Descubrimientos espectaculares

Hallan espadas y otros tesoros de la Edad del Bronce en Alemania

Diversas excavaciones llevadas a cabo por equipos de arqueólogos voluntarios han sacado a la luz magníficos hallazgos en el estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, en Alemania. Siete espadas de bronce, miles de monedas y joyas han sido presentadas a la prensa por el arqueólogo estatal Detlef Jantzen y la ministra de Cultura Bettina Martin.

Algunas de las espadas de bronce encontradas por los arqueólogos estaban en perfecto estado de conservación.

Algunas de las espadas de bronce encontradas por los arqueólogos estaban en perfecto estado de conservación.

Algunas de las espadas de bronce encontradas por los arqueólogos estaban en perfecto estado de conservación.

Ministerio de Cultura de Mecklemburgo-Pomerania Occidental
El arqueólogo Detlef Jantzen y la ministra de Cultura, Bettina Martin, presentan los hallazgos a la prensa.

El arqueólogo Detlef Jantzen y la ministra de Cultura, Bettina Martin, presentan los hallazgos a la prensa.

El arqueólogo Detlef Jantzen y la ministra de Cultura, Bettina Martin, presentan los hallazgos a la prensa.

Ministerio de Cultura de Mecklemburgo-Pomerania Occidental

Cerca de la localidad de Mirow, en el distrito de los Lagos de Mecklemburgo, en el estado alemán de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, varios equipos de arqueólogos voluntarios han realizado espectaculares descubrimientos. Uno de ellos lo conforman siete espadas de bronce datadas hacia el año 1000 a.C., algunas de las cuales estaban ricamente decoradas. Además de estas armas, los arqueólogos también han localizado un magnífico tesoro compuesto por joyas y un relicario que los investigadores han datado en el siglo XI, así como 6.000 monedas de plata.

En el caso de las espadas, según el arqueólogo estatal Detlef Jantzen es posible que constituyeran algún tipo de ofrenda o formaran parte de un ajuar funerario. Algunas de ellas se encuentran en buen estado de conservación, pero otras han aparecido fragmentadas como consecuencia de los trabajos agrícolas que se estaban llevando a cabo justo en lugar donde fueron localizadas.

Los investigadores creen que varias de estas espadas fueron forjadas en los países nórdicos, y en su superficie se grabaron escenas de barcos y representaciones del Sol. "Es un tipo muy especial de espada que no se encuentra en esta zona, sino que es importado. Probablemente llegarían desde el estuario del Meno o la región del Rin Medio", ha manifestado Jantzen.

Artículo recomendado

La sierra de hierro encontrada en Hattusa mide veinte centímetros de longitud.

Descubren una sierra de hierro de 2.500 años de antigüedad en Hattusa

Leer artículo

Un increíble tesoro

No es extraño, sin embargo, que aparezcan armas en esta región. Aquí tuvo lugar en en 1250 a.C. la batalla del valle del Tollense, un enfrentamiento sin precedentes en el que se empleó todo tipo de armamento, como hachas de bronce, garrotes de madera, arcos y flechas, lanzas y posiblemente cuchillos y espadas. Así, aunque no es excepcional que se produzcan aquí este tipo de hallazgos, hasta ahora nunca se habían descubierto tantas espadas de la Edad del Bronce en un mismo lugar.

En esta región tuvo lugar la batalla del valle del Tollense, un enfrentamiento sin precedentes datado en 1250 a.C. en el que se emplearon todo tipo de armas.

En el mismo distrito de los Lagos, los arqueólogos han llevado a cabo otro inusual descubrimiento: un conjunto de recipientes cerámicos, de unos 900 años de antigüedad, en los que se ocultaron alrededor de 1.700 monedas, collares (uno de ellos de perlas formado con cuentas de oro, cristal y cornalina), anillos y otros objetos en forma de cruz que los investigadores han interpretado como una clara evidencia de la presencia del cristianismo en una región de Europa donde todavía se practicaban otro tipo de ritos y creencias.

Artículo recomendado

Detalle de los aros de bronce encontrados por un detectorista aficionado.

Descubren un tesoro de la Edad del Bronce en Suiza

Leer artículo

Aunque este descubrimiento no ha sido el último. Todavía ha habido otro importante hallazgo en este estado alemán, esta vez en la isla de Rügen, en el mar Báltico. Aquí los arqueólogos encontraron 6.000 monedas de plata enterradas dentro de un recipiente de arcilla. Aunque el valor del dinero podía variar de un lugar a otro, algunas de ellas procedían del oeste de Alemania y otras de Inglaterra, Dinamarca, Bohemia y Hungría. Los arqueólogos creen que con esta cantidad de dinero su propietario podría haber comprado numerosos caballos y bueyes, e incluso esclavos. "El precio era relativamente el mismo", ha declarado Detlef Jantzen.

Uno de los recipientes de barro en cuyo interior se encontraron monedas junto a algunas de las joyas descubiertas. 

Uno de los recipientes de barro en cuyo interior se encontraron monedas junto a algunas de las joyas descubiertas. 

Uno de los recipientes de barro en cuyo interior se encontraron monedas junto a algunas de las joyas descubiertas. 

Ministerio de Cultura de Mecklemburgo-Pomerania Occidental

Este último hallazgo, según los investigadores, demostraría los vínculos comerciales que se habían desarrollado en aquella época, ademas de constituir el mayor tesoro de monedas de plata hallado hasta la fecha en Alemania.