Un arma de origen misterioso

Encuentran en Polonia una rara espada de posible origen vikingo

Unos trabajos arqueológicos en el Parque Paisajístico Wdecki, en Polonia, han derivado en el descubrimiento fortuito de una langsax, un tipo de espada usada entre los siglos VIII y X, que según sus descubridores podría tener un origen vikingo.

Langsax encontrada en Polonia

Foto: Mateusz Sosnowski

Estaban buscando un campo de batalla de 1091, pero estos arqueólogos acabaron encontrando algo inesperado: una espada del siglo VIII, de un tipo llamado langsax y posible forja vikinga. El hallazgo fortuito se ha producido en el Parque Paisajístico Wdecki, un área natural protegida de Polonia, y no se han encontrado otros elementos que permitan darle un contexto.

El arma mide 90 cm, de los cuales 80 corresponden a la hoja, y para ser precisos no se trata exactamente de una espada sino de un cuchillo inusualmente grande -la palabra langsax significa, literalmente, “cuchillo largo”. Mateusz Sosnowski, uno de los arqueólogos que ha participado en el hallazgo, explica que “es un arma de un tamaño impresionante para un cuchillo largo, que podía fácilmente equipararse a las espadas de doble filo de esa época”.

El arqueólogo Mateusz Sosnowski muestra la langsax encontrada

El arqueólogo Mateusz Sosnowski muestra la langsax encontrada

Foto: Mateusz Sosnowski

Un examen inicial de la langsax ha permitido comprobar que se encuentra casi intacta, excepto por la punta de la hoja, parcialmente doblada. Sosnowski ha explicado que la intención es realizar pruebas metalográficas -el estudio de la microestructura de las aleaciones metálicas- detalladas que “permitan adquirir conocimientos adicionales sobre este ejemplar único de arma”. El doctor Piotr Pranke, del Departamento de Historia de Escandinavia y Europa Central y Oriental de la Universidad Nicolaus Copernicus de Toruń, sugiere que la langsax data del siglo VIII y que podría ser de forja vikinga, lo que aumentaría su rareza, ya que este tipo de arma era propia de los pueblos germánicos y en particular de los sajones.

La langsax data del siglo VIII y podría ser de forja vikinga, lo que aumentaría su rareza.

Su teoría se basa en que en 2015 se encontró un arma muy similar en el oeste de Noruega. Sin embargo su contexto resulta más confuso, puesto no se han encontrado otras piezas en los alrededores que puedan aportar pistas sobre cómo llegó allí o en qué situación quedó abandonada en el bosque. Los arqueólogos que la encontraron estaban buscando el lugar de una batalla combatida en 1091 durante las campañas del Ducado de Polonia para apoderarse de la región de Pomerania, pero no creen que el hallazgo tenga ninguna relación con ese conflicto.

Para saber más

Halladas una espada y un hacha de la Edad del Bronce en la República Checa

Halladas una espada y un hacha de la Edad del Bronce en la República Checa

Leer artículo

  • ¿Te gusta la historia? ¿Eres un amante de la fotografía? ¿Quieres estar al día de los últimos avances científicos? ¿Te encanta viajar? ¡Apúntate gratis a nuestras newsletter National Geographic!