La vida en el Neolítico

Encuentran restos de un desconocido ritual neolítico en una cueva de Cádiz

En la gaditana cueva de La Dehesilla los arqueólogos han localizado una serie de elementos que parecen indicar la existencia de un antiguo ritual funerario llevado a cabo hace miles de años y del que no se tenía constancia hasta el momento. En él un cabrito fue sacrificado y una mujer decapitada.

Los cráneos de un hombre y una mujer descubiertos en La Dehesilla.

Los cráneos de un hombre y una mujer descubiertos en La Dehesilla. © 2020 García-Rivero et al.

Un grupo de investigadores ha realizado un descubrimiento sorprendente en la cueva de La Dehesilla: dos cráneos humanos acompañados de restos de animales, además de materiales y estructuras que sugieren la realización en el Neolítico Medio de un ritual funerario desconocido hasta la fecha. El estudio se ha publicado en la revista PLOS ONE.

Localización de la cueva de La Dehesilla.

Localización de la cueva de La Dehesilla.

© 2020 García-Rivero et al.

Un contexto extraordinario

El hallazgo ha sido bautizado como Locus 2, y está compuesto por un cráneo masculino y otro femenino que datan aproximadamente de 4.500 a.C.. A su lado se encontró el esqueleto de un cabrito y junto a los huesos había parte de un muro de piedra con una estela así como los restos de un hogar, fragmentos de cerámica, herramientas de piedra y algunas plantas carbonizadas. Sobre la singularidad de este hallazgo, Daniel García Rivero, profesor de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, que participa en el estudio explica que "en los contextos exclusivamente funerarios datados por radiocarbono entre aproximadamente 4800 y 4500 a.C., en fechas calibradas, apenas se conocen estructuras de piedra, y en ningún caso de la entidad y singularidad de las halladas ahora. Por eso es afortunado contar con este contexto arqueológico excepcional e intacto que nos permite profundizar más en las creencias y ritos de las poblaciones neolíticas". El escaso registro funerario de ese período conocido en la península ibérica muestra fundamentalmente inhumaciones individuales, siendo muy poco usuales los enterramientos secundarios y extraordinario el tipo de contexto ahora descubierto en Cádiz. Las inhumaciones suelen aparecer en áreas de hábitat, con restos de cerámicas y conchas, y restos de hogares, aunque sin estructuras de piedra como las que aquí se han descubierto.

Estructuras arqueológicas de Locus 2 vistas desde el norte.

Estructuras arqueológicas de Locus 2 vistas desde el norte.

© 2020 García-Rivero et al.

Junto a los huesos había parte de un muro de piedra con una estela y los restos de un hogar, además de fragmentos de cerámica, herramientas de piedra y algunas plantas carbonizadas.

Hay diversas teorías para explicar la falta de hallazgos como el de La Dehesilla en el Neolítico Medio, en contraste con el Antiguo y el Final. Por ejemplo, el notable descenso demográfico que tuvo lugar en este período. "Otra hipótesis es que las propias creencias y tradiciones rituales hubiesen evolucionado a lo largo del tiempo y del espacio durante el período general que llamamos Neolítico. De hecho, nuestro estudio sugiere que podría existir alguna diferencia en los ritos de este momento entre diversas regiones peninsulares. Además, parece que la costumbre específica del tratamiento diferencial de cráneos humanos es más común entre las primeras poblaciones campesinas y ganaderas, del Neolítico antiguo. Aún no sabemos si las poblaciones de ambos períodos tienen relación filogenética directa entre sí, o si eran de orígenes distintos, cuestión fascinante que aborda ahora nuestro equipo de trabajo", ha señalado García Rivero.

¿Sacrificios rituales?

Pero ¿en qué consistió ese ritual? Según el estudio, el cabrito fue sacrificado y los cráneos humanos presentaban señales de traumas, siendo el femenino el que muestra particularidades más interesantes. La mujer, de entre 24 y 40 años, al parecer fue decapitada. "Presenta una depresión en el lado izquierdo del hueso frontal que, según sus características, corresponde a una trepanación incompleta, que no llegó a traspasar todo el hueso, y con indicios de remodelación ósea, es decir, practicada en vida años antes de su muerte. Además, presenta dos marcas de corte en la región occipital. Estas no cuentan con recuperación ósea, de forma que el organismo ya no estaba vivo, pero se llevaron a cabo poco tiempo después de su muerte, antes de la pérdida de los tejidos musculares. No puede descartarse que la propia muerte de la mujer se realizase previamente mediante un sacrificio ritual, acompañando en el depósito al Cráneo 2, de un varón de mayor edad, como de hecho sabemos con todas garantías que ocurrió con el caprino (oveja o cabra) lactante que reposaba junto con ellos", afirma el estudio.

Lesiones y marcas de corte en el cráneo femenino de La Dehesilla.

Lesiones y marcas de corte en el cráneo femenino de La Dehesilla.

© 2020 García-Rivero et al.
Huesos de cabrito descubiertos en cueva de La Dehesilla.

Huesos de cabrito descubiertos en cueva de La Dehesilla.

© 2020 García-Rivero et al.

No puede descartarse que la propia muerte de la mujer se realizase previamente mediante un sacrificio ritual, acompañando en el depósito al Cráneo 2, de un varón de mayor edad, dice el estudio.

El cráneo del hombre, de mayor edad, no presenta esos signos, pero no se descarta que también fuese sacrificado ritualmente. Aunque tal vez su muerte fue natural y la mujer y el cabrito fueran sacrificados para acompañarlo en su destino. En cualquier caso, "el conjunto indica algún tipo de trato social singular e intencionado por parte de la comunidad a través de la promulgación de una deposición especial con un fuerte componente ritual. En esta línea, el depósito puede indicar algún tipo de reconocimiento honorífico, relacionado con líderes sociales, quizá grandes figuras o guías religiosos". De este modo, el sacrificio tanto humano como animal puede haber formado parte de "ritos propiciatorios y divinos, tal vez relacionados con festividades conmemorativas de naturalezas cosmogónica y probablemente estacional", concluye el estudio.

Para saber más

Göbekli Tepe: el templo más antiguo del mundo y el nacimiento de la religión

Göbekli Tepe: el templo más antiguo del mundo y el nacimiento de la religión

Leer artículo

Compártelo