Así se construyeron las pirámides

Hallan un gran canal del Nilo enterrado junto a las pirámides de Giza

Imágenes por satélite han revelado que bajo la meseta de Giza se encontraba un canal del Nilo que conectaba las pirámides en la época en la que fueron construidas.

Canal Giza 2 (Alex Boersma, PNAS)

Canal Giza 2 (Alex Boersma, PNAS)

Reconstrucción del aspecto que habría tenido Giza en la época que se construyeron las pirámides.

Alex Boersma, PNAS

En setiembre de 2022 se descubrió que, en el momento en que fueron construidas las pirámides de Giza, discurría junto a ellas un brazo del Nilo, hoy desaparecido. Ahora, un estudio realizado mediante imágenes por satélite ha desvelado que al lado mismo de las pirámides fluía otro canal de unos 100 kilómetros de largo y que sin duda jugó un papel crucial en las labores de construcción.

Canales desaparecidos

El canal se encuentra hoy sepultado bajo la arena del desierto y los campos circundantes, pero ha sido posible descubrirlo mediante tecnología por radar satelital, gracias a las ondas capaces de penetrar en el subsuelo. Este brazo del Nilo, al que han llamado Rama Ahramat (que en árabe significa “la vía de las pirámides"), discurría desde el oasis del Fayum en el sur hasta la meseta de Giza. También se han identificado numerosos canales menores que lo alimentaban.

Canal Giza 1 (NASA)

Canal Giza 1 (NASA)

Vista satelital de las pirámides de Giza.

NASA

La existencia de este canal se debía a las diferentes condiciones climáticas en Egipto hace miles de años. Hace unos 5.500 el clima de la región se volvió más seco, provocando que el curso del Nilo cambiase con el tiempo y aparecieran y desaparecieran nuevas ramificaciones del río. En la época que fueron construidas las pirámides de Giza, hace algo más de 4.500 años, por la meseta fluían al menos dos brazos o ramas.

La existencia de la llamada Rama Khufu (nombre egipcio del faraón Keops) fue descubierta en 2022 gracias a análisis de polen, que señalaban que en la época de las pirámides la meseta de Giza tenía vegetación abundante, algo solamente posible con la presencia de uno o más ramales del Nilo. El canal descubierto ahora demuestra que había al menos dos brazos del Nilo que fluían junto a las pirámides.

Para saber más

Vista de las tres pirámides de Gizeh. De derecha a izquierda, la de Keops, la de Kefrén y la más pequeña, la de Micerino.

Las pirámides de Giza se construyeron más fácilmente gracias a este canal

Leer artículo

Una autopista acuática

El descubrimiento de este canal aporta información muy valiosa acerca de la construcción de las pirámides de Giza, comenzando por la propia elección del lugar: puesto que el agua fluía justo al lado de ellas, es de suponer que los faraones Keops, Kefrén y Micerino decidieron construir sus tumbas aquí precisamente por la presencia del canal: las barcas que llevaban los bloques de piedra podían dejarlos literalmente a los pies de la obra, facilitando enormemente el trabajo.

“Si hay pirámides por todas partes en esta área específica, debió de haber en el pasado cuerpos de agua que facilitaran el transporte de rocas y un gran número de trabajadores a estos lugares”, explica la doctora Eman Ghoneim, directora del laboratorio de teledetección espacial de la Universidad de Carolina en North Wilmington. Aunque el clima ya había empezado a cambiar por aquel entonces, el Nilo todavía bajaba con la fuerza suficiente como para alimentar estos canales: los estudios de polen demuestran que en esta zona había vegetación al menos hasta la dinastía IV, cuando las pirámides de Giza fueron erigidas.

Canal Giza 3 (Eman Ghoneim)

Canal Giza 3 (Eman Ghoneim)

Vista orográfica de la zona de las pirámides.

Eman Ghoneim

Anteriores estudios habían revelado la existencia de un muelle cercano a las pirámides, un dato confirmado por papiros que muestran a los trabajadores trayendo bloques de piedra caliza usando barcas. Hader Sheisha, autora del estudio que en 2022 reveló la existencia del canal de Khufu, afirma que “sería muy difícil, si no imposible, construir las pirámides sin el canal y sin que este tuviera un buen nivel, que permite espacio suficiente para que entren barcas capaces de llevar bloques de piedra tan pesados”.