Calcula tu viaje hace 2.000 años

Un "Google maps" del Imperio romano

Dos profesores de la Universidad de Stanford han creado Orbis, un atlas multimedia del antiguo Imperio romano que permite calcular las distancias entre diversas poblaciones, y saber el tiempo que tardaríamos en llegar si pudiéramos trasladarnos miles de años atrás.

Muchas calzadas romanas han persistido hasta nuestros días

foto: iStock

Walter Scheidel, profesor de Cultura Clásica, y Elijah Meeks, especialista en Humanidades, dos profesores de la Universidad de Stanford, se plantearon crear una plataforma que recrease fielmente el modo en que los antiguos romanos percibían el tiempo y las distancias, y calcular al detalle, como si de un Google maps de la antigüedad se tratara, cómo sería un viaje de la época.

Orbis, que es como han llamado a este atlas multimedia, está ambientado en el año 200 de nuestra era, el momento en que el poder de Roma se hallaba en su máximo apogeo y el Imperio había alcanzado su mayor extensión territorial, que abarcaba tres continentes. La plataforma, que recrea digitalmente y de forma interactiva el sistema de transporte romano, contiene los datos de 751 lugares, casi todos ciudades y villas, pero también 268 puertos, los principales ríos navegables y numerosas rutas marítimas. Las vías que recorrían el Imperio en esa época abarcaban 85.000 kilómetros, un total de seis millones de kilómetros cuadrados.

Para saber más

Constantinpla

Historia

El mapa de Peutinger: así era el mundo a finales del Imperio romano

En Viena se conserva un mapa de siete metros que representa el mundo a finales del Imperio romano

Leer artículo

A viajar por el Imperio

Así, el usuario que quiera realizar la simulación de un trayecto como si viviera en la antigua Roma sólo tiene que acceder a Orbis, poner un origen y un destino y pulsar "calcular ruta". El programa ofrece el camino más corto y la duración del viaje. Además, el usuario puede elegir estación del año para tener en cuenta la meteorología y escoger diferentes opciones para viajar por carretera (a pie, marcha militar, a caballo, en carro...), y también puede viajar en barco tanto por mar como por río. Más opciones son elegir el camino más corto, el más rápido, e incluso el más barato.

El usuario de Orbis puede poner un origen y un destino y el programa le ofrece el camino más corto y la duración del viaje

También se puede escoger la cantidad de bienes que se quieren transportar. Para calcular los precios de estos productos, los autores de Orbis se basaron el edicto sobre precios máximos del emperador Diocleciano, promulgado en el año 301 d.C., y que da información sobre el coste de la mayoría de bienes del Imperio romano.

El enorme imperio Romano se extendía por todo el Mediterráneo

El enorme imperio Romano se extendía por todo el Mediterráneo

foto: iStock

Inspiración en el metro de Londres

Walter Scheidel se inspiró para crear Orbis en un mapa interactivo del metro de Londres. En él, en lugar de la distancia a recorrer, se representaba el tiempo real del trayecto. Un poco después, Elijah Meeks se incorporó al proyecto. Ambos añadieron a su plataforma asimismo datos de latitud y longitud del Proyecto Pleiades, un diccionario geográfico online de lugares antiguos, y también incorporaron las redes de vías del Atlas Barringtonde Grecia y Roma.

Así que, si nos apetece convertirnos en romanos por un rato, este verano hacemos las maletas y buscamos un trayecto que nos convenga entre dos rincones del Imperio. ¿Qué tal de Tarraco a Corduba? El camino más corto son 1.442 kilómetros y sólo nos llevará 14 días... También podemos optar por ir a la capital del Imperio, pero mejor por tierra si nos marea viajar en barco (en esa época no eran como los grandes transatlánticos actuales). Aunque si decidimos ir a pie, posiblemente no lleguemos allí hasta la celebración de las Saturnales...

Para saber más

Los obreros del Partenón

Historia de Grecia

Partenón, el gran templo de Atenea

Tras la destrucción de la Acrópolis por los persas en 480 a.C., Pericles proyectó la construcción en la colina sagrada de un majestuoso templo a mayor gloria de Atenea

Leer artículo

Compártelo