000 años de antigüedad, se cuentan entre los primeros pobladores del antiguo Perú, que vivieron en una época en la que el desierto de la costa peruana, y particularmente el de Ica, era menos árido y agreste que hoy en día. El sitio arqueológico de Pampa Lechuza forma parte del recientemente denominado Parque Arqueológico Cerro Lechuza, que está en proceso de ser protegido y preservado por el Ministerio de Cultura del Perú, pues algunos sitios han sido afectados por pobladores locales mediante el uso de maquinaria pesada para el movimiento de tierras, en un aparente intento de delimitar los terrenos.

Compártelo