Hallan en Pompeya una panadería-prisión, muestra de la esclavitud en la Antigua Roma

El trabajo en molinos y panaderías suponía uno de los más duros de la época, que se caracteriza por su trato especialmente violento de la esclavitud.

Pompeya panadería

Pompeya panadería

En Pompeya ya se han ubicado 36 panaderías. Sin embargo, los nuevos hallazgos evidencian la esclavitud que tenía lugar en ellas. 

Parco archeologico di Pompei

¿Dejará algún día de sorprendernos la antigua ciudad de Pompeya? Hasta la fecha, la respuesta a esta pregunta es muy sencilla: a medida que se realizan trabajos arqueológicos en la zona, los expertos siguen revelando objetos y edificaciones que dan nuevos indicios sobre la vida en la urbe antes de la catástrofe

En esta ocasión las excavaciones en la Regio IX del noroeste de la ciudad, llevadas a cabo durante el 2023, han vuelto a poner de manifiesto la realidad de la esclavitud en los tiempos romanos

PECULIARIDADES EN UNA CASA

Ubicada en el corazón de Pompeya, esta casa de dimensiones considerables se encontraba en proceso de reconstrucción cuando la ciudad fue arrasada por la erupción del Vesubio en el año 79 d.C. Así lo demostraría el hallazgo de gran cantidad de cal mezclada con arena, y tejas y bloques de toba en la zona del atrio. 

Sin embargo, las huellas arqueológicas de las primeras fases constructivas de la vivienda sugieren que se habría alzado en el siglo II a.C., y que las zonas contiguas se atribuirían a una fase posterior al sismo del año 62 d.C.  

Dentro de esta zona más nueva, situada en el lado oeste, se incluyen habitáculos, un establo, un molino y otros espacios que denotan que la construcción existía en gran parte para la producción panadera.

No obstante, la casa muestra signos de un estilo de vida opulento, indicando que se trataba de la vivienda y, probablemente el negocio, de una persona de cierto estatus. Esto se muestra, en concreto, en la decoración y amueblado de la parte antigua de la residencia, donde se han encontrado frescos, cuadros, y objetos de mármol. 

La planta destinada a la molienda y la producción del pan, incluyendo los habitáculos y los establos de los animales que se requerían para llevar a cabo este trabajo, no tenían acceso ni vistas directas a las vías principales de la ciudad.

Pompeya Regio IX Horno

Pompeya Regio IX Horno

Restos del horno situado en la parte más nueva de la casa, donde también se ubican habitáculos, un establo, un molino y otros espacios destinados a la producción panadera.

Parco archeologico di Pompei

No solo eso, sino que la comunicación entre la zona residencial y la productiva estaban también estaban limitadas: había pocas puertas que comunicaran ambos lados y algunas ventanas interiores estaban cerradas con rejas de hierro, evidenciando el fuerte contraste entre el estatus de los residentes de la casa y los trabajadores de la panadería. 

En otras palabras, el propietario controlaba la libertad de movimiento de los trabajadores, personas que los expertos que han trabajado en este proyecto catalogan como sirvientes e incluso esclavos, convirtiendo por tanto la parte más nueva de la casa en una "panadería-prisión". 

Artículo recomendado

Una romana concede la libertad a su esclava mediante un documento firmado

Libertos romanos, la vida después de la esclavitud

Leer artículo

TRABAJO SERVIL HUMANO Y ANIMAL

Arqueólogos e historiadores han podido estudiar el trabajo al que hombre y animal eran sometidos en los molinos y panaderías de la Antigua Roma, y más concretamente de Pompeya, donde ya se han ubicado 36 establecimientos dedicados a este fin. 

Apoyados por fuentes de la época, han considerado esta práctica como uno de los trabajos más agotadores y violentos de la esclavitud de la antigua época romana, junto con las canteras y las minas. Una pareja formada por un burro y un esclavo empujaban una piedra de molino de forma ininterrumpida durante el día y la noche. 

Además del propio trabajo físico al que se sometían haciendo girar el molino y añadiendo grano para después retirar la harina una vez este se había molido, los esclavos tenían la tarea de cuidar al animal y motivarlo a seguir trabajando,  supervisando todo el proceso.