Temazcal azteca

Hallan el baño de vapor más antiguo de Tenochtitlán

Arqueólogos del INAH han anunciado el descubrimiento de un temazcal (una casa de baños azteca) y otras estructuras arquitectónicas en pleno centro de Ciudad de México, en el antiguo barrio azteca de Temazcaltitlán. Pero los restos no serán conservados.

Este temazcal aparece representado en el Mapa de Sigüenza, un documento del siglo XVI.

Foto. INAH

En enero de este año, los arqueólogos del Instituto de Antropología e Historia de México (INAH) anunciaron el descubrimiento en octubre de 2019, en el barrio de la Merced, en pleno centro de Ciudad de México, la antigua Tenochtitlán, de los restos de un temazcal, una casa de baños azteca. Se trata del edificio de este tipo más antiguo (data aproximadamente de 1320) y grande descubierto hasta la fecha.

Un baño histórico

Este temazcal en concreto es importante porque aparece representado en el Mapa de Sigüenza, un documento del siglo XVI que se conserva en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia de la capital mexicana. El mapa traza la historia de la migración azteca desde la mítica Aztlán a su nuevo destino, Tenochtitlán. Como ha explicado el arqueólogo Víctor Esperón Calleja, director del departamento de Salvamento Arqueológico del INAH y autor del descubrimiento, "los hallazgos que hemos detectado concuerdan con los mapas que se elaboraron en los siglos XVI y XVII, por ejemplo el de Sigüenza. Ahí está representado Temazcatitlan, justamente al norte del Gran Canal". Así, gracias a este hallazgo, los arqueólogos han podido ubicar el barrio de Temazcaltitán, uno de los más antiguos de la capital azteca.

El temazcal descubierto concuerda con el representado en el Mapa de Sigüenza, del siglo XVI. Ahí está representado el barrio de Temazcatitlan, justamente al norte del Gran Canal, que gracias al hallazgo ha podido ser ubicado por los arqueólogos.

Un temazcal, una casa y una curtiduría

El temazcal mide cinco metros de largo por tres de ancho y fue construido con bloques de tierra, fragmentos de piedra de tezontle y recubierto con estuco. En la parte central se encontró una tina de agua, posiblemente utilizada para el baño de vapor. De hecho, estos edificios tenían un acusado carácter religioso y ceremonial, y uno de sus principales usos era como lugar de preparación para el parto, tal como afirman algunos cronistas como Fernando Alvarado Tezozómoc en su Crónica mexicáyotl o Fray Bernardino de Sahagún en su Histoiria general de las cosas de Nueva España.

Estos edificios tenían un acusado carácter religioso y ceremonial, y uno de sus principales usos era como lugar de preparación para el parto, tal como afirman algunos cronistas de la época.

Cerca del temazcal, los arqueólogos también han descubierto los restos de una curtiduría y de una casa noble indígena. Al parecer, esta última construcción sobrevivió a la conquista y estuvo habitada hasta el primer tercio del siglo XVII. "Los hallazgos nos indican que, en el siglo XVI, esta zona estaba más poblada de lo que se creía. Debido a que el área era de chinampas [una especie de balsas cubiertas con tierra sobre las que se cultivaba], se pensaba que había pocas casas, pero en esta propiedad tenemos evidencia de los pilotes de maderas y piedras que sirvieron para la cimentación de los muros de dichas viviendas", explica Esperón.

Para saber más

136 Aztecas 2

La vida en Tenochtitlán

El día a día de los nobles aztecas

Cada mañana, tras lavarse y desayunar, los nobles de la hermosa Tenochtitlán se dirigían al trabajo en el centro de la ciudad. Te explicamos cómo era una jornada normal en la vida de la nobleza azteca.

Leer artículo

Estudio de los restos

Pero desafortunadamente este importante hallazgo no va a ser conservado. Sobre los restos está prevista la próxima construcción de un edificio de apartamentos. Así, los arqueólogos deberán hacer un registro gráfico y fotográfico del hallazgo, así como tomar muestras para su estudio posterior. El temazcal y las estructuras adjuntas aparecieron en un terreno en el que estaba prevista la construcción de viviendas. A ello se añade que, según Salvador Pulido Méndez, de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, los vestigios descubiertos son muy parciales y difíciles de preservar, y el hecho de estar integrados a restos de construcciones virreinales aumenta aún más las dificultades de conservación.

Para saber más

tenochtitlan5

Historia

Vestigios de la antigua Tenochtitlán en el centro de la Ciudad de México

El principal templo dedicado a Ehécatl y el principal campo de juego de pelota estuvieron en funcionamiento desde 1481 hasta 1519, cuando llegaron los conquistadores españoles

Leer artículo

Compártelo